Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/16/2002 12:00:00 AM

Con aire femenino

Con un reparto de lujo, conformado con varias de las mejores actrices francesas del momento, se estrena en Colombia '8 mujeres'. SEMANA entrevistó a Francois Ozon, su director.

Con un reparto de lujo, conformado con varias de las mejores actrices francesas del momento, se estrena en Colombia '8 mujeres'. SEMANA entrevistó a Francois Ozon, su director.

En 1950, en una mansión desolada en algún lugar de Francia, apareció un hombre asesinado. Todas las habitantes de la casa son sospechosas. Esta es la historia de 8 mujeres, la película que se estrena esta semana en Colombia y que cuenta con la actuación de Catherine Deneuve (Bailarina en la oscuridad), Isabelle Huppert (La profesora de piano), Fanny Ardant (La cena), Danielle Darrieux (Las mujeres de Rochefort), Emmanuelle Béart (Destinos sentimentales), Virginie Ledoyen (La playa), Ludivine Sagnier (Rembrandt) y Firmine Richard (Elisa). La película fue dirigida por Francois Ozon, quien también estuvo al frente de Bajo la arena, filme que se exhibió recientemente en Colombia.

SEMANA: ¿Cómo nació la idea de la película?

Francois Ozon: La película está basada en una obra de teatro de Robert Thomas que fue un éxito en los años 60. Me gustó mucho el argumento y a eso se suma que yo quería hacer una película con un grupo de mujeres. Al principio yo tenía la idea de hacer una remake de The woman, de Cukor, pero me pareció muy norteamericano para mí. Entonces encontré la obra de Thomas. El argumento es muy chistoso: hay ocho mujeres en una casa y un hombre que fue asesinado y una de ellas es la asesina. Yo quería también rendirles tributo a las actrices.

SEMANA: ¿Cómo llegó a trabajar con ocho actrices tan importantes?

F.O.: Yo simplemente traté de conseguir las mejores actrices de Francia. Me dije: "Lo mejor es conseguir las mejores actrices para asegurar el éxito de la película". La primera de quien esperé respuesta fue Catherine Deneuve. Ella fue la más importante porque el papel de madre era vital . Y a partir de allí el casting se fue construyendo lentamente en torno a Catherine. Y tan pronto ella dijo que sí, lo mismo hicieron las otras actrices. Eso fue muy agradable.

SEMANA: ¿Qué fue lo más difícil durante el rodaje de la película?

F.O.: Yo pienso que la parte más difícil fue dividirme en ocho caminos. El reto fue confrontar a cada actriz respecto a las otras, que también estaban presentes pues no todas trabajan de la misma manera. Pero todo esto es complicado. Me tuve que adaptar a cada una, especialmente cuando todas hicieron parte de la etapa de preparación. En el primer día del rodaje me dije: "¿Qué voy a hacer?: Me voy a encontrar yo mismo con todas estas actrices" y todo empezó a caer en su lugar. Sentí que no debía estar intimidado por el casting. Si hubiera pensado que había mitos enfrente de mí nunca hubiera podido dirigir esta película. Cuando tienes ocho actrices de esa talla en el mismo set tienes que conservar cierta distancia y no ser más cercano de una que de la otra. Yo fui el jefe. Ellas me tuvieron que seguir.

SEMANA: En la película las podemos ver en una faceta poco común: cantando. ¿Cómo decidió eso?

F.O.: Me encantan las canciones en las películas. Es como un sueño, una manera de escapar de la realidad. Me encantan las voces de las actrices aunque no las tengan técnicamente fantásticas como cantantes. Me encanta ver actrices cantando y bailando porque hay algo de mágico. Ellas no son María Callas pero son capaces de dar un poco de emoción en su interpretación. Eso es lo que me gusta cuando oigo a una actriz. Yo quería alegría, seguir mis sentidos. Yo tomé las canciones que me gustaban, eso fue todo. Cada actriz trabajó individualmente con el coreógrafo Sebastien Charles. El buscó la mejor coreografía para cada una. Eso fue muy importante porque todas estuvieron muy cómodas con lo que estaban haciendo.

SEMANA: ¿Hubo espacio para la improvisación?

F.O.: Yo quería conmover. Yo les di a ellas la posibilidad de expresarse como quisieran con espontáneas expresiones que a lo mejor no podían tener en otras películas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?