Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/1996 12:00:00 AM

CHOCO INTERNACIONAL

UN DOCUEMNTAL SOBRE ESTA REGION LE DA LA VUELTA AL MUNDO EN MOMENTOS EN QUE SE DISCUTE LA CONSTRUCCION DEL CANAL INTEROCEANICO., 29364

Una embarcación de dos pisos, el Jestiven, dirigida por una tripulación de destacados científicos ambientalistas internacionales, recorrió con una cámara la ruta misteriosa del Chocó. El resultado fue uno de los documentales más reveladores que se hayan filmado sobre esta región, con una fotografía espectacular que retrató por igual su riqueza y sus miserias. Y gracias a esta producción, esta olvidada zona desde hace algunos meses ha podido ser conocida en horarios estelares en Suiza, Inglaterra, Dinamarca, Finlandia y Alemania. Próximamente el Discovery Channel de Canadá y Estados Unidos también retransmitirá estos 52 minutos de imágenes y testimonios con los que el Chocó hace su presentación en sociedad. La historia de esta producción comenzó hace tres años, cuando el antropólogo y ambientalista Alvaro Soto decidió inaugurar, a través de la Fundación Neotrópico, una Universidad del Mar a bordo del barco Jestiven. Su idea era desarrollar seminarios que les permitieran a sus alumnos tener un contacto directo con su objeto de estudio. Y siguiendo este plan, a Soto se le ocurrió convocar una cumbre ambientalista para redescubrir las maravillas de este tesoro, desconocido incluso por la mayoría de los colombianos. A finales del año pasado llegaron al barco el genetista japonés David Susuki, Yolanda Kakabadse, diseñadora de políticas ambientales para América Latina, el francés Francis Hallé, un célebre botánico tropical, y Bill Lamar, uno de los mayores expertos del mundo en reptiles suramericanos. Durante dos viajes, este grupo de científicos recorrió la bahía de Utría, el río Mutatá, la bahía de Tribugá, los manglares, Buenaventura, la isla de Gorgona, entre otras zonas. Pero el viaje no fue sólo un divertimento turístico. El documental mezcló los imponentes paisajes con los testimonios de los indígenas emberá y uaunana y de las comunidades negras. A través de ellos surge la otra realidad del Chocó: la inminencia de la desaparición de una de las zonas de más alta biodiversidad del mundo ante proyectos industriales realizados sin ningún tipo de planeación. Un supuesto desarrollo que no se ha consultado a los habitantes nativos, quizás los únicos que tienen la experiencia para no destruir la selva con la que por milenios han convivido. Gracias a una profunda investigación previa y a los recursos técnicos de los productores canadienses (Productions Grand Nord) el documental Secrets of the Chocó ha dejado oír con tanta pericia todas estas voces que hoy está nominado al Golden Sheaf Award, uno de los reconocimientos audiovisuales más importantes de ese país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.