Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/14/2016 12:00:00 AM

Corazón silencioso

Drama danés de Bille August que muestra con elegancia cómo una familia enfrenta la enfermedad de un ser querido. ***

Título original: Stille hjerte

País: Dinamarca

Año: 2014

Director: Bille August

Guion: Christian Thorpe

Actores: Paprika Steen, Danica Curcic y Ghita Nørby

Duración: 97 min

Viendo esta pe-lícula danesa recordé el famoso poema de Dylan Thomas sobre la muerte de un anciano, donde el poeta le pide que luche, aunque no sirva de nada, contra esa oscuridad que se le viene encima. “Enfurecerse, enfurecerse contra la muerte de la luz”, repite varias veces.

Es un poema vibrante y gozoso, que reconoce lo heroico del esfuerzo humano que persevera y trata de ir más allá de lo conocido aun sabiendo que todo terminará igual: en la muerte de la luz.

Una rabia parecida sienten Heidi (Paprika Steen) y Sanne (Danica Curcic), las dos hijas de esta película, ante la decisión de Esther (Ghita Nørby), su madre, de tomarse unas pastillas que aceleren su partida.

Es una película sobre el tiempo y la manera en que cambia radicalmente, dejando de ser esa cualidad abierta e indefinida, cuando alguien decide ponerle un término voluntariamente. Ahí, las posibilidades que en cada momento parecen infinitas se vuelven más preciosas, las elecciones sobre qué hacer con ellas, más melancólicas.

El tema del tiempo aparece subrayado con relojes que miran la acción a lo lejos –en los cuartos, dos en la cocina– y que insisten en su carácter fluido, en esa manera que tiene de írsele entre las manos a la gente, haga lo que haga.

La familia se reúne en una casa grande y aislada en un campo frío, pero sin nieve, para festejar por adelantado la Navidad y despedir a Esther. Además de la madre, el padre y sus hijas adultas, cada una con su pareja, está la mejor amiga y entre todos intentan darle a la Navidad anticipada un ambiente alegre, pero el sentimiento es forzado y la tristeza puede más.

No hay nada de furia en esta mujer, solo una decisión racional y resignada sabiendo que, si espera, su enfermedad –esclerosis lateral amiotrófica– la hará quedar atrapada dentro de su cuerpo en una especie de muerte en vida, perdiendo progresivamente el control de sus músculos hasta terminar por asfixiarse.

La situación familiar aparece retratada sobria y cuidadosamente. Corazón silencioso tiene la inteligencia de mostrar las resonancias colectivas de la situación y de darle tiempo a la manera que encuentra cada una de estas mujeres, la madre y las hijas, de procesar a solas ese tiempo huidizo y la ausencia inminente con la que deberán lidiar.

No hay acá campo para lo divino. Esa duda amarga sobre el silencio de dios, que se veía tan dolorosamente en las películas de Ingmar Bergman, parece haberse solucionado. Ahora no hay dios, ni consecuencias más allá de la vida. El conflicto es meramente humano, el de la madre que deja a sus hijas y el de las hijas que quedarán solas, y por ahí se cuela un problema moral: las hijas podrían frustrar esa muerte anunciada, obligar a la madre a quedarse más tiempo.

Pero la ausencia de esos otros elementos, furiosos e irracionales, debilitan el drama de Corazón silencioso y lo hacen un poco desvaído, desteñido. El par de explosiones emocionales que se dan, quizás por ese contexto elegante y frío donde todo sucede, hacen extrañar una fuerza que tanta resignación no deja desarrollar. n

CARTELERA

**** Excelente  ***½ Muy buena   *** Buena   **½ Aceptable  ** Regular  * Mala

No todo es vigilia ***

Cinta española lenta y elegante que hace un retrato de los abuelos del realizador, mezclando material documental con técnicas de la ficción.

La correspondencia *½

Giuseppe Tornatore regresa a las pantallas con un ejercicio romántico global e incoherente.

Capitán América: guerra civil ***

Una decena de superhéroes se enfrentan entre sí en esta película divertida que cuestiona las implicaciones de tener poderes.

Florida ***

Un hombre anciano con problemas de memoria es el centro de esta cinta francesa de Philippe Le Guay.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.