Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/15/2015 12:00:00 AM

El héroe y el villano de Daredevil

Semana.com habló con los protagonistas de la serie Daredevil de Netflix. La producción de trece capítulos ya está disponible, y ha recibido críticas halagadoras por su tono oscuro y adulto.

Vincent D’Onofrio tiene un rango que pocos actores alcanzan. Trabajó bajo la dirección de Stanley Kubrick en Nacido para Matar (Full Metal Jacket) y de Barry Sonnefeld en Hombres de Negro, y los resultados dan muestra de lo que ha logrado: roles memorables en decenas de producciones dramáticas y cómicas. D'Onofrio también está familiarizado con la televisión, pues por diez años encarnó al detective Robert Groen en la serie Ley y Orden: Acción Criminal. Por su parte, Charlie Cox también ha compartido su tiempo entre el cine y la televisión. Hizo parte del elenco de La Teoría del Todo, de Downton Abbey, y carga con la responsabilidad de dar vida a un superhéroe venerado por miles cuya imagen no fue propiamente exaltada en una producción de Hollywood del año 2003. Semana.com habló con ellos sobre el tono que le han impreso a la serie y sobre lo que representa trabajar con Marvel y Netflix a la vez.

Semana.com: ¿Qué pueden esperar los televidentes de esta versión Netflix de Daredevil?

Charlie Cox: Creo que será una dirección totalmente nueva para Marvel. En el tono y en el tema la serie es más siniestra, más adulta, y ojalá más basada en la realidad. Hay dos personajes muy humanos, no solo buenos y malos, que viven entre emociones conflictivas, y así la serie se presenta más real.

Semana.com: ¿Por qué aceptaron hacer parte del proyecto?

Vincent D’Onofrio:
Creo que la idea original, la que mantuvimos, la que se me presentó, fue la de presentar la historia de forma humana. Quienes la vean encontrarán que, por la cantidad de tiempo que tenemos, las 13 horas que dura el show, puede ser tomado con calma. Es por eso que nuestros personajes se desarrollan de una forma en la que todo el público se puede relacionar, no solo los amantes de los cómics. Abordamos el bien y el mal, abordamos nuestras propias inquietudes morales, abordamos cómo afectamos socialmente a otros y cómo ellos nos afectan. Y también pueden ver a dos hombres muy diferentes sobrellevar una evolución que dura trece horas, los dos buscando lo mismo. Y mientras todo esto pasa, hay elementos de superhéroes, momentos locos e intensos entre los personajes, y un conflicto que va creciendo entre nuestros personajes y llega a un final. Eso fue lo que hicimos, lo que nos exigimos hacer: ser fieles a la humanidad de la historia, a la vida emocional de la historia, y le pusimos mucho cuidado. Ese fue el concepto original de Marvel y fue lo que Netflix nos permitió hacer.

Semana.com: ¿Cómo se tradujo el universo Marvel en Netflix? ¿Cómo se juntaron las dos empresas?

V.D.: Solo sé que se presentó como una serie Marvel/Netflix, y sé que como una serie de Netflix, se grabó como si fuera una película gigante. Eso la diferencia de un show normal de televisión. El número de episodios, 13 en vez de 22 o 23, le dio un aire muy distinto. Nunca sentimos, ni Charlie ni yo, que estábamos vendiendo tostadoras. Afortunadamente, mientras la hicimos, sentimos que estábamos rindiendo tributo a la historia, a igual que Netflix y al igual que Marvel. ¿Cómo pasó todo? Imagino que hubo muchos dólares en el medio, pero menos mal que sucedió, porque nos divertimos mucho haciéndolo.

C.C.:
Desde un punto de vista de escritura y de la actuación, lo interesante de Netflix es que se pueden contar historias, investigar sutilezas de los personajes, y creo que eso le sirve mucho a Marvel, sus personajes se ven muy bien servidos.

Semana.com: Vincent, usted ha asumido personajes buenos, malos, redondos… ¿qué tan distinto es este personaje de los que encarnó en el pasado?

V.D.: Todos los personajes son distintos, todos existen para servir la historia. Es extraño responder, pues la acabamos de rodar hace relativamente poco, y se siente muy cercana todavía. Así que no tengo más que cosas buenas que decir. Me enamoré de Wilson Fisk -su personaje- y también de Ayelet Zurer, quien interpreta a mi prometida en el show. Me enamoré de ella también como actriz, creo que estuvo fantástica.

