Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/7/2012 12:00:00 AM

Caballo de guerra y Las aventuras de Tintín

Steven Spielberg estrena al mismo tiempo dos estupendas películas que prueban el mismo punto: que el cine está lejos de acabarse.

Título original: War Horse
Año de estreno: 2011
Guion: Lee Hall y Richard Curtis basado en la novela de Michael Morpurgo
Actores: Jeremy Irvine, Benedict Cumberbatch, Emily Watson?

Título original: The Adventures of Tintin
Año de estreno: 2011
Guion: Steven Moffat, Edgar Wright y Joe Cornish basado en los cómics de Hergé.
Actores: Jamie Bell, Andy Serkis y Daniel Craig?

El cine no se va a acabar: no van a reemplazarlo las estupendas series que aparecen todo el tiempo en los canales de cable ni va a desdibujarlo la tendencia creciente a ver largometrajes en la pequeñísima pantalla del computador. Nada va a reemplazarlo ni a desdibujarlo porque nada en este mundo se acerca a la experiencia de sentarse, en la reparadora oscuridad del teatro, frente a una película gigante. Comenzará a pasar, como suele ocurrir cada vez que se descubre alguna forma de narrar (sucedió, por ejemplo, cuando la televisión llegó al planeta), que los grandes maestros saldrán a defender aquel arte tan parecido a la magia ­­­­-el milagroso lenguaje cinematográfico­­­­- a punta de producciones que nos recuerden a todos que hay cosas que solo pueden suceder en las películas.

El director norteamericano Steven Spielberg, mitad artista consistente, mitad marca registrada, lleva cuarenta años haciendo lo que Alfred Hitchcock llamó alguna vez el cine puro. Sus personalísimas películas, de Tiburón (1975) a El imperio del sol (1987), de La lista de Schindler (1993) a Munich (2005), suelen perseguir a un personaje perdido dentro de sí mismo, un niño que huye: un hombre en fuga en un planeta en guerra hasta el momento en que recobra su propia humanidad. Pero, ya que son prodigiosos montajes de sonidos y de imágenes, en realidad tratan sobre el cine: sobre qué tan dispuestos estamos a dejarnos conmover por las astutas secuencias que tenemos enfrente.

Y, como si necesitáramos pruebas, Spielberg acaba de estrenar dos estupendas películas para toda la familia sobre humanidades recobradas: Las aventuras de Tintín y Caballo de guerra. La primera, un emocionante homenaje al cómic creado por Hergé, se vale de todos los trucos del cine para contar la historia de cómo ese misterioso reportero con cara de niño se llena de espíritu cuando se encuentra con el mundano capitán Haddock. La segunda, un conmovedor drama episódico que, como los clásicos de John Ford o David Lean, ocupa la pantalla como el lienzo que es, acompaña a un caballo valiente que de dueño en dueño consigue soportar los horrores de la Primera Guerra Mundial: que de dueño en dueño prueba el escalofriante absurdo de la guerra.

Esto que hace Steven Spielberg, con sus trucos, con sus excesos, con sus arbitrariedades (resulta incómodo, por ejemplo, que ciertos personajes de Caballo de guerra hablen en inglés), se llama cine: las dos historias que acaba de hacer para el público están llenas de momentos que solo podrían suceder en las películas. Tendrían que haber visto las caras de los espectadores de la función a la que fui cuando aquel caballo corría, entre las bombas y los gritos de muerte, de la trinchera inglesa a la trinchera alemana como si le diera lo mismo los unos o los otros. Tendrían que haberlos visto viendo estas dos películas de las de antes: tenían la infancia adentro.
 
Cartelera
 
Incendios

Un par de hermanos viajan al Medio Oriente en busca de sus raíces, y del pasado de su madre, en este drama contundente.
 
Misión imposible 4 

Quizás sea la mejor entrega de la serie protagonizada por Tom Cruise y creada a partir de la exitosa serie de televisión.

El gato con botas

Funciona siempre que parodia al cine del oeste. Hace reír a los adultos. Pero la verdad es que no tiene mucho sentido.

El escritor de telenovelas

Dago García presenta una valiente fábula autobiográfica que funciona mucho mejor como idea que como película.

Mamá tómate la sopa

El director de El embajador de la India vuelve al cine con una comedia sobre un hijo listo a deshacerse de su madre. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.