Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2011 12:00:00 AM

Coco Chanel e Ígor Stravinsky

Se dice que la diseñadora francesa y el compositor ruso vivieron, en 1920, un breve amorío que tuvo un profundo efecto en sus vidas. **

Título original: Coco Chanel & Igor Stravinsky

Año de estreno: 2009

Género: Biografía

Dirección: Jan Kounen

Guion: Chris Greenhalgh, basado en su propia novela

Actores: Anna Mouglalis, Mads Mikkelsen, Elena Morozova, Natacha Lindinger, Grigori Manoukov y Radivoje Bukvic

Tiene un gran comienzo: una primera secuencia de antología que prueba que los dos protagonistas son, palabras más, palabras menos, un par de pioneros abrumadores. Es el 29 de mayo de 1913 en París. Se interpreta por primera vez, en el teatro de los Campos Elíseos, aquel monumental pero desconcertante ballet titulado La consagración de la primavera. Su compositor, el ruso Ígor Stravinsky, se ve obligado a recibir los insultos de un auditorio iracundo que se ha sentido agredido desde la primera disonancia. Solo la diseñadora francesa Coco Chanel parece comprender el valor que se necesita para presentarle semejante obra a un público acomodado a lo de siempre: sonríe, de puro placer, mientras la gente va dejando el teatro con la rabia de quien se siente asaltado en su buena fe.

Chanel y Stravinsky volverán a encontrarse siete años después. Ella, toda una celebridad para ese momento, le ofrecerá a él su casa de campo. Él, convertido en un artista que ha escapado del régimen leninista, conseguirá gracias a ella componer su siguiente obra maestra. Y, según dicen los historiadores fantasiosos, según dice, también, la novela de Chris Greenhalgh en la que se encuentra basado este drama más bien soso (los dos genios, la arrogante Chanel y el huraño Stravinsky, se transforman escena por escena en un par de narcisos con pocos talentos a la vista), más temprano que tarde se dejarán llevar por sus impulsos: sobrevivirán por poco a un romance breve pero a muerte que no solo pasará por encima de la abnegada mujer del músico, sino que se enfrentará con descaro a las pesadas convenciones de la época.

Sé que es injusto, pero la verdad es que Coco Chanel e Ígor Stravinsky hace mal lo que Amadeus (1984), la gran película de Milos Forman, hace tan bien: pretende poner a dos personajes históricos a vivir una ficción turbulenta para explorar lo que sucede cuando dos grandes artistas se encuentran en la vida, pero ni siquiera consigue superar el terreno del chisme.

Coco Chanel e Ígor Stravinsky convierte en hecho un rumor que a la larga poco importa: el rumor de que fue un amorío con el compositor ruso el que inspiró a la diseñadora francesa a inventar el perfume Chanel n.° 5. Y por supuesto: nada tendría de malo ese juego con la ficción si los dos personajes principales valieran la pena, si los tremendos dramas que siembra el guion dieran algún fruto en algún momento de la trama, si, ya que quiere convencernos de que fue ese romance tormentoso el que les devolvió a aquellos amantes las ganas de ser ellos mismos, nos dejara en claro esa pasión incontenible que queda tan bien descrita en la primera secuencia del largometraje.

Tiene una vergonzosa secuencia final: no la voy a contar, claro, porque estas meticulosas producciones de época tienen un público que en verdad sabe disfrutarlas, pero sí advierto de una vez que nada tiene que hacer al lado de la primera.
 
CARTELERA
 
**** Excelente     ***1/2 Muy buena      *** Buena      **1/2 Aceptable     ** Regular    * Mala  

Que la cosa funcione ***1/2

El genial Larry David protagoniza esta estupenda comedia neoyorquina de 2009 escrita y dirigida por el incansable Woody Allen.

La extraña ***
 
La tragedia de una mujer turca que escapa a la violencia de su marido es el buen debut como directora de la actriz vienesa Feo Aladag.

El baile de la victoria **1/2

La más reciente película del español Fernando Trueba es una durísima historia sobre la pérdida de la inocencia.

El precio del mañana **1/2

Una entretenida película sobre el futuro que en verdad denuncia la corrupción de estos tiempos de crisis.

Amanecer **

Acaba de comenzar el melodramático final de la saga que solo entienden del todo millones de quinceañeras detenidas en el tiempo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.