Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1984/09/17 00:00

CALOR Y CALOR

Gloria Uribe con una temática precisa expone próximamente en París

CALOR Y CALOR

En las últimas pinturas al acrílico sobre tela de Gloria Uribe (joven pintora que vive en París desde hace 10 años), encuentro ese mundo de valores matizados de luz y cromatismos de una dimensión figurativa, casi metafísica, de lo real maravilloso, que brota de su imaginación de artista en la búsqueda del alma de la pintura: el color.
A través de su experiencia anterior con la acuarela, el grabado y el acrílico, Gloria Uribe, en sus pinturas recientes, capta desde un ángulo muy personal la visión libre del paisaje reventado en color y luminosamente estallado en calor, de una resolana tranquila. Controlando la pincelada de acrílico a la manera de una miniatura china, en estos cuadros de 100 X 120 cm., la artista va jugando con una atmósfera reververante en contraposición de luz y color. El tiempo corta los espacios, dándole una identidad climática donde se personifica una imagen--sueño--realidad que va ordenando el resurgimiento de casas, patios, solares, caminos que van hacia el pueblo cercano, casuchas típicas de las afueras de las grandes ciudades y pueblos; pero es este clamor poético que deja florecer su pintura imaginativa lo que nos con mueve por su sinceridad plástica.
Gloria Uribe ha llegado a construir y filtrar su mundo pictórico liberando el color a cánones prácticos donde logra una composición ordenada por la emoción de lo tratado. Sus pinturas se han venido equilibrando en una temática bien precisa y van a ser expuestas en varias exposiciones colectivas en el otoño e invierno de este año, y en el 85 hará su primera gran exposición personal en la ciudad de Toulouse, Francia, donde está invitada por el Museo del Centro Aéreo Espacial.
Isaac Ortizar

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.