Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1995/12/04 00:00

BOCCA NO SOLO ES EL JUNIORS

La visita a Bogotá del bailarín argentino Julio Bocca se constituye en uno de los más grandes eventos balletísticos de los últimos años.

BOCCA NO SOLO ES EL JUNIORS

LAS OPORTUNIDAdes que se ofrecen al público en Colombia de ver grandes estrellas del ballet clásico son escasas y en ocasiones lindan en los terrenos de la frustración. Fue el caso hace unos años de Alexander Godunov, que a la hora de la verdad apareció unos minutos en escena, pero bailar, lo que se dice bailar, no bailó.
Las cosas pintan ahora muy distintas con la noticia de la visita del Ballet Argentino de Julio Bocca las noches del 9 y 10 de diciembre en el teatro Colón de Bogotá. Es una noticia a todas luces extraordinaria esta que han dado a Bogotá Fanny Mikey y su grupo del Teatro Nacional. Se trata de uno de los más grandes bailarines de la segunda mitad de este siglo medalla de oro de Moscú en la competencia internacional de 1985 y estrella del American Ballet Theatre de Nueva York desde 1986, seleccionado por el propio Baryshnikov.
El caso de este joven bailarín argentino es francamente sorprendente. Todos parecen estar de acuerdo en que es una figura fuera de serie. Los dos críticos más respetados de Nueva York, Clive Barnes y Anna Kisselgolff no han ahorrado elogios, Barnes lo compara con el Nureyev de la mejor época y Kisselgolff no titubea en asegurar que se trata del bailarín clásico más apasionado de la actualidad. Lo importante de la visita de la compañía argentina de Bocca estriba en el hecho de que el artista atraviesa el momento estelar de su carrera y en el programa que se ofrece al público. Julio Bocca bailará el rol central de todas las coreografías: en primer lugar el acto III del Lago de los cisnes en la coreografía original de Marius Petipa que ofrece el archipopular Pas de deux del Cisne negro, quinta esencia del ballet clásico a cargo de Odile y el príncipe Sigfrido. Sigue con Tango, planteamiento coreográfico de Mollajoli y López, que contiene el pas de deux Piazzolla en concierto.
Cierra programa otro clásico del repertorio ruso imperial, Don Quijote. Se trata sencillamente del ballet que ha consagrado a Bocca como uno de los más grandes bailarines de la actualidad. La coreografía de Petipa es el mejor vehículo no solo para apreciar sus condiciones de extraordinario bailarín clásico sino también para deslumbrar por su técnica intachable, especialmente por la precisión de sus giros y su salto espectacular. El propio Mijail Baryshnikov se encargó de transmitir a Bocca los secretos técnicos e interpretativos del personaje de Basilio, que él a su vez recibió de maestros que están en la tradición rusa del siglo pasado. La Suite que se presentará en Bogotá incluye los grandes momentos de la coreografía original incluido el Grand pas de deux de Las Bodas de Kitri y Basilio.
Es de imaginar que Bogotá también salte cuando Bocca concluya su actuación en su ya legendaria serie de Jettée Manege que constituye una auténtica maravilla de la danza. Pues como bien ha anotado René Sirvin de Le Figaro, "Bocca es sin duda el bailarín más espectacular del mundo".

NOVEDADES
SCHUTZ: EASTER HISTORIA
KAMMERCHOR STTUTGART, MUSICA FIATA KOLN. BAROCKORCHESTER STTUTGART. FREDER BERNIUS. VIVARTE. SONY
EL INTERES que despierta esta grabación es doble. En primer lugar está la obra misma, que data de 1616, segundo trabajo litúrgico de Schutz luego de su célebre Salmo de David. Adicionalmente está la fidelidad de la interpretación, confiada a un 'ensamble' que encabeza Musica Fiata de Colonia y la orquesta barroca de Sttutgart con instrumentos originales de la época. La parte vocal y la dirección del conjunto son paradigmáticos de la fidelidad de interpretación de la música antigua. Sin embargo, se trata de una obra de apenas 39 minutos, cuando la duración normal de estos discos redondea los 70.

RACHMANINOV: LOS 4 CONCIERTOS PARA PIANO VLADIMIR ASHKENAZI, PIANO CONCERTGEBOUW ORCHESTRA. B. HAITINK - DECCA
EN TERMINOS absolutos no se trata de una novedad. Es una grabación de calidad soberbia, tanto en técnica de sonido como en interpretación, puesta ahora a circular en disco compacto. Dos discos, cada uno con dos conciertos, primero y tercero y segundo y cuarto. La dirección de Haitink no deja sombra de duda, particularmente en la inspirada manera como conduce el temible concierto tercero. La auténtica joya del álbum es la interpretación de Ashkenazy, en el complejo concierto cuarto, concretamente en el Largo, que es segundo movimiento: Ashkenazy tiene control, sonido mágico y capacidad de trascender más allá de la nota impresa.

OPERA FANTASIES ESTEFAN VLADAR, PIANO ENSEMBLE WIEN BERLIN SONY CLASSICAL.
ESTE DISCO es un divertimento, con momentos soberbios y otros un tanto dudosos. Lo soberbio está en la actuación de Stefan Vladar, el joven pianista austríaco, auténtica revelación de los últimos años. Su única actuación como solista es la cumbre de la grabación: la paráfrasis de Liszt sobre el cuarteto del Rigoletto verdiano. Vladar se remonta a las mejores cotas de virtuosismo y dramatismo interpretativo. Hay selecciones francamente innecesarias o al menos de escasísimo interés, como la Fantasía brillante sobre temas de Carmen de Bizet para flauta y piano de Francoise Borne o una pretenciosa Fantasía con temas del Anillo wagneriano, de Roland Horvath, para trompa y piano. Sin embargo, el aficionado a las transcripciones encuentra aquí una buena selección de novedades: La Favorita de Donizetti para oboe y piano, o Freischutz de Weber en clarinete y piano, para apenas dar dos ejemplos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.