Miércoles, 17 de diciembre de 2014

| 2013/08/10 02:00

Arte sin espacio

La tradicional Galería Santa Fe, que se encontraba en el Planetario Distrital, se quedó sin sede. El proyecto para reubicarla era una de las metas del Plan de Desarrollo de la Bogotá Humana. ¿En qué momento dejó de ser una prioridad?

Cristina Lleras, gerente de Artes Plásticas y Visuales del Instituto Distrital de las Artes (Idartes), está a cargo de manejar la Galería Santa Fe. Atrás, la plaza de La Concordia.

Desde 1980 la Galería Santa Fe ha sido uno de los espacios de exhibición de arte contemporáneo de mayor vitalidad en Bogotá. En su sede, ubicada en el Planetario Distrital, nacieron políticas de gestión en artes plásticas que hoy siguen vigentes, como el premio Luis Caballero, que con una bolsa de más de 150 millones de pesos es considerado el más importante del país. 


La galería, un espacio público a cargo del Distrito, fue desalojada del Planetario cuando fue remodelado en 2011. Una de las metas del Plan de Desarrollo  Bogotá Humana era que su sede definitiva, con más de 1.000 metros, quedara en la plaza de Mercado Distrital La Concordia, en la localidad de La Candelaria. Esta iniciativa pretende reactivar una zona recientemente rehabilitada y muy turística situada en el cruce de varias universidades,  en pleno sector cultural. 


No obstante, nada de esto ha ocurrido. Desde que salió del Planetario, la Santa Fe tiene una sede temporal en una casa en el barrio Teusaquillo. Si bien se trata de una construcción patrimonial en la que la galería continúa con su activa agenda, este no es el espacio idóneo para exhibiciones de arte contemporáneo.


Por ejemplo, la VII versión del premio Luis Caballero está disgregada por la ciudad: siete de los ocho artistas en competencia expondrán simultáneamente en varios lugares adecuados para tal fin. Solo uno de ellos lo hará en la sede temporal de la galería, a la que muchos llaman despectivamente ‘la casa con cuarticos’.


Este mes, Cristina Lleras, gerente de Artes Plásticas y Visuales del Instituto Distrital de las Artes (Idartes), presentó a la comunidad artística los planos de la nueva galería, pero hacen falta más de la mitad de los 8.000 millones de pesos que cuesta la obra general de la plaza de La Concordia.


Además,  se necesita que distintas instancias distritales se pongan de acuerdo para darle luz verde a la iniciativa: la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, la Secretaría de Desarrollo Económico, el Instituto para la Economía Social (Ipes), la Defensoría del Espacio Público, el IDU, el Instituto de Patrimonio Cultural y la Alcaldía de La Candelaria entre otros. 


Aunque los recursos están asignados y el proyecto para la sede definitiva está listo, falta que la Alcaldía  tenga la voluntad política para integrar esas instancias distritales y empezar a trabajar. Clarisa Ruiz, secretaria de Cultura, Recreación y Deporte del Distrito, es optimista y le dijo a SEMANA: “Yo siempre he sacado mis proyectos adelante, pero además este está en el plan de desarrollo Bogotá Humana. No es mío, es un decreto, un acuerdo del Concejo de Bogotá y tiene la fuerza de una ley”.

 

Por lo pronto, el portal Esferapública.org y la gerencia de Idartes, el ente encargado de administrar la Santa Fe, promovieron un diálogo con algunos artistas colombianos. Unos sostienen que le corresponde a la administración distrital y no al medio artístico sacar adelante a la Santa Fe.


“¿Si funcionarios como la secretaria de Cultura, Recreación y Deporte del Distrito, Clarisa Ruiz, o la gerente de Artes Plásticas de Idartes, Cristina Lleras, no logran ser interlocutoras para hablar con entidades que deben participar en la financiación de la nueva sede, entonces quién puede hacerlo? No creo que al medio artístico se le deba pedir lo que no le corresponde”, le dijo a SEMANA Ricardo Arcos-Palma, crítico de arte y docente de la Universidad Nacional.


Por su parte, los funcionarios consideran que es hora de que la ciudadanía y el gremio se pronuncien. “La ciudad y la Alcaldía deben saber por qué es importante el proyecto cultural. Debe haber seguimiento por parte de la comunidad artística, que la sociedad haga su exigencia y que el tema no se caiga. El gremio del arte es un sector que debería hacerse sentir”, le dijo Cristina Lleras a SEMANA.


Jorge Pulecio, director del Ipes, quien tiene a su cargo los recursos para administrar y mantener 19 plazas de mercado en Bogotá, le dijo a SEMANA que los 800 millones de pesos que tenía este año para la plaza de La Concordia fueron destinados a otras necesidades, pues los permisos para ejecutar la obra no estuvieron listos. Y existe el riesgo de que los 1.000 millones de pesos asignados para el año entrante corran la misma suerte porque los permisos y licencias dependen de la Secretaría de Planeación y no de ellos.


“El desarrollo económico sin cultura no se concibe”, le dijo a SEMANA Carlos Simancas, secretario de Desarrollo Económico de Bogotá, “pero indudablemente, por la naturaleza del proyecto, quienes tienen que pedalear la cosa y ponerse al frente son la Secretaría de Cultura e Idartes”.


La realidad es que el proyecto no depende solo de esas entidades. Recuperar la plaza de La Concordia es un asunto integral que no se da por partes. Si no hay una coordinación, la ciudad se quedará sin uno de los proyectos culturales que con más entusiasmo se esperaban de la Alcaldía de la Bogotá Humana. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×