Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/1/1999 12:00:00 AM

BARRIO

Cruda historia de tres jóvenes que viven en un suburbio de una gran ciudad en España.

Eloy Yebra, Críspulo Cabezas) son tres niños de 15 años que viven en un barrio en las
afueras de una gran ciudad española. Nunca se sabe de cuál ciudad se trata pero el dato parece irrelevante si
se tiene en cuenta que la mayor parte de la historia transcurre en ese vecindario, donde predominan los
problemas, la inseguridad y la pobreza.
Los protagonistas, como muchos de su edad, se enfrentan a las inquietudes que nacen ante la cercana
posibilidad de estar con mujeres. Desde fotografías de modelos y mujeres de cartón hasta las imágenes de
los noticieros, que muestran los centenares de turistas que exhiben su cuerpo sin ningún pudor en las playas
españolas, incitan a Javi, Manu y Rai a que el sexo sea su tema predilecto.
El ingenuo debate entre ellos sobre la forma adecuada para llevar a las mujeres a la cama, en apariencia,
puede ser el centro de la historia. Pero detrás de esa obsesión la historia explora los temores, los sueños,
el futuro incierto de los menores y los problemas que tiene cada una de sus familias en medio de la
drogadicción y la prostitución. Los tres quieren salir del barrio, aunque sea para ir a las playas que tanto han
visto por televisión, pero no es tan fácil.
La cinta del director Fernando León de Aranoa cobija una realidad que puede estar presente en muchos
lugares del mundo. Barrio puede transcurrir en España, o en Colombia. Guardando proporciones, el escenario
tiene muchas similitudes con el de la película La vendedora de rosas, de Víctor Gaviria. Si bien es cierto que
no hay tanta violencia ni el lenguaje de los personajes es tan agresivo como en la película colombiana, en
Barrio robar y vivir del dinero fácil se presenta como una alternativa para los jóvenes en medio de un mundo que
no les ofrece mayores posibilidades. Las calles también se convierten en una opción para lograr sus sueños
aunque vivan en el permanente conflicto sobre lo que pueda estar bien o lo que pueda estar mal.
Ganadora de tres premios Goya en 1998 y nominada a mejor película en el Festival de San Sebastián en el
mismo año, Barrio no sólo explora la amistad de los tres jóvenes y sus posiciones ante la vida sino que
también condensa una realidad que está cerca de todos, hasta en los países más civilizados, aunque muy
pocos lo adviertan.


Inocencia robada
Alice Marano (Claire Danes) y Darlene Davis (Kate Beckinsale), dos mujeres que comparten una gran amistad
desde que eran niñas, deciden hacer un viaje para celebrar el grado de la preparatoria. Alice considera que
Tailandia es el lugar perfecto para el viaje y no Hawai, como se lo hacen creer a sus padres. Desde ese
instante todo empieza a salir mal. Luego de conocer Nick Parks (Daniel Lapaine) las vacaciones toman otro
rumbo.
Allí la historia se parte en dos repentinamente para dar paso al drama que las mujeres deben padecer en una
prisión en Bangkok tras ser acusadas de tráfico de heroína. No se sabe si son o no culpables. Pero hay que
advertir que la prioridad del director Jonathan Kaplan, el mismo de Acusados, no es profundizar en el
sufrimiento de quienes viven en prisión, justa o injustamente, sino plantear hasta dónde puede llegar la
amistad en situaciones tan extremas.
Por ello no se debe comparar el drama de Alice y Darlene dentro de la prisión con historias que han
explorado la rutina, el tedio y las injusticias de las cárceles y que se han convertido en importantes referentes
en el tema como Alas de libertad, Sueños de fuga, Expreso de medianoche o En el nombre del padre.
Tampoco se debe esperar un revelador panorama de lo que puede sucederles a las 'mulas' en ese país
asiático. Es una historia que gira alrededor de la complejidad de las relaciones humanas. En una situación en
la que cada protagonista ya no sabe si puede confiar en la otra, las dos dependen de lo que pueda hacer
por ellas Hank Greene (Bill Pullman), un abogado que busca sacarlas del lugar. Inocencia robada pone en
tela de juicio los límites que separan a la verdadera amistad de la traición.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.