Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2014 6:00:00 PM

“Este es el tamaño ideal del festival”

Para Ana Marta de Pizarro, directora del Festival Iberoamericano, la pasada edición fue un éxito y dejó valiosas lecciones para el futuro.

Durante dos semanas, los ciudadanos y turistas disfrutaron de espectáculos de alto nivel artístico y técnico. Con un total de 663 funciones, el público asistió a teatro, danza, circo, cabaret, eventos callejeros y académicos; propuestas tradicionales y de vanguardia.

Luego de 16 días de intensa actividad cultura, la ciudad retornó a su cotidianeidad. Para Pizarro, la decimocuarta edición del Iberoamericano fue un éxito y dejó lecciones valiosas para el futuro: el acierto del país invitado, la curaduría de las obras y el tamaño del festival.

(Vea: Desfile Inaugural del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá).

Como país invitado, Brasil trajo una selección de artistas y obras que representaron su diversidad cultural. “Queríamos acercar al público a la cultura brasilera más allá del futbol y la samba”, dijo Pizarro. “Para eso trajimos una obra homenaje a Luis Gonzagao (Rey del Baio) y a un grupo de jóvenes dramaturgos que empiezan a tener gran influencia en el teatro de Brasil”.

El proceso de selección de las obras es complejo y extenuante. “La curaduría fue un acierto. No fue una selección para expertos o neófitos, trajimos obras y eventos para todos”, dijo Pizarro.

Con propuestas de cinco continentes, 26 países invitados, un total de 104 compañías -60 colombianas y 44 extranjeras-, 3.650 artistas y 29 salas, los organizadores dicen haber encontrado el tamaño ideal del festival. Para Pizarro, la edición pasada fue muy grande, lo que generó algunos inconvenientes. “Queremos mantener la alta calidad, no estamos interesados en ser el festival más grande del mundo. El tamaño de esta edición es el ideal para el festival”.

Un total de 2.235.000 espectadores -340.000 en salas y 1.895.000 en eventos callejeros- asistieron a los diversos eventos. Si bien la cifra es menor a la de la edición pasada (2.569.388), la ocupación en salas incrementó en 12 puntos y llegó a un 82 %.

“Este año tuvimos salas pequeñas como la del R101, Casa Ensamble y la Libélula Dorada, que tienen una reducida capacidad de público”, dijo la directora del festival. “Por eso la disminución, pero no nos preocupa. Este año el número de funciones agotadas fue alto”.

Para la próxima edición en el 2016, el festival tiene algunos objetivos claros, entre ellos, recuperar la plaza de toros La Santamaría para la ciudad. “Lamentablemente, la alcaldía nos negó el permiso para una obra especialmente pensada para ese espacio”, dijo Pizarro. La versión de ‘Bodas de Sangre’, del coreano Lee Younn-Taek, tuvo que ser programada en el Coliseo Cubierto El Campín, lo que afectó algunos pasajes que requerían el uso de pólvora y fuego.

Retomar Ciudad Teatro, ampliar la oferta de espectáculos infantiles y recuperar la ceremonia de clausura, que por falta de presupuesto fue cancelada, también quedaron en la lista de tareas a cumplir para la próxima edición.

El teatro colombiano y su público


Según Pizarro, el teatro colombiano atraviesa una especie de primavera liderada por un grupo de jóvenes dramaturgos y directores que viven en Bogotá y cuyas propuestas se caracterizan por una gran diversidad.

La recepción de estas obras fue positiva. Las funciones en espacios como el R101 y Casa Ensamble se vendieron por completo y las obras presentadas en espacios no-convencionales generaron gran interés en el público. El ‘Encuentro con Directores’, dedicado a la primavera teatral en Colombia, fue un espacio de reflexión importante para la escena teatral de la ciudad.

Si bien estas no son las únicas propuestas del teatro colombiano, sí han generado un interés particular en la organización del festival. Este año se presentaron tres obras coproducidas por el Iberoamericano –‘Voz’ de Víctor Quesada, ‘Los Incontados: un tríptico’ de Mapa Teatro y ‘Morir de Amor’ de la Maldita Vanidad-, las cuales fueron escogidas a través de convocatoria abierta y sus funciones fueron un éxito.

Con la XIV edición del festival en el pasado, Pizarro piensa en el 2016. “En el momento, tengo 15 invitaciones de agrupaciones internacionales bastante interesantes”. Sobre su escritorio tiene un DVD del Circo Éloise y su obra ‘Circópolis’, un show de circo basado en la película Metrópolis del director de cine alemán Fritz Lang.

Dentro de poco inicia su recorrido por festivales donde selecciona obras que presenta al comité artístico del festival. “Es un proceso extenuante pero que hago con pasión. Cuando asisto a festivales pienso en lo que el público quiere ver. El público bogotano es exigente, pero muy agradecido”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.