Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/8/2006 12:00:00 AM

Casino Royal

El esperado regreso de James Bond le da una nueva vida a un personaje que parecía a punto de pensionarse.

Título original: Casino Royal.
Año de estreno: 2006.
Dirección: Martin Campbell.
Actores: Daniel Craig, Eva Green, Mads Mikkelsen, Judi Dench, Jeffrey Wright, Giancarlo Giannini, Caterina Murino.

Era necesario cambiar, no cabe duda, ese tono de videojuego que había convertido las películas de James Bond en un chiste, pero no deja de ser triste que el divertido Pierce Brosnan, que encarnó al personaje en las cuatro producciones más recientes, se haya ido así, sin más, sin protagonizar al menos una última aventura. En fin. Ya no hay nada qué hacer. Y la verdad es que Daniel Craig, el nuevo Bond, consigue ponernos de su lado desde el principio de esta versión de Casino Royale, aunque el héroe que deba encarnar, el que Ian Fleming describió en el primer libro de la serie, sea un hombre frío, descarnado, que hasta ahora está aprendiendo a sonreír.
La muy seria Casino Royal hace por James Bond lo que la muy enfática Batman inicia hizo por el superhéroe que se disfraza de murciélago en las noches: redefine la historia, consigue asombrosas secuencias de acción, y convierte al agente 007 en un ser humano posible, atormentado, con recuerdos sin resolver, que no por nada emprenderá una carrera en la que las mujeres se reducirán a una diversión y poner en riesgo la vida será un verdadero placer. Pero, en el intento de atraer a la generación que se ha educado con CSI, 24 y la serie de Jason Bourne, una generación que no sabe de guerras frías ni de bombas que van a estallar en cinco minutos, la narración se deja llevar por una gravedad que resulta insostenible en algunos momentos.
Se trata, en cualquier caso, de un gran alivio. Su buena factura nos envuelve en su trama y nos confirma la vida larga de un personaje estupendo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.