Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/20/2017 10:45:00 AM

El color y la fantasía del quinto Comic Con

En Medellín tiene lugar la particular fiesta de cultura popular y nichos específicos. A pesar de algunos problemas logísticos, Comic Con crece, se consolida, y lo protagonizan expositores, estrellas y asistentes por igual.

Mateo Mejía lleva con naturalidad su peluca de rulos negros y largos y su guitarra, una Squire de verdad que le cuelga del cuello. La toca por donde va -sin amplificación- mientras recorre los pabellones de Plaza Mayor destinados a esta particular fiesta llamada Comic Con. Ama a Slash, el guitarrista de Guns‘n‘Roses, y aquí no teme  demostrarlo. Con desparpajo asegura: "Vengo con mi guitarra pues aquí nos juntamos todos y demostramos lo que nos gusta. Así podemos conocer gente que tenga el mismo interés”. Esta es su fiesta, y vino con tres amigos a disfrutarla.

El Comic Con tiene una particularidad. La gente es tan protagonista como los expositores. Uno de los ingredientes especiales es el Cosplay, como se denomina el hecho de encarnar un personaje ficticio, ya sea de un libro, una película, una serie, o de cualquier ficción. Y si bien el viernes se ven varios casos, aquí descritos, el domingo estos mismos pabellones se llenarán de color pues se premian los mejores.

Parte del llamado Cosplay implica disfrazarse, pero también actuar el personaje. Fotos y texto: Alejandro Pérez

Hoy, para Dr. Strange, o mejor, David Peña, se trata de ampliar su colección y gozarse su disfraz. “Me atrae mucho el mundo los superhéroes, pues surgieron el siglo pasado como respuesta a las injusticias del mundo. Nacieron de un sentimiento de gente que quiere ayudar al mundo, y si bien relata historias irreales, tocan temas reales”.

Puede ver: El cómic en Colombia, un dibujo de la realidad

Estudios como Warner Bros. presentaron sus próximos estrenos, y complementaron con entretenidas actividades. Foto, cortesía WB.

Calidad sobre cantidad

El evento mezcla vertientes. En los dos y medio pabellones confluyen el cine, la televisión, los cómics, la computación, los videojuegos, la realidad virtual, la transmedia y más, por lo cual, si se le permite, es un gran y variadísimo ataque a los sentidos.

Dentro de la oferta de stands algunos se destacan por lo exclusivo de su oferta y la factura pulida de sus stands que obliga a detenerse. Uno es Spooky House. Su representante, el bogotano John Naranjo, cuenta que se especializan “en DC Comics, Vertigo, Marvel, publicaciones independientes y fanzines, y la calidad de nuestra oferta nos diferencia”. Habla con emoción de las joyas que ofrece, “Ediciones de edad de Oro de DC comics, y también de de Bronce, a 220 mil pesos, Ediciones tapa dura, de lujo, en formato grande, idioma original, e ilustraciones en dorado, plateado, en bronce. ¡Preciosas!”.

Robots, Batmans, Supermanes no se niegan a ninguna foto, son parte esencial de esta congregación ‘geek‘. Foto: Alejandro Pérez

Naranjo habla desde la experiencia que da haber participado de las cinco ediciones del Comic Con, y de haber aportado envión de gestión y publicidad desde la primera. “El Comic Con ha vivido un proceso gradual,  donde se decantan proyectos muy buenos y se van proyectos regulares. La persona que asiste a estos eventos pide calidad, no sustancia sobre estilo, aunque el estilo es fundamental dentro de esto, somos fashion, somos visuales”. Añade que todas las artes visuales confluyen, gente de comic, gente de ilustración, gente de maquetas , de proyectos de diseño, y recalca que los Comic Cones están en proceso de volverse muy viables desde escoger solo a quienes ofrecen calidad.

Considerando que arrendar uno de estos espacios grandes promedia los 3,6 millones de pesos, Semana.com le pregunta por su expectativa económica, y él responde contundentemente: “No solo se debe pensar en esos términos. La colocación de marca, el reconocimiento de producto, el manejo de inventarios y la publicidad son importantes. Económicamente, este evento es bueno a nivel de ventas, y a nivel de publicidad y reconocimiento de marca es excelente”.

Está disponible: El cómic: un género mayor

‘Kingslayer’ cafetero

Por cuenta de HBO llegó a Medellín el actor danés Nikolaj Coster-Waldau, quizás el invitado más emocionante para muchos en esta edición del Comic-Con por la dimensión gigante que ha adquirido la serie Game of Thrones en sus ocho años de producción. Se tomó el tiempo de firmar un enorme mapa que un viejo ilustrador paisa hizo de Westeros, de tomarse una foto con su creador y de decirle, por algún motivo que solo se entenderá una vez se estrena la nueva temporada en julio, que algo le resultará muy especial.

Sobre una pregunta sobre con quién sentía mejor química de trabajo dentro de un equipo tan numeroso,  Coster-Waldau le dijo a Semana.com: “Creo que estamos llegando al final del show y eso es lo que más vamos a extrañar. Somos muy afortunados por trabajar con un grupo genial de personas, con las que pasar tiempo es fantástico, y por eso los voy a extrañar muchísimo. Sabes, Dinklage (Tyrion) es una persona inteligente y muy divertida, Jerome, que interpreta a Bronn también, entablé una amistad seria con Gwendoline Christie (Brienne of Tarth). Pero, además, la pasé genial con los miembros del equipo de producción. Creo que será positivo para todos que la serie termine, porque tanta atención durante tanto tiempo no puede ser positiva para nadie, pero sin duda a la gente la voy a extrañar".

