Jueves, 19 de enero de 2017

| 1983/08/08 00:00

CONTRA LA CORRIENTE

¿Cómo influyeron las ideas de A. Carbonell sobre la actual ideología conservadora?

CONTRA LA CORRIENTE

"Obras selectas de Abel Carbonell" Cámara de Representantes. Presentación y compilación de Ramiro Carranza. Imprenta Nacional, Bogotá, 1981, 388 páginas.
En el pensamiento conservador, el nombre de Abel Carbonell, difundido a través de su famosa columna "La quincena política", ocupa un lugar de primer plano. El político barranquillero, que inició su carrera pública en la administración de José Vicente Concha, representó junto con éste una corriente conservadora de centro, sin los excesos de izquierda del socialismo, pero alejado también de las opciones de fuerza y dictatoriales que ya se evidenciaban en Europa con Mussolini y Hitler.
En 1929, cuando el gobierno y los dos partidos tradicionales buscaban fórmulas para contrarrestar el avance comunista y socialista, las huelgas y manifestaciones que finalmente dieron al traste con la hegemonía conservadora, la posición de Carbonell en contra de las medidas extraordinarias, de la facultad del Ejecutivo para disponer de la declaratoria del Estado de Sitio, y de las pretensiones de establecer un código de policía claramente represivo son francamente aleccionadoras y demuestran una ruptura con el pensamiento conservador dominante en esa época. Asi como se opuso a la famosa "Ley Heróica", Carbonell se había opuesto a la pena de muerte, en 1925, contra la corriente dominante en el conservatismo, liderada por el poeta Guillermo Valencia. Luego, en 1938, ante la candidatura de Santos y la oposición lopista en cabeza del candidato Echandía, Carbonell apoyó a Santos porque lo consideraba el dique contra el "Frente Popular de López, los matones de Plinio Mendoza Neira, y las turbas soliviantadas de Gaitán".
El libro editado por la Camara de Representantes denota un interés por presentar las ideas de uno de los más importantes ideólogos del conservatismo en el presente siglo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.