Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/10/19 16:49

‘17 años’: la potencia de la cinta está en su simpleza

Este drama, dirigido por el francés André Techiné, aborda tres temas complejos como la adolescencia, el bullying y la sexualidad.

El francés Corentin Fila y el suizo Kacey Mottet Klein en '17 años'. Foto: Tomado de video

Quand on a 17 ans (17 años) narra el encuentro de dos jóvenes que se detestan sin motivo alguno. Un día Tom (Corentin Fila) empieza a agredir físicamente a Damien (Kacey Mottet Klein) porque sí, y él también le responde con violencia. Con el pasar de los días la tensión entre ellos aumenta, mientras ven clases en la misma escuela.

Marianne, la madre de Damien, es la doctora que cuida de la salud de la madre de Tom. En una de sus consultas a domicilio se da cuenta de que este joven tiene que pasar por un largo trayecto para ir a la escuela y que además trabaja en la granja de la familia, así que decide invitarlo por unos meses a vivir a su casa mientras su madre se mejora.

Al vivir juntos, la relación entre estos dos jóvenes poco a poco se va trasformando, a medida que ellos van descubriendo sus deseos, sus pasiones, su orientación sexual, sus temores y sus frustraciones.

Este drama, dirigido por el francés André Techiné, aborda con simpleza tres temas complejos como la adolescencia, el bullying y la sexualidad. Es precisamente la sencillez de la cinta lo que la hace tan potente. Techiné le resta el dramatismo a temas complicados a través de los diálogos escasos, de la música y de los personajes, en especial a través de Marianne, interpretada magistralmente por Sandrine Kiberlain.  

Los momentos de violencia de 17 años, escrita por Techiné y Céline Sciamma, son apaciguados por la belleza del paisaje de los montes del medio Pirineo francés, por los bosques y lagos que aparecen cubiertos de nieve o bañados por el sol, en la cinta ambientada en el periodo que va del otoño al verano del año siguiente.

Entre el buen trabajo de los actores, más potente por los gestos que por los diálogos, se destaca el de Corentin Fila, quien por primera vez desarrolla un largometraje y sin embargo logra captar la esencia de su personaje de tal manera que es difícil imaginarse a otro actor interpretando a Tom.   

Ver el tráiler

A sus 73 años, Techiné ha dirigido 25 largometrajes, ha sido miembro del Jurado del Festival de Cannes en 1999 y se le otorgó el Premio Henri Langlois por el gran aporte cinematográfico durante toda su carrera. Es considerado uno de los maestros del cine mundial por películas como Barocco (1971); La Cita (1985), por la que obtuvo el Premio a Mejor Director en el Festival de Cannes; Los Juncos Salvajes (1994), galardonada con varios Premios César y Los Ladrones (1996).

*La película ya está en las salas de cine del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.