Nikolaj Coster-Waldau apreció el mapa de un viejo ilustrador antioqueño, y lo firmó. El danés es el principal atractivo del evento. Foto: Alejandro Pérez

Jamie Lannister, admirado, despreciado, inteligente, incestuoso, socarrón, dudoso ya incluso de su amor por Cersei Lannister (spoiler retro) contrasta con Nikolaj Coster-Waldau, pausado, tranquilo, sonriente, impaciente con las traducciones largas (“¿Dije todo eso?”), y amante confeso del café. El sábado seguramente enloquecerá al Comic Con cuando le dé la cara a los miles de fanáticos que en el fin de semana no dudarán en ir a verlo.

En la rueda de prensa alternó preguntas y respuestas con el fenómeno Youtuber Dross Rotzank, venezolano con más de once millones de seguidores que ha pisado fuerte en sus dos incursiones en la literatura de terror “Lovecraftiano”, como él mismo lo definió.

Recomendamos: La vorágine gráfica

Los ‘duros’ y sus novedades

La oferta clásica y dura viene por cuenta de los estudios de cine, como Warner Brothers, que activan desde distintas plataformas sus estrenos a venir. La parrilla es especialmente emocionante cuando se hace un repaso de lo que viene en su pequeño teatro de ‘trailers’. Hay platos de horror, con Annabelle 2 (una muñeca que sigue dando escalofríos) y con It (como si hiciera falta reforzar el concepto de payaso terrorífico). También con la épica Dunkirk de Christopher Nolan, las superheróicas Wonder Woman y Justice League, y la entretenida Lego Ninja.

En otro rubro, Playstation revela sus ediciones más novedosas y pone el foco en los estrenos de juegos de Manga que apelan especialmente a la sensibilidad y gusto de los asistentes como DragonBall y Naruto. Acer por su lado presenta su bestial laptop Predator 21 X para juegos, que casi provoca risa por sus características absurdas que justifican su precio de 9.000 dólares. Ahora, a quien le gusta que sus juegos corran a la perfección, en una pantalla curva, con una máquina que parece en esteroides, es un sueño hecho realidad.

En este microuniverso decir ‘cómics’ va mucho más allá de Superman, Batman y Flash, y también trasciende el pensar en Estados Unidos, Japón o Reino Unido. A esta oferta clásica y conocida se une otra, valiente y valiosa, de creadores que desde Medellín, Bogotá, Cali, gestionan su stand, pagan lo que se debe, y pujan por dejar huella con sus creaciones, que al verlas, demuestran una innegable calidad.

Puede ver: La vida del Che Guevara al cómic

¿Cómo podia faltar Star Wars? El sábado grandes cantidades de personas se tomaron foto con los Storm Troopers, también para sentarse en el trono de Juego de Tronos. Foto: Alejandro Pérez

Transmedia emocional

Para entender el concepto de transmedia sirve vivirlo y, por esa misma razón, es difícil de describir. Felipe Aguilar y sus colegas presentan en esta Comic Con una experiencia narrativa impactante, de dos etapas, que a distancia luce divertida y ligera pero que al sumergirse en ella mueve las entrañas. Cuenta la historia de dos niños y un hermano mayor que viven una tarde de sábado en 1990, tal y como deben, molestando, riendo, yendo al parque, a las maquinitas… hasta que el mundo adulto los atropella y marca sus vidas (que milagrosamente no apaga).

En su primera etapa, se empieza con una maquinita ochentero-noventera, con su joystick y sus botones clásicos. Cuando empieza el juego se ve a estos niños pidiéndole permiso a la mamá, se les ve caminar hacia una tarde divertida hasta que irrumpe en escena un monstruo gigante, cual Donkey Kong, con facciones de Pablo Escobar. El jugador controla la bestia-escobar, y tiene como misión es destruir todos los edificios que enfrenta.

El manga es interés e inspiración para cientos de asistentes. Foto: Alejandro Pérez

En su segunda etapa, la persona asume un casco de realidad virtual. Desde esta se ubica en la piel de uno de estos niños, que en 360º ve el mundo material, de carne y hueso. Va a buscar a su amigo, le piden permiso a mamá, que les dice que pueden ir pero acompañados de su hermano mayor. Pasan por el parque, van a las maquinitas (del Bulevar Niza, en Bogotá) y luego van a un supermercado donde sufren un estallido de bomba… del monstruo. Sobrevivieron, pero para toda una generación de colombianos que vivió en su infancia esa etapa de terror es un exorcismo tan fuerte como necesario.

Esta experiencia se suma a los trabajos colombianos que, en paralelo a Game of Thrones y a youtubers masivos y famosos, se guerrean a pulso y talento la atención en un mar de ídolos establecidos. Al final, la sumatoria de todos estos elementos  hacen de este evento algo más valioso que un mero festival.

Con esta experiencia transmedia se entiende la dimensión del concepto y las posibilidades de explorar narrativas que ofrece... ya sean ligeras o fuertes. Foto: Alejandro Pérez

¿Por qué tomarse un tecito con Annabelle... así sea diabolica? Foto, cortesía WB.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.