Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/27/1993 12:00:00 AM

CORAZONES DE CONFLICTOS

Una tierna historia de amor entre dos seres que viven en su propio mundo.
DESDE LAS PRIMERAS escenas el espectador intuye que esta es una historia de amor, quizá la de un encuentro maravilloso con cierto romanticismo artístico de por medio. Y en realidad así es. Se trata de dos seres que vibran a frecuencias diterentes de las del resto de sus semejantes; y por tal motivo es apenas obvio que sientan atracción mutua. Sin embargo, un duro obstáculo se interpone: ambos son enfermos mentales y prácticamente nadie confía en ellos.
Dirigida por el canadiense Jeremiah Chechick, Corazones en confliclo describe la relación entre Benny(Aian Quinn) y su joven hermana Joon (Mary Stuart Masterson), una excéntrica pintora con anomalías síquicas que causa más de un problema por sus actitudes frente al mundo. En mitad de un conflicto a punto de estallar aparece Sam (Johnny Depp), otro extraordinario individuo, cuya pasión por el cine clásico lo ha llevado a inventar su propio universo, sólo entendible por aquella artista refugiada en un amor fraternal basado en la sobreprotección.
Aunque el título original de la cinta es Benny y Joon, la fuerza narrativa recae sobre el tercero en discordia, Sam, interpretado por un versátil Johnny Depp, cuyo personaje está concebido para imitar unas veces a Charles Chaplin, otras a Buster Keaton y, en general, para inyectarle el toque de comedia sin el cual la película carecería de tracción. Pero aun así y a pesar de algunos buenos momentos de humor, Corazones en conflicto deja pasar los minutos sin sustentar la historia y dejando vacíos en la estructura de los personajes.
Con una buena dosis ternura ingenuidad y humor la película logra entretener al público de la misma forma que El joven manos de tijera. Sin embargo, a la historia le hacen falta fuerza y argumentos para que el espectador no sólo se detenga en las escenas accesorias a la verdadera trama.
CUENTO DE HADAS
EL EXITO DE QUIEN ENGAÑO A Roger Rabbit? ha llevado a muchos especialistas a pensar que la mezcla de dibujos animados con escenas reales va a ser la característica del cine fantástico del próximo milenio. De hecho, ya son varios los directores que están ensayando este nuevo genero.
Uno de ellos es Joe Johnson, el mismo de Rocketeer, quien en pocos meses estrenará su más reciente película, The Pagemaster, que ha suscitado bastante expectativa dentro del medio, no sólo por los efectos especiales sino también por la historia y su protagonista. Basado en el relato de Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas, Johnson cuenta las travesuras de un inquieto niño que es absorbido por un libro de hadas.
El actor principal es Macaulay Culkin, el mismo de Mi pobre angelito y quien se ha convertido en uno de los niños más cos de Estados Unidos por cuenta de sus diabluras en la pantalla gigante.


ROBOCOP 3
Vuelve el policía robot,pero sin muchas ganas de agradar. ESTA DE VUELTA el superpolicía mitad hombre, mitad robot, que tanta sensación causo en el público joven en su primera aparición, ya hace varios años. Pero como suele suceder con los capítulos siguientes de las series de acción exitosas, cada vez el plato es menos bueno.
En esta ocasión, el argumento que sirve de pretexto para presentar las hazañas del híbrido entre humano y máquina, en Robocop 3, supera los límites de la mediocridad. Dirigida por Fred Dekker y protagonizada por Robert Burke, Nancy Allen y Rip Torn, la película narra el drama de los habitantes de un barrio de Detroit que inttentan defenderse de un desalojo, forzado al estilo nazi por una importante compañía de construcción Japonesa.
La historia es tan descabellada que ni siquiera la acción (igualmente simple y carente de imaginación) compensa la baja calidad de un filme que parece improvisado y escaso de recursos. Tanto que no existe un solo momento de tensión o de sorpresa, elementos indispensables en los relatos de acción .
Sin duda, los que sintieron atracción por Robocop en su primer capítulo y lo siguieron en el segundo, esta vez es, en Robocop 3, es probable que sufran una fuerte decepción.

PROBLEMA DE FONDO
MARLON BRANDO, quien prácticamente cobra un millón de dólares por minuto de aparición en pantalla, ha demandado al productor Edward Kastner por haberle extendido un cheque sin fondos por una cifra igual.
A cambio del millón de dólares, Brando se comprometía a trabajar en una versión musical de La isla del tesoro, además de respaldar con su nombre la campaña publicitaria del proyecto y así atraer a los posibles inversionistas.
Al parecer, los inversionistas han aparecido, gracias a Brando, pero este sigue sin recibir un sólo centavo del contrato, lo cual ha ocasionado que el famoso actor entable una seria demanda, exigiendo el millón de dólares más los intereses de mora en el pago. Mientras tanto, inexplicablemente Kastner sigue aprovechando el nombre del actor para promover una obra que Brando ya se ha retractado de realizar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?