Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/21/2013 1:00:00 AM

El hobbit: la desolación de Smaug

En la segunda parte de la adaptación de la novela de J.R.R. Tolkien hay muchas carreras y persecuciones que quedan en punta, anticipando la última parte que llegará en un año. ***

Título original: The Hobbit: The Desolation of Smaug
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: Peter Jackson
Guion: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro, basados en la novela de J.R. Tolkien
Actores: Ian McKellen, Martin Freeman, Richard Armitage
Duración: 161 minutos

En 1995, mucho antes de ser director de películas taquilleras, repletas de persecuciones y efectos especiales, Peter Jackson rodó Forgotten Silver, un falso documental sobre Colin McKenzie, un pionero olvidado del cine mudo en Nueva Zelanda. Uno de los proyectos de McKenzie, contaba el documental, era una epopeya sobre Salomé de más de cuatro horas, “con miles de figurantes, un monumento espectacular”.

La historia del precursor inexistente del cine neozelandés me vino a la mente viendo esta, la segunda parte de la trilogía que Jackson adaptó a partir de El hobbit –un libro de apenas 300 páginas que ha pasado a la pantalla sin dejar detalle por fuera para poder extenderse a tres películas de más de dos horas cada una– porque tiene los miles de figurantes con los que soñaba McKenzie y es, a su manera, un monumento espectacular.

La diferencia es que nadie encontrará restos de estos escenarios espectaculares a medio devorar por la selva, porque a las creaciones por computador les queda imposible tener esa vida posterior.

Este episodio sigue los hilos narrativos que comenzaron en el primero y que seguirán en el tercero. De un lado está Bilbo Bolson, el hobbit del título, reclutado por su talento para robar por el mago Gandalf. También está un grupo de enanos que deben ir a la montaña de sus ancestros, de la que se apropió un dragón, para recuperar su tesoro y su patria.

Es, en cierto sentido, una película de carretera. No hay autos ni un disfrute del paisaje pero sí muchos enemigos que obligan a este grupo de seres pequeños y barbudos a correr cada 20 minutos, en secuencias dinámicas y movidas. Es un tour apurado por varios reinos de esta tierra que se imaginó J.R.R Tolkien con un guía que parece sentir cariño tanto por esos paisajes de bosques y montañas como por los enredos levemente medievales de tribus con amistades y enemistades heredadas.

Hay también una pequeña dosis de romance entre uno de los enanos (“bastante alto para ser un enano”) y una elfa de pelo largo y liso. A diferencia de la primera parte de la trilogía, que parecía quemar tiempo, la historia acá comienza en carreras y apenas hace un par de pausas para recuperar el aliento antes de continuar.

En su camino, nos hace un recorrido por la tierra de los elfos, por una ciudad de humanos y por la montaña ancestral de los enanos donde reside el dragón Smaug del título.

Es un recorrido veloz y entretenido que termina en punta, dejando todo en suspenso para la última entrega que llegará a finales del próximo año. Así, todas las historias quedan interrumpidas: la lucha de los enanos, la seducción del anillo para Bilbo, el enfrentamiento entre Gandalf y una fuerza oscura o el romance entre especies. 

Es un retorno a los seriales del siglo pasado en los que el protagonista quedaba colgando de un abismo para ser rescatado en la entrega de la semana siguiente. Con la diferencia de que ahora hay que esperar un año para ver cómo salen del aprieto.

CARTELERA

El sueño de Wadjda ***
Una niña sueña con tener una bicicleta en la primera película de ficción de Arabia Saudita, dirigida por Haifaa Al-Mansour.

Los juegos del hambre: en llamas ***
Esta, la segunda entrega de esta serie de ciencia ficción, resulta ser una película mucho más compleja y emotiva que la primera.

Thor 2: el mundo oscuro **1/2
El guerrero de otro planeta, vagamente vikingo, vuelve a la tierra a enfrentar a unos duendes prehistóricos.

Metegol **
Esta animación argentina de Juan José Campanella muestra cómo unos jugadores de futbolín cobran vida.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.