Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/11/06 22:00

‘Cambiando el Foco’ del tema de las drogas en los colegios

Antes del cambio de administración, la alcaldía de Petro entregó a todos los colegios de Bogotá una estrategia para cambiar la manera de tratar el tema de drogas desde los colegios.

El kit de “Cambiando el Foco” fue entregado oficialmente a orientadores, orientadoras y docentes durante el Encuentro distrital de orientadores, realizado el 4 y 5 de noviembre. Foto: Archivo particular

En la alcaldía Gustavo Petro se destacó no solo por sus polémicas propuestas en el tema de drogas, sino además por ir a la vanguardia en este campo.

‘Cambiando el Foco’ es el nombre de la herramienta metodológica diseñada e implementada durante 11 meses de trabajo interinstitucional entre la Secretaría Distrital de Educación y La Corporación Acción Técnica Social con las que los colegios de Bogotá asumirán el reto de la prevención en el consumo de sustancias psicoactivas, respondiendo a las particularidades de cada institución educativa.
 
El proyecto partió de la consulta y la construcción conjunta con más de 3.000 estudiantes de colegios públicos de Bogotá, más de 80 orientadores, 192 padres de familia y los técnicos de la estrategia RIO (Respuesta Integral de Orientación escolar).

Un grupo de expertos de la corporación ATS y de la Secretaria de Educación participaron en su realización, se trabajó en 103 jornadas académicas de 53 colegios de las 20 localidades de Bogotá. Entre otros datos, se evidenció que la edad promedio de inicio del consumo de sustancias legales como el alcohol eran los 12 años y de ilegales como la marihuana eran los 13 años.

Uno de los resultados es que se descubrió que el primer lugar de contacto con las sustancias es el hogar, debido —entre otras cosas— a que los padres hoy en día son muy jóvenes y consumidores habituales. Igualmente, el desconocimiento, la falta de información, el estigma, la falta de diálogo y el exceso de penalización y castigo se identificaron como las principales dificultades para abordar el consumo de sustancias de una manera adecuada.

“Al consultar a los estudiantes encontramos que el principal temor al ser descubiertos consumiendo drogas era la decepción por parte de sus padres, el estigma y que los manden a un centro de rehabilitación ‘donde se aprende a consumir más’”, señaló Felipe Cuervo, sociólogo de la Corporación ATS y encargado de la medición del impacto del proyecto piloto.

“Para sorpresa nuestra y de muchos docentes detectamos que el consumo no está necesariamente vinculado a jóvenes con problemas familiares como lo suponían antiguos estudios y que tampoco quienes son consumidores son personas que no rinden académicamente o conflictivas”, agregó Cuervo.

“¿Qué hubiera pasado si los estudiantes y profesores del colegio Marco Fidel Suarez hubieran conocido pautas mínimas de cómo reaccionar en caso de detectar un consumo inicial o crisis?”. Es la pregunta que se hace Julián Quintero, director de la Corporación ATS y coordinador del proyecto. Y se responde con lo siguiente: “Para eso creamos una cartilla especialmente enfocada en desarrollar capacidades para identificar y tratar esos primeros consumos, así como las situaciones de crisis que se presentan en los colegios y no vuelva a suceder estos hechos tan trágicos”.

Los resultados preliminares del piloto de la aplicación de la estrategia dieron –entre otros resultados– que los estudiantes aumentaron sus conocimientos sobre los riesgos y los daños de las drogas entre un 10 y 25 %, lo que podría revertirse en que ellos se abstengan de consumir o retarden su contacto con las sustancias a partir de información técnica y científica, y no de temores como se venía haciendo hasta ahora. “Esto ya marca una diferencia en la manera de conocer los peligros de las drogas”, asegura Quintero al respecto.
 
Qué contiene ‘el foco’

‘Cambiando el foco’ es una herramienta para que los docentes, orientadores y padres de familia puedan identificar las particularidades del problema y entre todos construyan soluciones acordes al contexto, la cultura y la seguridad de sus comunidades. ‘El foco’ contiene tres Guías: una para “El manejo del primer episodio”, otra para la identificación de CADS (Centro de Atención a la Drogadicción) acreditados e idóneos y una con elementos jurídicos sobre procedimientos en consumo y microtráfico.

También hay una ruta para el abordaje especializado en cada colegio, un escrito de caracterización de sustancias, tres documentales, tres videoclips y un video proceso, que los profesores podrán utilizar para hablar del tema en sus colegios y con la comunidad educativa.

“Uno de los principales problemas que encontramos en el diseño de la herramienta es que los profesores no saben de drogas, no tienen idea de que consumen los muchachos, tampoco su presentación, efectos, riesgos o daños. Por eso construimos una guía informativa para que los profesores no sean tomados fuera de base”, cuenta Julián Andrés Molina, Químico farmacéutico de la Corporación ATS y quien se encargó de la identificación y caracterización de las principales sustanciales legales o ilegales de uso indebido con las que experimentan los adolescentes en los colegios.
 
“Este es un foco que ilumina, atrae y da luces para que el sistema educativo se ponga las pilas y deje de ser el área más atrasada y resistente al cambio en la manera de abordar el consumo de drogas en los colegios. Nosotros no queremos meternos en los celosos territorios del sistema educativo, pero sí hemos construido en conjunto una herramienta para que puedan leer su contexto y actuar hasta donde el tamaño de sus temores y prevenciones se los permita. Con esta propuesta que llegará a más de 800 colegios continuamos con nuestra tarea de cambiar las políticas de drogas a todo nivel”, dijo Quintero, quien lleva más de 10 años estudiando el tema de las drogas desde un enfoque no represivo, sino educativo y de salud pública.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.