Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1996/04/01 00:00

CASINO

Aunque no tan buena como 'Buenos muchachos', una gran pieza del cine negro contemporáneo en el estilo de Martin Scorsese.

CASINO


DIRECTOR: MARTIN SCORSESE
PROTAGONISTAS: ROBERT DE NIRO,
JOE PESCI, SHARON STONE, JAMES WOODS,
KEVIN POLLACK

CON EXCEPCION de La edad de la inocencia, ubicada más allá del bien y del mal por los especialistas, las cintas de Martin Scorsese por lo común dividen opiniones en ambos extremos. Los más conservadores no pueden soportar la estética de un Scorsese casi morboso, su lenguaje procaz y sus temas vulgares en exceso. Sus seguidores, en cambio, adoran su destreza para el manejo de cámaras, su cuidado en la composición de los planos y las secuencias y su forma característica de ofrecerles una oportunidad de redención a sus villanos-héroes.
La más reciente muestra de su estilo desinhibido es Casino, una pieza más de su colección particular de cine negro. Seducido por la razón de ser de la mafia y sus mecanismos de supervivencia, Scorsese llegó a su punto culminante en el género con Buenos muchachos, una epopeya sobre la descomposición de la sociedad estadounidense reflejada en la vida de un grupo de delincuentes del gran hampa. Con el mismo corte realizó Casino, cuya nominación más relevante en los próximos premios Oscar es sin duda la de mejor actriz, ofrecida a Sharon Stone por su papel de Ginger, la seductora y decadente esposa de Sam Rothstein (De Niro), un mafioso que alcanzó a ser uno de los dueños de casinos más poderosos de Las Vegas entre los 60 y los 70.
Basado en una historia real, Scorsese describe el oscuro mundo de Las Vegas, ese paraíso de la trampa donde todo está permitido en nombre del juego y las apuestas. Los personajes son similares a los de Buenos muchachos, son seres cuya ambición los lleva a cometer demasiados errores como para repararlos. Y como en Buenos muchachos, la cámara se mueve como una fisgona en secuencias que dan cuenta de la maestría del director en la forma de construir la imagen. Ambas son similares, y sin embargo, Casino deja la sensación de que le queda faltando algo, o más bien, de que le sobra quizás un buen trozo de cinta en las más de dos horas de duración.
Pero con todo, la película conserva ese espíritu trágico que ha hecho de Scorsese el director más brillante del cine negro contemporáneo.

LA KARENINA
SOPHIE MARCEAU HA CONQUISTADO los corazones de sus admiradores americanos a fuerza de papeles tan coquetos com honorificos. Comenzo con protagonizar La hija de D'artagnan y sigui con su papel de confundidada princesa en Corazon valiente, al lado de Mel Gibson.
Ahora, dos excelentes proyectos se han unido a su trayectoria en estados Unidos. El primero, la pelicula Firelight, que representa el debut como director del guionista William Nicholson (El autor de Nell y el primer caballero). El segundo, reemplazar a Jessica Lange en la producción que la Icon, de Mel Gibson esta realizando con el clasico Ana Karenina. La dirección correra por cuenta de Bernard Rose, el realizador de Amor inmortal. La Karenina será sin duda el reto más grande de su carrera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.