Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1998/06/22 00:00

BUTTERFLY DE ORO PURO

BUTTERFLY DE ORO PURO

Cuando el crítico italiano Rodolfo Celleti escuchó en 1974 la grabación de Herbert von Karajan de Madama Butterfly de Puccini del sello Decca, la saludó como una grabación totalmente excepcional, y no solo hizo de lado su habitual escepticismo sino que se permitió acuñar frases que más tarde hicieron historia: "¡Los agudos de Pavarotti suben hasta las estrellas!".
Karajan contó con un equipo soberbio, encabezado por la Orquesta Filarmónica de Viena, el coro de la Opera del Estado de Viena y un equipo de solistas hoy en día irrepetible: la soprano Mirella Freni como Butterfly y Luciano Pavarotti como Pinkerton. Ambos en el apogeo de su carrera cantan a piaccere, están esplendorosos en la caracterización y se remontan a los agudos de manera magistral. Para los roles menos comprometidos está el concurso de monstruos sagrados como Christa Ludwig en Susuki, Robert Kerns como Sharpless y Michel Sénéchal cantando el Goro.
Ya en el formato del CD, sencillamente se corrobora lo que la Guía Penguin de la ópera dice de este clásico: "Excepcional en todo sentido: como interpretación y como grabación, finalmente cantada y dirección del mismo calibre".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.