Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/3/1984 12:00:00 AM

CAUSAS VIEJAS, EXIGENCIAS NUEVAS

"Entre el muro y el camello", un libro de Antonio Panesso que busca explicar los conflictos del Medio Oriente.


¿Qué diablos pasa en el Oriente Medio?. La respuesta a esta pregunta la encontramos en el libro "Entre el muro y el camello". Esta vez, Antonio Panesso dedica toda su atención a las guerras actuales en el Oriente Medio para explicarnos las causas de unos conflictos que se multiplican cada día más y que bien podrían quedar insolubles.

Con una paciencia infinita, rigor histórico y la erudición que lo caracteriza, el autor da un salto retrospectivo en la historia para llegar a los orígenes de las luchas modernas. El enfrentamiento de dos culturas, la cristiana y la musulmana, el fanatismo que caracteriza las creencias religiosas, la era del colonialismo, son algunos de los temas analizados aquí. De éstos se deduce claramente que todos los problemas actuales son una consecuencia de esas mismas causas, pero agrandadas por exigencias nuevas. Por una parte, gentes que fueron obligadas a dispersarse por el mundo quieren recuperar un pedazo de su antigua patria y nace Israel. De otra parte, gentes empeñadas en afirmar la identidad propia y proclamar su reciente independencia, sigue matándose por un pedazo de tierra. Se hace evidente que los colonialismos no favorecieron mucho el progreso socio-cultural de estos pueblos y mucho menos su sentido de convivencia.

Los lectores del "Cuarteto de Alejandría", de Lawrence Durrell, o de La Chatelaine du Liban, de Pierre Benoit, estamos familiarizados con las luchas tribiales, las guerras fronterizas, las intrigas internacionales y las pasiones desatadas. ¡Qué interesante y divertida resulta la confrontación de varios testimonios! Porque la alta diplomacia, expresada por cada uno de estos escritores, la británica y la francesa, unida a la versión de Antonio Panesso, hace que nuestra fuente de información sea múltiple y muchas veces contradictoria, volviéndose tema de discusión inagotable.

Donde se equivoca claramente el autor es cuando piensa que: "Francia sufre de su enfermedad habitual: la indecisión y el hábito de jugar con la opinión internacional, contrariándola generalmente". Nadie ignora que Francia sigue estrechamente unida a sus antiguas colonias, por diversos motivos. A veces, una cierta lealtad o cierta nostalgia la paralizan para respaldar determinados tratados internacionales. La neutralidad, en algunas circunstancias, es manifestación de firmeza, de decisión. ¡Así de simple, cher Antoine!

En los conflictos del Oriente Medio, las personas bien informadas inevitalmente toman partido, ya sea a favor de los árabes o de los judíos. Nadie ignora la posición de Antonio Panesso. Por lo mismo es importante resaltar la objetividad con la que él analiza las razones que impulsan a estos países a hacerse la vida imposible. Una imparcialidad total es utópica.

"Entre el Muro y el Camello" es más que una explicación clara y neta de lo que está sucediendo en el Oriente Medio. Es mucho más que la defensa del Estado de Israel. Es la mirada escrutadora de un hombre sensible, fascinado por las civilizaciones antiguas. Es también la contribución de un hombre convencido de que todos los Estados del mundo tienen derecho a un sitio bajo el sol.

El libro está dividido en veinticinco capítulos. Cada tema está tratado separadamente. El lenguaje claro, el estilo periodístico, los mapas bien detallados y bien explicados, contribuyen a hacer de esta obra un precioso instrumento de consulta. La ironía, el buen humor, las anécdotas, todo influye en este libro para que sea lo opuesto de un camello para leer.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.