Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/31/2015 10:00:00 PM

Birdman

La nueva película del mexicano Alejandro González Iñárritu, nominada a nueve premios Oscar, es un ejercicio impactante sobre un actor que intenta recuperar el prestigio perdido por hacer películas de acción. ***½

Título original: Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance)
País: Estados Unidos
Año: 2014
Director: Alejandro González Iñárritu
Actores: Michael Keaton, Emma Stone, Edward Norton, Andrea Riseborough, Zach Galifianakis, Naomi Watts, y Amy Ryan

Birdman es una película tensa. Formalmente, el director González Iñárritu y el magistral fotógrafo Emmanuel Lubezki (Gravedad y El árbol de la vida) han creado una experiencia inmersiva que parece hecha en un solo plano, sin cortes ni disolvencias.

La decisión formal le da un color de desesperación creciente a lo que sucede, la cámara fluida que sube y baja obliga al espectador a sumergirse sin pausa en el torbellino de emociones de sus protagonistas.

Todo sucede en los dos agitados días previos al estreno de una obra de teatro, basada en un libro del escritor Raymond Carver, en la que Riggan Thomson (Michael Keaton), un actor que se hizo célebre una década atrás haciendo películas de acción, ha invertido tanto su prestigio como su dinero.

Estamos ante abismos emocionales y psicológicos no muy lejanos a las exageraciones de las telenovelas, como es usual en las películas de González Iñárritu. Hay amoríos, gente que oye voces, hombres en ropa interior, distancias entre padres e hijas, y sentimientos atragantados que se expresan desgarradamente, con aullidos o gritos.

Además, están los problemas de la producción: un actor accidentado que es reemplazado por un tipo genial, pero insoportable (Edward Norton).

El acompañamiento de este drama exaltado es una banda sonora compuesta casi exclusivamente por la percusión virtuosa del jazzista Antonio Sánchez (baterista de Pat Metheny) que hace que estos encontronazos de la gente parezcan inevitables: la vida no es más que golpes y más golpes, las pequeñas variaciones radican en que a veces se golpean tambores, a veces platillos.

Es una película pretenciosa, sí, porque es mucho lo que abarca y lo que pretende abarcar. Pero comparada con películas que pretenden poco y logran menos, es refrescante. Keaton aprovecha la oportunidad con una actuación gozosamente atormentada y expresiva y González Iñárritu tiene la sensibilidad de atemperarla al confrontarlo con la fragilidad de su hija (Emma Stone) que acaba de salir de una clínica de desintoxicación.

En el centro de todo hay preguntas sobre la fama y la relevancia en un mundo con un umbral de atención tan pequeño, pero también sobre el Arte Verdadero (sí, con mayúsculas) y la idea que González Iñárritu parece tener de él —al igual que directores como Lars von Trier y Darren Aronofsky— es algo hecho de sangre, sudor y lágrimas. “Nada de esto te costó nada”, le escupe Riggan a una crítica de teatro que lo desprecia por haber hecho películas populares.

Birdman, por el contrario, se esfuerza por mostrar lo que costó todo, como quien le deja la marquilla a una chaqueta para que el mundo sepa lo que tiene al frente. Hay poco silencio y poca introspección y pocos sentimientos matizados. Todo es grande e impresionante, pero así funciona bien.

A diferencia de otras películas de González Iñárritu, que se dispersaban en historias independientes, Birdman logra ser un espectáculo concentrado y poderoso, una bomba impactante, llena de sangre, sudor y lágrimas.


Cartelera **** Excelente  ***½ Muy buena   *** Buena   **½ Aceptable  ** Regular  * Mala


Annie *½
La adaptación de la tira cómica del siglo pasado es insoportablemente tierna y manipuladora.

Francotirador **
Chris Kyle, el francotirador que más gente mató en Irak, recibe una celebración patriotera en esta película dirigida por Clint Eastwood.

St. Vincent **

Ni siquiera la simpatía de Bill Murray puede darle vida a esta historia esquemática de un anciano gruñón que encuentra su salvación en un niño solitario.

Ouija **
Unos adolescentes juegan con la tabla de ouija y despiertan a unos espíritus malignos en esta película de terror genérica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.