Protagonicé una serie de televisión durante diez años, sé lo que es ser muy específico y minucioso durante un largo tiempo, pero esto fue muy distinto. En una frase Wilson Fisk pueden sonar como un niño y en esa misma frase puede transformarse en un monstruo, y eso es bien especial. Es difícil responder con exactitud a la pregunta, pero puedo decir que me relacioné mucho con Wilson, lo sentí muy cercano. Espero que la gente lo ame, tengo mucha esperanza en eso, pero sobre qué tan distinto es a lo que hice antes, queda en los espectadores decidirlo.


Tanto Vincent D'Onofrio como Charlie Cox han navegado el cine y la televisión, y aseguran que esta experiencia en Netflix mezcló lo mejor de ambos. (Cortesía Netflix).

Semana.com: La relación entre Vanessa y Wilson Fisk es bien particular, ¿a qué se debe la química en pantalla?

V.D.: Antes que nada, por la escritura. Los guionistas crearon escenas geniales entre los dos personajes.. cómo se conocen, cómo se relacionan, cómo se quieren, y obvio, también relatan el lado oscuro de la relación. Drew Goddard (guionista y showrunner) fue muy hábil para contar mucha historia del origen de Wilson a través de Vanessa, la manera en que lo hizo fue genial. Y uno lo ve y lo vive enamorándose, y a ella también. Sin entrar en detalles que arruinen la serie para quien la ha visto, hay momentos muy románticos, que al segundo siguiente se tornan extremadamente violentos. Y todo eso se ve miemtras se ve la vida y la evolución del personaje en la serie.

Semana.com: Charlie, ¿sintió la presión de interpretar a este superhéroe? ¿De las comparaciones con la película protagonizado por Ben Affleck?

C.C.: Sin duda la sentí, y fue creciendo conforme nos acercamos al rodaje. Cuando me dieron el papel, no había leído el cómic, no tenía una dimensión o idea de cuán popular e importante el personaje era para mucha gente. Y comencé a leer, y muchos amigos me dijeron que eran grandes fanáticos, y luego fuimos a Comic Con (convención de cómics), y salieron imágenes en Internet y la gente opinó, y mamá me mandó esas opiniones… así que el sentido de responsabilidad fue creciendo inevitablemente.

Y sin embargo, hay que botar todo eso a la caneca. No puedes basar tus decisiones en eso, debes mantenerte enfocado en la ruta que has tomado, siempre y cuando el showrunner (el creador del proyecto, el escritor jefe) y los directores la compartan esa dirección. Y se debe saber que no se va a hacer feliz a todo el mundo. A través de la historia, el personaje Daredevil  ha cambiado, mutado mucho dependiendo de los escritores y los ilustradores del cómic. Pero lo que me gusta de nuestro show es que tiene un giro específico, un mundo muy específico, una energía específica, un estilo de vida y personajes muy bien trabajados.

Semana.com: ¿Qué impresión le dejó el papel de Ben Affleck en la versión de Hollywood?

C.C.: Creo que hizo un trabajo fantástico.

V.D.: Como ya sabemos, hay muchos factores que diferencian las interpretaciones del héroe. La primera, es que dos hombres distintos están a cargo de encarnarlo, dos grandes actores. Viendo a Charlie trabajar puedo decir que le añadió un ingrediente muy honesto al trabajo, un ángulo único. El Matt Murdock de Charlie es algo que no había visto jamás. También creo que tanto tiempo de exploración, para llegar a 13 horas de contenido, creará un aspecto totalmente distinto frente a lo que hizo Ben, a quien creo un actor talentoso.


Charlie Cox comparte pantalla con las bellas y talentosas Deborah Ann Woll, quien se dio a conocer por la serie True Blood, y Rosario Dawson. (Cortesía Netflix).

Semana.com: ¿Es una serie apta para niños?

C.C:
Mi madre me dice que está emocionada… le dije que quizás no querría ver los primeros tres episodios…

V.D.: Yo creo que depende de los padres. Mi pequeño de siete años probablemente no la verá, pero mi hijo de 15, ¿por qué no? Pero creo que los adultos son quienes más provecho le sacarán. Tiene le sabor de una película grande, pero con una mirada intelectual, muy específica que llevamos desde el inicio hasta el fin.

C.C.: La gente que creció con el comic tiene unos 40, 50 años ahora, y es fantástico hacer un show para ellos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.