08 diciembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Curvas de la vida

Por Manuel Kalmanovitz G.

cineA pesar de que esta nueva película desaprovecha su presencia, Clint Eastwood regresa para demostrar por qué es una leyenda del séptimo arte. ??1/2

Curvas de la vida. Eastwood interpreta a un cazador de talentos de béisbol que está perdiendo la vista. Su hija, con quien tiene una relación difícil, aparecerá para ayudarlo a recobrar la confianza perdida.

Eastwood interpreta a un cazador de talentos de béisbol que está perdiendo la vista. Su hija, con quien tiene una relación difícil, aparecerá para ayudarlo a recobrar la confianza perdida.

Recuadros

CARTELERA

¿Sabes quién viene? ?

?

?

La más reciente película de Roman Polanski muestra cómo la

civilización es una capa

muy delgada sobre un mar de rabias.

Submarino ?

?



Drama realista de Thomas Vintenberg en el que dos hermanos daneses sufren en la adultez los estragos de un trauma de infancia.

Presencias del más allá ?

?



En esta inteligente y

tensionante película de terror de Ti West, los encargados de un hotel descubren que habitan al lado de presencias extrañas.

Buscando un amigo para el fin del mundo ?

?

Aunque un asteroide va a acabar con la tierra, una pareja tiene tiempo de conocerse y enamorarse en esta comedia romántica rosa y apocalíptica.

Título original: The Trouble with the Curve
Año: 2012
Director: Robert Lorenz
Guion: Randy Brown
Actores: Clint Eastwood, Amy Adams, John Goodman, Justin Timberlake.

C lint Eastwood tiene 82 años y se le nota en el rostro. Tiene el pelo delgado y manchas en la piel, tantos años de hacer de vaquero del desierto en películas italianas claramente tienen consecuencias. Es un rostro con el que hemos crecido y verlo en su estado actual nos permite darnos cuenta de que la vida pasa, que las cosas cambian y se van acabando, y que un proceso tan duro también puede llevarse con cierta gracia y dignidad.

En sus películas recientes, Eastwood ha interpretado personajes aferrados al pasado, a las viejas maneras de hacer las cosas. Son tipos cascarrabias, resentidos de vivir en un presente que ya no entienden. Es algo que también sucede en esta película que es una especie de opuesto a una cinta reciente, Moneyball, que mostraban cómo un jovencito matemático descubrió la forma de armar un mejor equipo de béisbol con poco dinero y usando las estadísticas de los jugadores (el béisbol cuantifica obsesivamente el desempeño de sus atletas).

Acá sucede lo contrario: Eastwood es un cazatalentos de peloteros llamado Gus, con una relación intuitiva con los beisbolistas. Gracias a su experiencia y su olfato sabe cosas que un computador no puede saber, como que un jugador no batea bien por extrañar a su familia. Pero comienza a perder la vista y, como es orgulloso y terco, no quiere que nadie se entere.

También tiene una hija (Amy Adams) a quien crió (la madre murió cuando ella tenía seis años) y ese es el centro de la película. Lo que vemos no es tanto él y su trabajo, sino la forma en que evoluciona la relación entre los dos cuando ella, preocupada por su inminente ceguera, pide una licencia en el bufete de abogados donde trabaja para acompañarlo a evaluar a un jugador de las ligas menores en Carolina del Norte.

En cierto sentido, sigue el esquema básico de las películas de parejas disparejas (él come hamburguesas, ella es vegetariana; él gruñe, ella habla) pero las actuaciones de Eastwood y Adams le dan vida. En una de las mejores escenas desayunan en un restaurante y los vemos chocar: ella le pide que le explique por qué se distanciaron, por qué dejó de llevarla en sus viajes años atrás y él gruñe ofuscado. No entiende por qué le piden explicaciones imposibles.

Los requerimientos del mundo de ella son el candor, la comunicación, hablar las cosas, mientras que él aprendió que vivir es simplemente esperar con templanza a que pase el aguacero.

Pero la película no va más allá. Por estar enfrascada en la evolución emocional de los dos personajes, no examina las implicaciones de que los deportes profesionales sean un negocio tan grande (el reino de las estadísticas, los equipos desconectados de la ciudad donde juegan, el abismo entre jugadores y espectadores). Y un giro final salido de la nada cierra esquemáticamente la trama.

Es un gusto ver a Eastwood, así esté mayor y haciendo el mismo papel de sus últimas películas. Quizás porque confirma esa inconfesable sospecha de que algún día Harry el sucio terminaría siendo Harry el viejo.
 
CARTELERA
 
???? Excelente ???1/2 Muy buena ??? Buena ??1/2 Aceptable ?? Regular ? Mala
 
¿Sabes quién viene?
????
La más reciente película de Roman Polanski muestra cómo la civilización es una capa
muy delgada sobre un mar de rabias.

Submarino
???
Drama realista de Thomas Vintenberg en el que dos hermanos daneses sufren en la adultez los estragos de un trauma de infancia.

Presencias del más allá
???
En esta inteligente y tensionante película de terror de Ti West, los encargados de un hotel descubren que habitan al lado de presencias extrañas.

Buscando un amigo para el fin del mundo
??
Aunque un asteroide va a acabar con la tierra, una pareja tiene tiempo de conocerse y enamorarse en esta comedia romántica rosa y apocalíptica.

PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad