Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/2003 12:00:00 AM

Comedia y tragicomedia

Dos buenas opciones con temáticas bien diferentes para los seguidores del teatro: 'I took Panama' y 'La Orestiada'.

Sin duda I took Panama es una de las obras que más se ha representado en Colombia. La obra, escrita por Luis Alberto García, y dirigida por Jorge Alí Triana en su primera presentación en 1974, marcó una etapa en la reciente historia del teatro colombiano y de allí el halo de nostalgia que evoca en mucha gente que tuvo la oportunidad de ver las primeras interpretaciones de la obra a cargo del ya desaparecido Teatro Popular de Bogotá, el legendario TPB. Y qué mejor motivo que la conmemoración de los 100 años de la separación de Panamá para revivir la obra con un nuevo montaje de la obra.

Mientras que en el Teatro Nacional La Castellana se presenta la adaptación de la novela de Mario Vargas Llosa, La fiesta del chivo, en la sede del Teatro Nacional de la calle 71, el público ha podido asistir desde el pasado 3 de noviembre a esta divertida visión de uno de los episodios más célebres de la historia colombiana.

Jorge Alí Triana ha estado al frente de la obra junto al director Manuel Orjuela, quien ya había sido asistente de dirección en obras como Hombres, Enséñame a vivir, Monólogos de la vagina y Un tranvía llamado deseo. En la obra aparecen caricaturizados Teodoro Roosevelt y Marroquín, el presidente colombiano, con sus secretarios de guerra, embajadores, congresistas, soldados y periodistas.

Por su parte, el Teatro Libre de Bogotá sigue en la celebración de sus 30 años de vida con la presentación de 'La Orestiada', la épica obra de Esquilo que el grupo dirigido por Ricardo Camacho ha hecho célebre en el público bogotano. El montaje tiene una duración de casi cuatro horas, está dividida en tres actos y comprende un gran despliegue de vestuario, coros y una excelente escenografía. Dos buenas opciones para el público ávido de teatro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.