Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/8/1993 12:00:00 AM

BLADE RUNNER

Blade Runner
La versión original de Ridley Scott: ¿es válido corregir una película después de estrenada?
CUANDO RIDLEY Scott estrenó Blade Runner en 1982, la _ crítica no dudó en calificarla como una de las mejores películas de ciencia ficción en la historia de Hollywood.
En corto tiempo, Blade Runner se convirtió en un clásico del género, por su escalofriante visión del futuro, pero también por su impecable manejo de la imágen, y la minuciosidad en los detalles del decorado, la iluminación y la ambientación en general. Cuando todo el mundo esperaba la acción y el suspenso ilimitados de su anterior éxito, Alien, Scott salió con una historia mas, dramática, premonitoria y sombría sobre el futuro hipotético de la humanidad.
A pesar de los elogios de la crítica y el público sobre Blade Runner, nadie supuso fue que al propio Scott no le hubiera gustado. La versión estrenada hace 10 años había sido alterada, según él, porque hubiera resultado muy agresiva si no se incluía una explicación adicional y un final esperanzador. Por tal motivo le adicionó una voz en off al personaje principal interpretado por Harrison Ford, y le agregó el final feliz que todos conocen.
Con todo y el éxito, el director británico decidió que ya era tiempo de presentar la versión original tal y como él la había concebido: sin atenuantes.
La versión, estrenada recientemente, conserva todos los detalles que fueron aplaudidos hace una década, pero el final feliz ha desaparecido, y ya no hay un narrador que explique los sucesos.
Independientemente de cuál versión es mejor, el problema está ahora en la validez que pueda tener un nuevo montaje de una misma película. Porque si ya creó el precedente, no tendría nada de raro que en cinco años el mismo Scott reconsidere el final de Thelma & Louise, y lo corte en el momento en que las dos amigas se ven cercadas por las autoridades, sin darles oportunidad a que se lancen al abismo.

Rambo ataca de nuevo
ACOSTUMBRADO A que sus peliculas rompan todos los records en la taquilla y conserven su reputación intacta, Silvester Stallone no ahorra esfuerzos en la realización de su próxima película.
Dirigido por Renny Harlin, el popular Rambo se encuentra en plena filmación de Cliffhanger, un largometraje que según los productores será la más espectacular película de acción que se haya visto hasta ahora.
Stallone está tan emocionado, que está dispuesto a poner de su sueldo (15 millones de dólares) los dos millones de dólares que cuesta llevar a cabo una de las escenas que hacen falta, y que consiste en que uno de los personajes salte de un avión a otro en pleno vuelo.
El presupuesto original, estimado en 45 millones de dólares, ya va en 73. Y lo más probable es que cuando la película llegue a su fin, los costos hayan superado la respetable suma de 82 millones de dólares.

Más dinero
El actor Damon Wayans le sigue los pasos a Eddy Murphy.

CON EL MISMO estilo humorístico de Eddy Murphy y Richard Pryor, el actor, guionista y productor Damon Wayans se está abriendo paso rápidamente en la comedia norteamericana.
Después de su actuación en El último boy scout, al lado de Bruce Willis, Wayans reaparece en la pantalla gigante en una película protagonizada y escrita por el mismo.
Dirigida por Peter Macdonald quien tiene a su haber Rambo III, Más dinero es la historia de dos hermanos dedicados a la estafa, y de las diversas situaciones en las que se ven envueltos por cuenta de sus delitos. El sentido del humor de Wayans se nota en cada minuto, con un objetivo muy específico: hacer reir a base de monerias y respuestas astutas.
Aunque en algunos pasajes alcanza cierto aire cómico, la verdad es que no es muy original. Tanto ha influido Eddy Murphy en el desarrollo de la comedia en los últimos años, que muchos actores nuevos se han convertido en simples imitadores.
Si se tiene en cuenta que la mas reciente realización de Murphy, Boomerang, ha sido una de las peores películas del popular actor de color, lo de Wayans es una voz de alarma sobre la crísis que afronta la comedia norteamericana, género que lleva ya varios años sin presentar una verdadera estrella.

BUENAS INTENCIONES
EL DIRECTOR sueco Billie August tiene casada una dura pelea con la Academia de Hollywood, a raíz de la inscripción de su película. Las mejores intenciones, en la categoría de Mejor Película Extrangera.
El filme de August fue rechazado porque, según las reglas de la Academia, ninguna película de otra lengua diferente de la inglesa puede participar en los premios Oscar si antes ha sido presentada en televisión.
Las mejores intenciones acaba de ser exhibida a manera de miniserie en los países escandinavos. August arguye que las dos versiones son diferentns y fueron realizadas al mismo tiempo, una paralela a la otra. La Academia todavía no se ha pronunciado, pero todo parece indicar que August no estará presente cuando se entregue el Oscar este año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.