Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/10/28 19:12

La comida también está presente en ArtBo

Uno de los espacios más novedosos de la feria está a cargo de Jaime Cerón y su proyecto ‘Comer entre palabras’, que ofrece a los visitante la posibilidad de deleitarse con seis propuestas gastronómicas diferentes.

El restaurante Amano ofrece un cannelloni de naranja como un postre diferente para los comensales. Foto: Jaime Cerón.

Una buena comida tiene el poder de transportar a cualquier persona. Un plato conocido pero preparado por alguien especial, o el encuentro con nuevos sabores, es una experiencia que en esencia siempre se puede disfrutar. El curador de arte Jaime Cerón parte de esta premisa para su propuesta en la nueva edición de ArtBo: ‘Comer entre palabras’.

Seis chefs de restaurantes reconocidos en la gastronomía bogotana: Central Cevichería, Amano, Gordo, Julia, Josephine y el chef Miguel Ángel Abadía, del laboratorio de cocina del Pacífico, hacen parte de este proyecto que invita a los comensales a entender la dimensión y riqueza cultural de lo que comen. Y la estética que involucra cada preparación.

“El objetivo –dice Cerón- es explorar la relación menos convencional entre la comida y la estética. A partir de nuevas preparaciones de platos convencionales queremos que los visitantes de la feria entiendan que comer es un ejercicio estético, pues sensibiliza nuestros sentidos. Es un menú nuevo solo para la feria”.

El curador, Jaime Cerón disfrutando de uno de los platos de su propuesta para ArtBo: ‘Comer entre palabras‘. Fotografía: Jaime Cerón.

Uno de los platos favoritos por los asistentes a ArtBo ha sido el Ceviche andino, que prepara el chef Wilson Álvarez, de Central Cevichería, generalmente relacionado con los sabores de la costa colombiana. Sin embargo, en su versión para la feria de arte se elabora con trucha arcoíris, papas de Ventaquemada, pesto de cilantro cimarrón, migas de arepa santandereana, aguacate, cilantro y tomates. La idea era realizarlo en una versión andina, que en palabras de Cerón, “evoque más cercanía con la montaña”.

Julia prepara una pizza de chocolate para generar sorpresa en los comensales. Gordo le apuesta a un plato de muslos de pollo rebozados en salsa agria. Josephine juega con los distintos sabores del chocolate belga, que es de base amarga, pero puede mezclarse con avellanas para producir una sensación más dulce y también generar un sabor picante.

Abadía, del laboratorio experimental de cocina del Pacífico, deconstruye una empanada, es decir la abre para que pueda verse el relleno –que generalmente siempre está cubierto- y tiñe la masa crocante con tinta de calamar –como un tributo a la sazón de la mujer negra-. La empanada está hecha de yuca, vinagre de guayaba, hierbas provenientes de la región del Pacífico.

La zona de restaurantes, diseñada por Yomaira Arquitectos y Tangrama, es nueva y ofrece un espacio propicio para el diálogo entre comensales y chefs, a partir de los platos. Los asistentes podrán disfrutar de este menú hasta el próximo domingo, fecha de culminación de ArtBo 2016.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.