Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/07/30 00:00

“Nunca descarto una idea por más loca que parezca” Baz Luhrmann

Los que lo conocen dicen que Baz Luhrmann es la persona más creativa que existe. De ello dan fe sus películas, como ‘Moulin Rouge’, y la primera serie que produce y dirige, ‘The Get Down’.

Baz Luhrmann. Foto: A.P.

El 12 de agosto Netflix lanzará su nueva producción, The Get Down, una historia sobre los orígenes del hip hop a finales de los años setenta. Y solo alguien como Baz Luhrmann podría narrar semejante fenómeno que combina arte, moda y música. Su hoja de vida lo dice todo: dirigió películas donde esa trilogía está presente, como Romeo y Julieta (1996), Moulin Rouge (2001) y El gran Gatsby (2013). Ahora, a sus 53 años, cambia de formato. SEMANA habló con él en el set de grabación de The Get Down en Nueva York.

SEMANA: Usted es reconocido como uno de los directores más creativos de la industria. ¿Por qué?

BAZ LUHRMANN: Soy consciente de tener una estética particular para contar historias y, de hecho, nunca pensé que mis rarezas serían un referente para otros directores. Cuando era pequeño no había nada más fascinante para mí que faltar a clases y quedarme en la estación de gasolina que tenía mi papá mirando a las personas. Desde allí, me imaginaba la historia personal de cada uno de ellos.

SEMANA: Su creatividad va ligada a la música, a la moda y al color, y eso parece saturar a la crítica…

B.L.: La creatividad implica tomar riesgos, las dos van de la mano. En mi trabajo nunca descarto una idea por más loca que parezca, siempre busco la manera de llevar a la práctica mis locuras. Y le enseño eso a la gente con la que trabajo: a reemplazar la palabra “no” por “qué tal si…”.

SEMANA: Pronto estará disponible en Netflix ‘The Get Down’, la primera serie que usted dirige y produce. ¿Por qué migró hacia la televisión?

B.L.: Para mí Netflix no es televisión porque es una plataforma donde los contenidos son a la carta y no hay horarios. Migré hacia un escenario que se ajusta a las necesidades de las generaciones actuales y a la democratización de contenidos de excelente calidad.

SEMANA: ‘Moulin Rouge’ y ‘Romeo y Julieta’ son musicales como esta serie. ¿Por qué reincide?

B.L.: Este es un drama musical distinto. Acá no hay glamur, ni ostentación. Sus protagonistas son seres marginales que le dieron vida al hip hop. Todo transcurre en una Nueva York en crisis, con una criminalidad rampante y donde mandaba la música disco. Nadie se había preocupado por contar la historia de unos adolescentes que a nadie le importaban, pero que inventaron un género que revolucionó el arte urbano, la moda y, obvio, la música.

SEMANA: ¿Por qué no hacerlo en una película?

B.L.: Pensé que podría ser una película épica, pero era una irresponsabilidad contar el surgimiento de semejante fenómeno musical y artístico en 120 minutos, casi lo mismo que duró el piloto de la serie.

SEMANA: ¿Por qué siempre la música en sus trabajos?

B.L.: Mi mamá era maestra de baile y eso marcó tanto a mis hermanos como a mí. Amo la música y, de hecho, creo que soy mejor añadiéndole música a las películas que haciendo películas. La música es también texto, hace parte de la historia y eso es algo que la gente generalmente olvida. Sin ella, para mí, la obra queda coja.

SEMANA: ¿Y por qué tanto color?

B.L.: Soy un convencido de que el lenguaje visual es mucho más poderoso que las palabras. Y el color es su base. Además, cuando uno quiere narrar una historia donde hay música, el color tiene que estar involucrado porque la música es color hecho notas.

SEMANA: ¿A cuál de sus películas compararía con ‘The Get Down’ y por qué?

B.L.: En casi todas mis películas confluyen hechos históricos con ficción, y The Get Down no es distinta. Gatsby, por ejemplo, es un examen del pasado por medio de una pieza literaria. Lo mismo Romeo y Julieta. No sé si podría comparar una de ellas con la serie, sino más bien identificar una constante: todas son mitológicas y realistas al tiempo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.