Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/2016 11:39:00 AM

El torbellino musical, ¿acorde al mercado?

Almax cerró el domingo, el Simón Bolívar vibró el sábado con Detonante y Sónar prepara motores para la noche de las velitas. ¿Síntoma de un mercado saludable?

Este año vino sobrecargado de eventos que fueron desde lo curioso hasta lo devastador, pasando por lo conmovedor. Pero la vida sigue y hay que bailar. Por fortuna, para esos efectos la oferta cultural Bogotá estalla en estos días. Pocos tienen billetera para todo lo que la capital ha ofrecido y sigue ofreciendo pero, como reza el dicho popular, es mejor que sobre a que falte.

Después de una primera edición de Almax que cerró el domingo y dejó una semilla que debe germinar con tiempo para establecerse en el calendario de los colombianos, el miércoles siete tendrá lugar Sónar el festival que en su segundo año apunta a lo mismo: fortalecer su nicho y posicionarse. Acorde a su promesa de mezclar creatividad, tecnología, y música, cerrará con un acto de talla mundial y ofrecerá varios matices de electrónica -la especialidad del evento- con los alemanes Moderat, y los estadounidenses Claude vonstroke y The Martinez Brothers, entre muchos otros.

Puede ver: En imágenes: Los mejores momentos de Almax

Philippe Siegenthaler, de Páramo, la fusión oficial entre los promotores  T/310 y Absent Papa que organiza Sónar, asegura que el festival es la continuación de una historia con bagaje mundial. “En 2015 cerramos con uno de los dúos más importantes de la música electrónica en el mundo -The Chemical Brothers-  y en esta ocasión vamos a contar una historia a través de una banda -New Order- embajadora del fenómeno de Manchester, cuya música ha permeado pistas de baile de manera considerable”, dijo a Semana.com. El festival también sumará un arsenal de dj‘s destacados de varias partes del mundo, que, para el curador y empresario, terminan de constituir “una amalgama particular”.

Ahora, con tanto espectáculo en tan poco tiempo surge la pregunta… ¿esta oleada, parecida a la de ese jueves 11 de marzo en el que coincidieron The Rolling Stones con la apertura del Festival Estéreo Picnic responde a un mercado que ya está maduro, o uno que todavía mide sus límites?

Recomendamos: Aterciopelados y Fabulosos Cadillacs, directo al alma

Alfredo Villaveces, de Move Concerts, anota que varias señales prueban que la gente en Colombia está asistiendo a los espectáculos y quiere más. Bandas como Metallica y Aerosmith volvieron este año por cuarta y tercera vez con un buen balance de asistencia. Además aclara que es normal que en estas fechas se junten muchos espectáculos pues es cuando las giras de los artistas pasan por el continente (así como la ola de marzo-abril).

En ese orden de ideas añade que los conciertos que tienen lugar un día laboral obedecen a las fechas en las que el artista/grupo pasa por el país, y no ha lugar a caprichos de un empresario pues los shows tienen un calendario definido que depende de por qué país entran al continente y qué recorrido toman. “Sólo es obligatorio considerar las fechas cuando se trata de un dj, pues es muy difícil que entre semana logre ser exitoso”, concluye.

Siegenthaler por su parte cree que si bien las señales son positivas, seguir en el juego es todavía un reto para los empresarios, a quienes admira por su coraje, persistencia y atrevimiento en una aventura atada a factores como el entorno económico, y las incertidumbres políticas y sociales.  “Estamos frente al gran reto de entender la dimensión y posibilidades. Es emocionante entender hasta dónde pueden llegar el mercado de Bogotá y de Colombia, y es bueno que haya más promotores, que hagan cosas impensadas, y que ojalá vengan bandas que se han esperado por años en Colombia”, sentencia.

Sugerimos: Almax, un promisorio primer paso

El 11 de marzo es que el mercado estaba saludable entonces y frente a la demanda de público, hubo para los grandes espectáculos. “Estéreo Picnic no se vio afectado por los Rolling Stones, y por esos días también tocó Coldplay y le fue bastante bien”, añade. 

El veredicto frente al aluvión decembrino, todavía está por verse, pero por el bien de una metrópoli y un país que pide más, bien vale que se siga apostando y se siga creciendo. ¿Qué tiene de malo empezar diciembre con shows de alta calidad años tras año?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.