Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/1993 12:00:00 AM

CHAPLIN

CHAPLIN
Más que la historia del más grande genio del cine, es una cronología de datos sobre su vida.
LAS PRIMERAS EScenas, en blanco y negro, muestran a Charlot frente al espejo de la habitación de su estudio, transformándose en Charles Chaplin. La atmósfera creada, la lentitud de cada movimiento y los primerísimos planos son de tal virtuosismo, que es muy difícil para el espcctador mantenerse al margen de lo que sucede. Sin embargo, parece que la cinta quedará detenida allí y que la historia que se cuenta a continuación no le pertenece.
Richard Attenborough, el director inglés que saltó a la fama en 1992 con la galardonada Gandhi, intenta llevar a la pantalla la vida de Chaplin (basado en su autobiografía) de la misma forma como lo hizo con el lider de la India. Pero lo que resultó ser un filme épico de magníficas proporciones con Gandhi, no lo fue tanto con el más grande artista en la hisloria del cine mundial.
Tal vez porque la sola intensidad y las tonalidades de la vida de Chaplin dan para hacer una maravillosa película sin nomhrar siquiera sus triunfos cinematográficos, la obra de Atenborough se queda corta al mezclar vida y obra sin patrón definido. Se limita a señalar una simple cronología de algunos aspectos de su vida.
Todo se encuentra tan apretado dentro de los 140 minutos que dura la película, que ningún hecho sobresale, ninguno es trascendental, ninguno intenta ligar ese arrume de datos que resultan más bien una enumeración de sus matrimonios y de sus más destacadas producciones, que una verdadera narración vivencial.
Para los que no lo conocen, la película es bella pero no les dice mucho sobre Chaplin como tal. Para los "chaplinólogos" resulta simplemente anecdótico identificar los filmes y las personalidades que lo rodearon. A pesar del trabajo del actor Robert Downey Jr. en el papel de Charles Chaplin, quien sobresale por su parecido físico con el gran artista británico: a pesar de la aparición de Geraldine Chaplin caracterizando a su propia ahuela, de la calidad estética de la producción. La cinta de Attenborough no alcanza a desentrañar la naturaleza del más gran de ídolo del cine.
Chaplin fue genio y héroe a la vez. Fue, al lado d Linberg, el personaje más conocido en el mundo a comienzos de siglo, y quien le enseñó al planeta para qué estaba hecho un cinematógrafo: simplemente, hablaba con imágenes. Tuvo una vid llena de contrastes entre sus triunfos y sus escándalos. Tal vez por eso al director de Gandhi le quedó grande el mito de un homhre llamado Charles Chaplin.

HECHIZO DE UN BESO
Una metáfora plana sobre la vida y el amor de pareja.
EL DIRECTOR NORman Rene se empezó a conocer en Colombia Juntos para siempre, un ligero melodrama sobre el problema del sida ha pasado a la fantasía de lo sobrenatural

Hechizo de un beso cuenta la historiade una especie de transfusión de almas entre un viejo enfermo y una recién casada en plena juventud. Es una cinta ubicada entre el drama y la comedia que busca recrear de manera simple la sensación de vivir en otro cuerpo y las reacciones de sus semejantes ante la trans formación.
Meg Ryan y Alec Baldwin protagonizan a una pareja de novios que no alcanzan a disfrutar de su fiesta de matrimonio, cuando se ven envueltos en una extraña y curiosa situación: uno de los dos ha dejado de ser él. Aunque el argumento es bien concebido, el desarrollo es demasiado plano para hacer que la historia se enriquezca y tome vuelo por sí misma.
El resultado es una película de esas que suelen verse y olvidarse en pocos minutos. Es una sencilla propuesta de diversión que in tenta hacer metáforas sobre el amor y el valor que representa el conocer bien a la pareja, como base de un enamoramiento duradero. Pero es tan superficial, que de ella no queda nada sustancioso.

VUEWE RASPUTIN
PRIMERO FUE Danton, cuando caracterizó al controvertido personaje de la Francia revo- lucionaria. Luego hizoel pa- pel de Cristóbal Colon en la cintadeRidleyScott, 1492:
Conquista del Paraíso. Ahora, elactorfrancésGerard De- pardieu será nadie menos que Rasputín, uno de los hombres más notables de la historia de Rusia.
El productorAlain Goldman, quien ya trabajó con Depar- dieu en 1492, está dispuesto a filmar nuevamente la histo- ria del inHuyente personaje ruso de principios de siglo.
Para la realización de la pelí- cula se tienen previsto dos meses y medio de filmación en Siberia ySan Petersburgo.
Depardieu, acostumbrado desde sus inicios a encarnar personajes históricos con una excelente aceptación de la crítica, reemplazará en su papel al norteamericanoJohn Barrymore y al francés Pierre Brasseur, quienes ya lo carac- terizaron alguna vez. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.