Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1994/12/19 00:00

Así te quiero mi amor

Así te quiero mi amor

Así te quiero mi amor
Sólida, intensa y auténtica esta película de la directora Damell Martin, en el mejor estilo de Spike Lee.
El tema de los barrios latinos y negros en las grandes ciudades estadounidenses, con toda su problemática social, económica y cultural, ha sido materia aprovechable de jóvenes directores. Y no con poco éxito. Basta nombrar a Spike Lee, con sus películas Haz lo correcto y Fiebre de selva; y a John Singleton, con Los dueños de la calle (Boys in the Hood), quienes han logrado suficientes elogios de la crítica con su minuciosa exploración cultural de los grupos marginados de la sociedad estadounidense.

Bajo la orientaci6n de la directora Darnell Martin y la actuación de Lauren Velez, Jon Seda y Rita Moreno, Así te quiero mi amor sigue el mismo corte de sus antecesoras. Martin fué, precisamente, discípula de Spike Lee y con esta película retribuye las enseñanzas de su maestro. Y lo hace con una historia extractada de su infancia, transcurrida en el Bronx de Nueva York. Como buena discípula de Lee, Martin parte de una historia de amor para describir la vida y la lucha por la supervivencia de los barrios pobres neoyorquinos, que suelen ser los barrios de latinos y de negros.

Honesta en el relato, conservando la fidelidad de los personajes y de los escenarios a la realidad, la película explora las dificultades de una pareja latina que vive al día, intentando sostener los frágiles límites que los separan de la delincuencia. En esta pugna matrimonial y social -guiada por la historia de un amor a punto de acabarse- sobresalen los hijos como factor definitivo de la trama, como víctimas de la situación pero al mismo tiempo como soportes de la lucha por no desfallecer en el intento de una vida mejor.

La sensación de claustrofobia de algunas secuencias, los planos cerrados y la ventilación de problemas íntimos en las calles típicos de Spike Lee, son aprovechados por Martin para seguirle los pasos, tal vez demasiado iguales a los de su maestro, pero en todo caso intensos y bien logrados.

El resultado es una película sólida, con muchos más argumentos para su venta que los de la simple banda sonora y la aparición como actor del cantante de salsa Jerry Rivera.-

Ahora con Redford
CON EL ESTRENO EN ESTADOS UNIDOS de su película Frankenstein, el director Kennneth Branagh se ha puesto de moda. Incluso no tanto por él solo, sino por conformar con su esposa Emma Thompson una de las parejas mas cotizadas en la actualidad.

Mientras Branagh goza de una enorme demanda por sus servicios como director, Emma Thompson no se puede quejar. Dentro de poco aparecerá en la comedia Junior, al lado de Arnold Schwarzenegger. Y mientras tanto ha aceptado hacer pareja con Robert Redford en la película An American President, que dirigirá próximamente el realizador de Algunos hombres buenos, Rob Reiner.-

El especialista
Sharon Stone y Silvester Stallone confirman ser dos de los actores más caros y más malos de Hollywood.

SHARON STONE puede ser muy sensual y Silvester Stallone muy musculoso. Los dos pueden cobrar sueldos millonarios y ocasionar ganancias igualmente substanciosas. Pero como actores dan lástima. Y no sólo su actuación sino sus películas.

El más reciente ejemplo es El especialista, con la dirección del peruano Luis Llosa. En aras de crear un toque atractivo a los aburridos enlatados de Stallone, esta vez los productores decidieron alternarlo con la lujuriosa Sharon Stone, la de Bajos Instintos, en esta película sobre un sicario experto en bombas (Stallone) y la atractiva y misteriosa mujer que lo contrata.

Además de ser una apología del delito aún mayor que la que reclaman a Oliver Stone por Asesinos por naturaleza, el tema, los personajes y la trama en general van desbaratándose desde el inicio de la cinta hasta caer en el ridículo. Incluso James Woods, quien suele fajarse buenos papeles secundarios, aparece en una interpretación exagerada, postiza, que intenta parecerse al perseguidor de El fugitivo, pero se queda sólo en las intenciones.

El filme puede ser tan malo, y los protagonistas tan pobres, que es probable que ni siquiera los fanáticos de Stallone y Stone salgan satisfechos del teatro.-

FREE WILLY
MUCHOS RECUERDAN todavía el escándalo que se armó luego del estreno de la película ecológica Liberen a Willy, la historia de una ballena en cautiverio y su amistad con un niño que logra liberarla. El hecho fué que las asociaciones ecologistas descubrieron que la ballena orca utilizada para la filmación sufría en la vida real los mismos maltratos denunciados en la película. La discusión llegó a tal punto que el cantante Michael Jackson, quien precisamente canta el tema del filme, decidió rescatarla. Con el ánimo de volver a sumar puntos como defensor del medio ambiente, Jackson adoptó a la ballena. Y para mantenerla, ha mandado construir un gigantesco estanque en su residencia de Neverland. Otra excentricidad de una estrella que no se niega a retirarse del ojo de la tormenta.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.