Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2010/08/21 00:00

Arte, historia y video

Doscientos años de vanguardias, tendencias y rupturas en las artes visuales colombianas se podrán revivir en una videoexposición que estrena esta semana el Museo de Arte Moderno de Bogotá.

Seis videoartistas cuentan, en su propio lenguaje audiovisual, la historia del arte colombiano en una videoexposición.

La idea original de Gloria Zea, directora del Museo de Arte Moderno de Bogotá, fue reunir en un solo espacio y con motivo del Bicentenario las piezas más representativas de la historia del arte colombiano. Por tratarse de un periodo de doscientos años la tarea pintaba titánica. Aun asi, Gloria Zea contactó al curador Eduardo Serrano para que comenzara a esbozar lo que sería la muestra. “Me puse a pensar qué cambios rotundos ha habido en estos doscientos años –recuerda Serrano–. De ahí surgió la idea de dividir el contenido en seis capítulos o periodos. Redacté entonces el texto, planteé los lineamientos. Cuando me di cuenta, eran como 1.000 obras de más de 700 artistas. Ahí me di cuenta de que eso no cabía en el museo”.

Frente a esta dificultad surgió la alternativa del video. “Nos preguntamos por qué no mirar el arte de estos doscientos años con la tecnología de ahora. Esto sería además un aporte museológico, una innovación”. El video como lenguaje para contar la historia del arte colombiano tenía otro punto a favor que, además, satisfacía uno de los anhelos de Zea: hacer algo que perdurara en el tiempo, que pudiera ser después una herramienta pedagógica. Este formato, para Serrano, tiene también “la ventaja de que se presta para la animación, es fácil animar los cuadros, los personajes. Es posible incluir entrevistas, no solo está el cuadro sino el artista y el crítico hablando de su obra, eso aclara la comprensión. Se presta para que sea presentado simultáneamente en muchas partes. No es una exposición pasiva, al mismo tiempo que están los cuadros está el contexto en el que fueron pintados”.

Los periodos en los que primero se pensó en dividir la exposición se convirtieron entonces en seis piezas de video que se encargaron a reconocidos realizadores y videoartistas. “Eduardo dividió el periodo en seis etapas. Seis etapas en las que culminan y comienzan ciclos”, explica Zea. Los encargados de los videos contaron con total libertad en cuanto al tratamiento audiovisual, aun cuando el guión de cada pieza corrió por cuenta de Serrano. Después de más de un año de trabajo, que incluyó escarbar archivos de todo tipo y entrevistas a artistas vivos, finalmente estuvieron listos seis videos –uno de ellos, el del periodo de 1810 a 1870, en animación– que reconstruyen, bajo una factura notable, doscientos años de arte en Colombia. Además de la realización –que hace de cada pieza de video una obra por sí misma–, se destaca el trabajo de investigación que permitió incluir audios, imágenes y filmaciones poco divulgadas hasta ahora.

Así, es posible ver, por ejemplo, una reconstrucción digital del pabellón de las artes del Parque de la Independencia, sede de la exposición del Centenario, a la crítica de arte Marta Traba hablando sobre conceptos del arte moderno y al maestro Luis Alberto Acuña recordando los orígenes del movimiento Bachué, conformado por artistas colombianos residentes en París a comienzos de siglo XX.

Para su exhibición, el museo se transformó en un multiplex. Seis de sus salas se convirtieron en cinemas después de una ardua lucha contra la luz que abunda en el edificio. En ellas, a partir del 21 de agosto y por dos meses, los visitantes podrán apreciar los videos, que serán presentados en forma continua y simultánea. Luego, y gracias a un convenio con el Ministerio de Educación, las piezas de video quedarán disponibles para ser utilizadas por docentes de todo el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.