Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/2016 1:38:00 PM

Cadillacs: el regreso de una de las bandas históricas

El grupo argentino vuelve a los escenarios de Colombia para exhibir sus ritmos y es por esto que es uno de los imperdibles del Festival Almax.

Dos años después de haber venido a Colombia, regresan Los Fabulosos Cadillacs, un grupo que ha marcado la música en Latinoamérica desde los escenarios más underground hasta los espacios comerciales.  

El grupo argentino con más de 30 años de historia de ska y rock con combinaciones de jazz y música latina llega para ser el headliner del Festival Almax este viernes 2 de diciembre en Corferias, en Bogotá. 

“Siempre es muy importante cuando vienen los Cadillacs porque son una de las grandes bandas que nos recuerdan que hemos hecho muy bueno rock y muy buena música en Latinoamérica, que nos cantan a nosotros con letras que muestran nuestras realidades”, aseguró Felipe Grajales, director del Altavoz Fest de Medellín y periodista musical fanático autodeclarado de esta banda.

Como si cerca de 20 álbumes, compartir escenario con cantantes como Andrés Calamaro y Celia Cruz o las decenas de giras internacionales no fueran suficientes para demostrar la grandeza de Los Fabulosos Cadillacs, la banda acaba de ganar el Latin Grammy al mejor álbum de rock con su más reciente trabajo ‘La salvación de Solo y Juan’.

Y es que la banda ha permanecido en lo más alto de la escena musical, a pesar de que en el 2002 se rumoró su separación por los trabajos en solitario que estaban realizando los músicos como el vocalista Vicentico o el bajista Flavio Cianciarulo. 

“Tienen algo que creo que los ha hecho la banda grandiosa que son y es que nunca han seguido la tendencia que ellos mismos van marcando”, explicó Grajales. Y es que los Cadillacs comenzaron influenciados por el ska inglés y particularmente en Colombia sonaron inicialmente en círculos de punkeros, y skinheads. Este periodista musical todavía recuerda un concierto de los argentinos en la discoteca ‘El Espolón’ en Medellín, en 1995, al que solo fueron 1.000 personas y donde la tarima tenía una montaje tan sencillo que los músicos estaban casi a la misma altura que el público.  

Luego, los Fabulosos comenzaron a combinar rock con ritmos latinos como salsa, bolero y tango en álbumes como ‘Rey Azúcar’ de 1995. Grajales clasifica este trabajo como uno de los que posicionó a la banda argentina en Colombia y además como uno de los pioneros de esas combinaciones que hoy ya parecen cotidianas.  

Cuando otros grupos estaban intentando seguir su trabajo y las radios comerciales sonaban los éxitos de los Cadillacs, la banda se volvió a arriesgar con el ‘Fabulosos calavera’. “Al principio, no fue un álbum fácil de oír porque tenía jazz, disonancias y ritmos que eran diferentes a lo que ellos habían tocado pero eso es precisamente lo que los convierte en esa banda por encima de muchas pues rompen la fórmula comercial y vuelven a la dinámica”, opinó el periodista musical.

De esa manera es como se identificaron a sí mismos Los Fabulosos Cadillacs cuando los organizadores del Festival Almax les pidieron una frase que los definiera. “Caminamos un montón y nos falta un montón por caminar todavía. Ninguno de nosotros se sienta a mirar hacia atrás para analizar lo que hemos hecho. De hecho lo que estamos haciendo ahora es algo completamente nuevo. Lo hacemos mirando hacia delante, no pensando en lo que hemos hecho en el pasado. No somos una banda nostálgica y los temas que tocamos, buscamos que su sonido sea actual, de los Cadillacs de 2016”, explicaron.  

Pero por más que cambien, siempre permanecerán las canciones imperdibles. Esas que cuentan su recorrido musical, los riesgos que tomaron comercialmente, las realidades de un continente y con las que los Cadillacs trazaron un rumbo a seguir para las bandas venideras. Son tantas que, como dice Grajales, es imposible oírlas todas en un solo concierto pero el repertorio siempre estará bien hecho.

Aquí un breve recuento de por qué no perderse esta banda en el Festival Almax.

Matador, del álbum ‘Bares y fondas’ de 1986

Yo no me sentaría en tu mesa, del álbum ‘Yo te avisé de 1987

 

Manuel Santillán, del álbum ‘El león’ de 1992

¡Mal bicho!, del álbum ‘Rey azúcar’ de 1995

 

Calaveras y diablitos, del álbum ‘Fabulosos calavera’ de 1997

La tormenta, del álbum ‘La salvación de Solo y Juan’ de 2016

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.