Jueves, 18 de diciembre de 2014

| 1995/07/31 00:00

BATMAN ETERNAMENTE

De la serie iniciada por Tim Burton en 1989, esta película es la mejor de todas.

BATMAN ETERNAMENTE

DIRECCION: JOEL SCHUMACHER
PROTAGONISTAS: VAL KILMER,
TOMMY LEE JONES, JIM CARREY, NlCOLE KIDMAN Y CHRIS O DONNELL
A PESAR DE LA EStruendosa taquilla y la magistral caracterización de Jack Nicholson como El Guasón, el consenso de la crítica en general fue que Batman, de la mano del director Tim Burton, había resultado más bien aburrida, débil en la representación del superhéroe y demasiado oscura en su iluminación. Los espectadores habían acudido más por curiosidad que por la calidad de la cinta. La segunda, realizada por el mismo director en 1992 con el título de Batman vuelve, fue peor. Burton conservó los mismos elementos de la anterior, pero los malos de ocasión, caracterizados por Danny de Vito, como El pinguino, y Michelle Pfeiffer, como Gatúbela, no lograron ni siquiera aproximarse a la fuerza de El Guasón. Así, la serie perdió el único atractivo que la había salvado en un comienzo: un villano que irradiara la energía que Batman, protagonizado en las dos oportunidades por Michael Keaton, para colmo no había alcanzado.
Todos estos errores hicieron tal vez desistir a Burton de un tercer intento. La Warner Brothers, productora de los dos proyectos, guardaba sin embargo, la esperanza de salir adelante en una tercera entrega sobre las aventuras del hombre murciélago que Bob Kane hizo famoso en sus tiras cómicas en los años 30. Por casualidad o por premeditación, esta vez la productora no contaba ni con el director ni con el protagonista. Sin Burton y sin Keaton, para la tercera película tocaba empezar prácticamente de cero. El director escogido fue Joel Schumacher, quien aceptó el proyecto cuando rodaba su película El cliente. El nuevo Batman sería Val Kilmer, el actor que cautivó a miles de fanáticos por su interpretación de Jim Morrison en la cinta de Oliver Stone, The Doors.
Schumacher no tuvo rodeos y su idea inicial fue reproducir en pantalla gigante, con la tecnología actual, aquel Batman de las tiras cómicas y de la televisión que había quedado guardado en la mente del público. Por eso, después de amplio debate, los productores decidieron incluir en la película la leyenda del joven maravilla. Con Robin a bordo, lo demás estaba ya definido. El famoso Acertijo como villano y una infaltable doncella, para cuyo papel fue escogida Nicole Kidman.
Así nació Batman eternamente, sin duda la mejor película de la serie. La atmósfera lúgubre y aplastante de Ciudad Gótica continúa intacta, pero esta vez la iluminación deja percibir los detalles del ambiente. Lo mismo sucede con Batman, a quien se le ve más en pantalla y hace gala de toda la pompa que lo caracteriza. En cuanto a sus enemigos, el libreto esencial era para Tommy Lee Jones, en el papel de Dos Caras, pero el show se lo robó Jim Carrey, en el papel de El acertijo. Con una magnífica expresión gestual y coreográfica, este villano se ganó los aplausos en reemplazo de Robin Williams, a quien los productores habían tenido en cuenta inicialmente para este papel.
En Batman eternamente, el humor va mezclado con un dilema sicológico que Schumacher manejó con acierto: la dualidad de los protagonistas. Todos poseen dos personalidades que los atormentan y que han nacido de traumas del pasado. En medio de este planteamiento se desarrolla el conflicto, el típico de las aventuras del hombre murciélago: los malhechores intentando apoderarse de Ciudad Gótica y Batman defendiendo los intereses de la urbe y los suyos propios.
La cinta está hecha para los fanáticos del superhéroe y todo está dispuesto para pasar un buen rato. Y de paso, la aparición de Robin (Chris O'Donnell), no tan explícita como se había prometido, es sólo el pretexto que asegura una cuarta y definitiva parte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×