Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/31/2012 12:00:00 AM

Corporación Taurina entrega la Santamaría

En carta dirigida al IDRD la empresa que administró la plaza de toros desde 1999 entregó la plaza al Distrito tras considerar ilegal la propuesta del alcalde Gustavo Petro de celebrar corridas sin muerte de los toros.

Luego de que el alcalde Gustavo Petro decidiera acabar el contrato vigente entre la Corporación Taurina de Bogotá y el distrito para la explotación de la plaza de toros de Santamaría, la empresa anunció la entrega del escenario.

Felipe Negret, gerente de la Corporación, así lo anunció mediante una carta dirigida al Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD).  Una comunicación que se produce tras la invitación que el pasado 17 de agosto le hizo el Distrito a la mencionada empresa para continuar con la administración de la Santamaría, con la condición de programar corridas de toros incruentas.
 
 Negret manifestó que declinaba la invitación del gobierno distrital para la propuesta del alcalde Gustavo Petro, de “realizar actividades taurinas ajustadas a las instrucción de no sangre en la arena (…) eliminando las suertes de varas, banderillas y muerte o suerte suprema”.

Dice Negret en la carta que tal propuesta “contraviene” la Ley 916 del 2004, o reglamento taurino nacional, aprobada por el Congreso y que establece las condiciones de los espectáculos taurinos en el país, ley que incluye los tres tercios que el gobierno distrital pretende eliminar de forma unilateral.

En la comunicación, la Corporación recuerda que han sido cuatro sentencias de la Corte Constitucional las que han avalado dicho reglamento y por consiguiente la práctica de actividades taurinas en el país.

Además, el gerente de la Corporación califica de “sesgada y arbitraria” la interpretación que el gobierno Petro hizo de la más reciente sentencia al respecto, que “únicamente restringe la destinación de dinero público a la construcción de nuevas instalaciones para la realización exclusiva de actividades taurinas”.

Con esta decisión, la Corporación Taurina de Bogotá decidió entregar la plaza de toros de Santamaría al distrito, tras doce años de explotación del inmueble.

Desde 1999, la Corporación organizó doce temporadas taurinas, las cuales, según cifras oficiales, le significaron a la ciudad ingresos por 12 mil millones de pesos, además de los impuestos a Coldeportes.
 
Este es el texto íntegro de la carta de la Corporación Taurina de Bogotá


Señor
RICARDO A. GÓMEZ DURÁN
Subdirector Técnico de Parques
Instituto Distrital de Recreación y Deporte
Ciudad

Respetado Señor Gómez,

Por medio de la presente comunicación queremos manifestarle que declinamos la invitación formulada por su dependencia para realizar “actividades taurinas ajustadas a la instrucción de no sangre en la arena […] eliminando la pica, las banderillas y el tercer tercio o suerte suprema”, en otras palabras, rechazamos su propuesta de realizar espectáculos taurinos contraviniendo la ley 916 de 2004, que estructura íntegramente las corridas de toros, e incluye los tres tercios, es decir pica, banderillas y suerte suprema.

Al respecto es importante recordarle para su ilustración y conocimiento, que las sentencias C-1192 de 2005, C-115 de 2006, C-242 de 2006, C-367 de 2006 han declarado exequible la Ley 916 de 2004, y con ella los elementos estructurales de las corridas de toros, así como su reconocimiento como expresión artística del ser humano. Por su parte, y contrario a la interpretación que la administración Distrital y su dependencia han dado a la sentencia C-666 de 2010, ésta mantiene la excepción de las corridas de toros al estatuto de protección animal (Ley 84 de 1989) y señala que cualquier modificación a la ley taurina, o la eventual prohibición de las corridas de toros corresponde única y exclusivamente a la competencia del legislador.

Así mismo luego de revisar exhaustivamente la sentencia en comento, no encontramos referencia alguna, a que la única actividad permitida en la Plaza de Toros de Santamaría, en relación a la tauromaquia, sea la de Toreo de Salón. Aunque recibimos con sorpresa la manifestación de voluntad, de incentivar las prácticas taurinas por parte del Distrito, esas mismas que en tantas ocasiones, su despacho, ha manifestado tiene absolutamente prohibido la administración, “promover o fomentar”, producto de la interpretación que Ustedes han construido de la Sentencia C-666 de 2010, que en su parte resolutiva únicamente prohíbe “destinar dinero público a la construcción de instalaciones para la realización exclusiva de estas actividades.” Por consiguiente, es dable concluir que con su comunicación, extralimita Ud. el ejercicio las competencias administrativas que el reglamento le confiere, al regular una expresión artística del ser humano sobre la cual el legislador ya se ocupó al disciplinarla en sus fases de preparación, organización y desarrollo (Ley 916 de 2004, de aplicación en todo el territorio nacional), extralimitación proscrita en nuestro ordenamiento jurídico que genera nulidad para el acto y responsabilidad disciplinaria para el servidor público.

Sin embargo, y ya que Usted menciona que existe una “nueva concepción del Estado Social de Derecho” (sic), le agradeceríamos que nos hiciera saber cual es ésta, puesto que en la concepción que nosotros tenemos, se debe actuar con sujeción al principio de legalidad -contenido en el artículo 6 de la Constitución Política, que obliga tanto a particulares como a las autoridades a cumplir estrictamente la ley- y de imparcialidad, razón por la cual no corresponde a la Corporación Taurina de Bogotá aceptar propuestas o peticiones en contravención a la ley 916 de 2004 y a la jurisprudencia constitucional vigente.

De igual modo, hago propicia la ocasión para reiterar nuestra disponibilidad para efectuar entrega formal de las oficinas de la Piaza de Toros de Santa María, recordándole de paso que en las rnisrnas se encuentran bienes propiedad de la Corporación Taurina de Bogotá.

Cordialmente,

FELIPE NEGRET MOSQUERA
Gerente General
Corporación Taurina de Bogotá





 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.