Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1995/10/30 00:00

BUSCAR UN LUGAR COMUN

La reciente obra de Luis Luna plantea reemplazar las exigencias teóricas por exploraciones vivenciales.

BUSCAR UN LUGAR COMUN

ESTABLECER lenguajes, técnicas o temáticas predominantes en el arte en un momento como el actual es tarea, más que difícil, de imposible realización.
Hasta hace relativamente poco, de alguna manera se hacía reverencia al peso de los dogmas modernos, y de, esa forma se proclamaba, incluso con beligerancia, la muerte de la pintura, de la escultura o de los oficios tradicionales, como usanzas de un pasado que quedaría sepultado definitivamente ante la evidencia de una nueva visión y definición del arte, en la que jugarían un rol preponderante la conceptualización o los avances de la tecnología.
Hoy las expresiones que trabajan con esos apoyos (tecnología-concepto) se entienden con toda su validez como una más de las muchas búsquedas de la actividad artística contemporánea. La presión de los mitos intelectuales ha cedido y la 'verdad' impuesta por las metrópolis culturales ha sentido con eficacia las variables que le representan indagaciones que se cumplen por fuera de su circuito, a raíz de las cuales se ha revisado nuevamente el trasfondo humano y vital que por fuerza trabaja el arte.
En ese sentido han tomado otro rumbo los discursos de la identidad, que habían quedado signados o reducidos al exotismo. Muchas preocupaciones actuales abordan ese cuestionamiento y desde allí asisten a la construcción de otras interpretaciones que, muy posiblemente, se trenzarán con diferentes áreas del pensamiento en pro de la generación de nuevos paradigmas.
En parámetros como estos se inscribe la obra del pintor Luis Luna, quien en la actualidad expone en forma individual en el Museo de Arte Moderno de Bogotá la serie Amazonas, la cual realizó como producto de un viaje de exploración a la región, apoyado por una beca de creación de Colcultura.
En esta como en trabajos anteriores (La rula de la seda o Arizona), se desplazó por el territorio, con las posibilidades que éste ofrece a sus habitantes, con el fin de conocer y entender su realidad y de profundizar planteamientos que ha venido elaborando en torno de lo que se ha dado en llamar identidad. Según ha expresado, esta, como todo concepto cultural, no atiende a ninguna esencia o definición sino que es más bien producto de un proceso constante y continuo en el que intervienen factores muy diversos que imposibilitan su reducción a un signo o significado.
Sus obras, aun cuando indagan cuestiones del hombre y su contexto, lo hacen con abandono absoluto de clichés y atendiendo a preocupaciones básicamente humanas (del arte y del hombre). No intentan develar orígenes ni verdades, como tampoco dar respuesta a exigencias de la teorización. Luis Luna pertenece a ese grupo de creadores que, interesados en actuar lejos de maniqueísmos o arrogancias, luchan por conectar de nuevo el arte con la vida, de hacerlo comprensible desde el sentimiento, para que sea otra vez un campo en el que todos puedan entender en su humanidad un lugar común y en el que puedan comprender, en las instancias del espíritu, su que hacer cotidiano.

ITINERARIO
INSTITUTO COLOMBIANO DE CULTURA
BOGOTA
EN EL MES de la fotografía, la figura la constituye nuevamente el legendario Leo Matiz, por su importante trayectoria, por los aportes realizados a la historia de la fotografía en Colombia, por ser uno de los más representativos y conocidos fotógrafos del continente, por su destacada participación y premiación en el festival de Biarritz, que se lleva a cabo actualmente en París, y por la medalla con que el Instituto Colombiano de Cultura hizo en días pasados un reconocimiento a su vida y obra.

GALERIA SANTAFE
PLANETARIO DISTRITAL DE BOGOTA
Los 70 proyectos preseleccionados en el programa Arte para Bogotá, con el cual ha iniciado el Instituto Distrital de Cultura y Turismo la construcción de una ciudad estética y amable en la que sus habitantes puedan disfrutar cotidianamente la experiencia del arte.

GALERIA GARCÉS VELASQUEZ
BOGOTA
LA EXPOSICION 'Tridimensionales azules' de Rafael Echeverri, artista risaraldense de amplia trayectoria en la plástica colombiana, reconocido principalmente por trabajos de rigor geométrico en los que, sin más intervención que la sugerencia de un pliegue o de una sutil superposición, logra crear sensaciones volumétricas y tridimensionales.

GALERIA
ALFRED WILD
BOGOTA
PINTURAS DE LA artista estadounidense Lynne Golob Gelfman, a quien se ha señalado como una de las principales representantes del nuevo expresionismo americano.

LIBRERIA CENTRAL BOGOTA
MAPAS ANTIGUOS originales de Colombia, de la Nueva Granada y de Surámerica realizados en los siglos XVII, XVIII y XIX por algunos de los más conocidos cartógrafos del momento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.