Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/1988 12:00:00 AM

CABALLERO DE FINA ESTAMPA

En "Relatos de tierra fría", Enrique Caballero proyecta, a su manera, algunos episodios de la historia colombiana

CABALLERO DE FINA ESTAMPA CABALLERO DE FINA ESTAMPA
Ocho relatos de añejo sabor, de distraída lectura, fraguados en los moldes clásicos y rigurosamente tradicionales, de una prosa bruñida, conforman el libro de Enrique Caballero Escovar, "Relatos de tierra fría", publicado por El Ancora Editores. Se trata de narraciones breves, puntuales, descriptivasj de un autor que, siendo economista, ensayista, abogado, historiador"ganadero y dibujante, encuentra, muy probablemente en el ejercicio de la ficción, trabucada desde la historia, una expansión imaginativa que sus otras actividades limita.

Pero ¿quién nos habla desde estos relatos, que mezclan leyenda, historia y ficción? Pensamos que en el múltiple escritor, nos habla un caballero algo anacrónico, elegante y orgulloso, y nos habla una condición social y política. Su visión es el testimonio de una manera de entender la historia.
La nostalgia de una forma de vida señorial y a la vez liberal, impulsada por los vivos deleites de la imaginación, nos lleva a la fuente de su inspiración. En su prosa anecdótica se corren velos que ocultan la mirada de un intelectual cuya vocación de universalidad es del todo equiparable a la vocación renacentista. Retablos, viñetas, cuadros de costumbres, dibujan con sus narraciones las anécdotas de sus relatos engarzados en los esplendores y miserias de una época pasada. Un sentimiento de pérdida recorre sus páginas; ya sea en la tragedia--como en "Los Bomporti"--o en la ironía dramática --como en "Las malas compañías"--y es así como alude al mundo perdido en el torrente de la historia y en el que, por trágicas que sean sus narradas desventuras, reluce cierta nobleza, jamás perdida en la concepción de su mundo: "Los horrores de la guerra", "Amores y miserias". Es lo que puede llamarse relatos de caracteres.

En la construcción de los caracteres, con las historias que acarrean, es donde estos "Relatos de tierra fría" de Caballero Escovar resultan mejor favorecidos. Mucho más que en su estructura narrativa, que a nuestro juicio no sobrepasa el interés de la anécdota en su limitada esfera. Y es en la clausura de sus relatos en donde encontramos su mayor debilidad.
Ellos no concluyen con el remate vigoroso--o con la escena significativa--que uno le exige al cuento plenamente logrado. Estos, más bien, languidecen, se apagan, como si una súbita ráfaga de aire penetrara en el recinto y extinguiera la llama viva que nos hacía visible el cuadro y cuya visión nos parece ha quedado inconclusa. De ahí quizás cierta languidez que en el ánimo nos va dejando su lectura. Sin embargo, hay páginas memorables, bellas imágenes. En "Amores y miserias", que puede ser el mejor relato del volumen, y "Cuidado con don Alejandro", se revela el estilo consumado de un autor, que a la vez nos ofrece la perfecta concordanción entre una manera de sentir y una idea literaria.

Podía decirse que a los relatos de tierra caliente, como se ha denominado cierta prosa de Alvaro Mutis corresponde, en la región andina, estos "Relatos de tierra fría" de Enrique Caballero. Los emparenta la herencia barroca, su deliberado anacronismo, la voluntad de estilo, su heráldica sostenida y su desdén por la realidad cotidiana contemporánea. Lo diferencia la voz poética del narrador, en Mutis, que transporta metafóricamente su expresión a una atmósfera exhuberante y onírica, y el Caballero, la proyección de cierto episodios de la historia--pública privada--del país en hechos, tal como pudieron suceder, expuestos desde el fondo de una distante ironía. --

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com