Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/11/2017 12:00:00 AM

Toni Erdmann, por Kalmanovitz

Esta cinta alemana de la directora Maren Ade, ganadora en Cannes y nominada a los Óscar, hace un retrato complejo de la relación entre una ejecutiva atareada que sufre por las bromas pesadas de su padre inmaduro.

País: Alemania

Año: 2016

Director: Maren Ade

Guion: Maren Ade

Actores: Sandra Hüller y Peter Simonischek

Duración: 162 min

Hay un momento hacia el comienzo en esta película que resume las dinámicas en juego: a la fiesta de despedida y de cumpleaños anticipado de Ines Conradi (Sandra Hüller, con un rostro diestramente inexpresivo) llega su padre Winfried (Peter Simonischek) con una capa y un sombrero negro y la cara pintada de un blanco cadavérico.

Los invitados parecen resignados —y hasta divertidos— con la excentricidad del hombre, pero Ines no, así que le pregunta por su pinta con el ceño fruncido, mirando a los otros invitados como pidiéndoles apoyo en su censura social:“¿Se supone que entienda el chiste?”.

Lo pregunta con dureza y Winfried reacciona avergonzado, encorvándose sobre sí como un perro regañado y ofreciendo ir a lavarse. Es un momento que condensa la tensión entre ellos: la dulzura y pesadez de él, la neurosis abrumadora de ella; la forma en que las bromas de él ignoran el qué dirán mientras ella sufre carcomida por la angustia de ser aceptada. Y también está el contraste visual: ella, una mujer joven, menuda, rubia y meticulosamente vestida; él, un grandulón mayor y canoso, descuidado y torpe.

Uno de los ejes de esta película es el potencial humorístico de una relación atípica de un padre con su hija, donde la hija es la figura responsable, seria y calculadora mientras el padre es descuidado, bromista y perturbador (en ese sentido, recuerda la dinámica central de la gran serie de televisión británica Absolutely Fabulous).

Pero el logro de Toni Erdmann es ir más allá de esa dinámica para navegar temas como la globalización, el sexismo en el trabajo y las dinámicas de poder. Es una película rica y amplia de miras, ambiciosa, inteligente y cálida, que a pesar de sus casi tres horas se siente fresca y dinámica.

Los elementos de la globalización entran porque Ines trabaja para una consultora internacional en Bucarest —por eso la fiesta de despedida—, que tiene como cliente principal a una empresa petrolera interesada en subcontratar (el temido “outsourcing”) algunas de sus funciones.

Es un mundo de relaciones superficiales, de competencia descarnada entre colegas, de conversaciones en inglés, de sexismos obvios, de una “forma internacional de pensar” que es un código para decir que las decisiones se toman teniendo en cuenta más los anónimos inversionistas que los efectos locales.

En ese mundo aterriza Winfried, primero como él mismo para celebrarle el cumpleaños a su hija y luego como su alter ego Toni Erdmann, capitalista fabuloso de dientes salidos y comentarios destemplados. El humor de la película es incómodo, como es incómodo para alguien fácilmente avergonzado ver gente payaseando, pero es una incomodidad nada gratuita, que da luces sobre la relación entre Winfried e Ines, sobre las maneras extrañas en que la gente a veces manifiesta su aprecio y afecto.

Aunque había ganado en Cannes el año pasado, las posibilidades de que Toni Erdmann aterrizara en Colombia parecían pocas: tenía un humor demasiado incómodo y una mezcla demasiado rara de calidez y frialdad. Menos mal los Óscar sirven para que los distribuidores superen su timidez. n

CARTELERA

**** Excelente *** 1/2 Muy buena  *** Buena ** 1/2 aceptable ** Regular * Mala

Hackers **

Unos hackers retan al gobierno caprichosamente en este thriller alemán.

Hotel Transylvania 2 ** 1/2

El abuelo Drácula sufre por no saber si su nieto heredó su vampirismo en esta película infantil.

Magic Mike XXL **1/2

Un grupo de desnudistas emprende un viaje donde consolidan su amistad, ayudan a mujeres insatisfechas e ignoran los rasgos negativos de su oficio.

Everest ** 1/2

Esta película espectacular recrea un accidentado ascenso al Everest en 1996 con más énfasis en la montaña que en los matices humanos.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.