Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/10/28 09:57

Medidas para proteger la gastronomía ancestral ibercocinas

Colombia lidera el primer programa para reconocer y salvaguardar las cocinas tradicionales de Iberoamérica.

El Ministerio de Cultura adelanta programas para proteger la cocina tradicional de Colombia y lidera Ibercocinas para salvaguardar las del continente. Foto: Archivo particular

Desde que el hombre tiene memoria, la comida ayuda a entender a los otros: cada receta es producto de años de desarrollo cultural en las regiones. Por eso Iberoamérica, con el liderazgo del Ministerio de Cultura de Colombia, le apuesta a Ibercocinas, el primer programa de integración y protección de las cocinas tradicionales en el continente.

La iniciativa, que surgió en 2014 y tuvo lanzamiento oficial el 19 de octubre en el marco del Mercado de Industrias Culturales del Sur en Bogotá, propone darle más valor a la cocina tradicional con el desarrollo de políticas y con la reunión de diferentes países. Aunque se trata de una propuesta con vigencia de tres años, ya cuenta con el apoyo de Argentina, Chile, Bolivia, México, Perú, Colombia y espera la adhesión de más países los próximos meses.

Según el mexicano Enrique Vargas, secretario de Coordinador del Espacio de la Cooperación Iberoamericana -SEGIB-, hoy existen 15 programas de cooperación internacional con una inversión de millones de dólares, pero faltaba apostarles a las cocinas tradicionales.

Luisa Ángela Caro, Asesora de la Política en Cocinas Tradicionales del Ministerio de Cultura de Colombia, añade que esto no solo impacta la gastronomía, sino también el turismo cultural, la seguridad alimentaria de los países e incluso el fomento y desarrollo de programas que brinden más y mejores oportunidades a los habitantes de cada país.

En Colombia, por ejemplo, ya se están adelantando 78 proyectos en 22 departamentos y 89 municipios con una inversión superior a los 4.700 millones. Uno de los programas más importantes, con presencia en ocho ciudades del país, se llama Escuela Taller y enseña a los jóvenes cómo cocinar lo típico de su región para tener otras posibilidades de ganarse la vida.

Y la verdad es que la gastronomía es un mercado fuerte en Iberoamérica y, en general, todo lo que ofrece su industria cultural. Por eso es fundamental proteger este legado a través del desarrollo de políticas a corto y a largo plazo y programas que fomenten la integración y la promoción entre las regiones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.