Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2002/11/23 00:00

De Cartagena a Francia

El sello Palenque Records, con sede en París, divulga en Europa champeta de los guetos y música ancestral afrocolombiana. Detrás de este proyecto está Lucas Silva.

En 1997 Lucas Silva, radicado en París desde mediados de los 80, vino a Colombia para realizar un documental sobre la cumbia y descubrió la champeta y, detrás de ella, una población que a pesar de ser pobre y marginada tenía mucha información y conocimiento de la música africana contemporánea.

Regresó a Francia con una treintena de CD que consiguió en los mercados populares de Cartagena y se encontró con un amplio número de aficionados que reconocieron el valor de aquella mezcla de ritmos de todos los rincones de Africa, salsa, soca, calypso y reggae. Esta "mezcla loca de géneros sin pasaporte", como la califica el propio Silva, le permitió fundar el sello Palenque Records y lanzar la primera antología. La tituló El vacile efectivo de la champeta criolla ? A new african music from Colombia.

Un año después grabó en San Basilio de Palenque al Sexteto Tabalá y el resultado fue Colombia: los reyes del son palenquero. Estos dos discos, que ya distribuye en Colombia el sello MTM, dieron paso a lanzamientos más recientes, entre ellos Champeta criolla vol. 2 ? Visionary black music from underground Colombiafrica, otra antología de músicos populares cartageneros que apareció en Francia hace pocos meses.

Este nuevo oficio de productor le ha permitido a Lucas Silva hacer su propio diagnóstico de la música colombiana. "Seguimos actuando como un país colonial. Cuando surgió la champeta todo el mundo comenzó a hablar mal de ella. Eso mismo sucedió con la cumbia hace varias décadas", señala.

El considera que la música afrocolombiana tiene mucho futuro. "Europa busca lo local, donde están los verdaderos fenómenos de hoy. En Europa se ve a los músicos del gueto como los más valiosos". También se ha dado cuenta en sus correrías de que muchos ritmos colombianos están en peligro de desaparecer porque quienes los saben interpretar se han ido muriendo y nadie ha heredado esos conocimientos.

Señala que en la música popular colombiana existen tres categorías. Los músicos de los guetos; los populares, que graban en función de los intereses del mercado y de las casas disqueras, y los de clases acomodadas que intentan acercarse a las raíces folclóricas. "Todos ellos han hecho cosas muy valiosas, dice. El problema es que estos últimos no tienen contacto con el gueto y muchas veces sus propuestas se diluyen en el pop". Por eso le gustaría poner en contacto a estos tres grupos y a los músicos palenqueros con Africa.

Lo que le gusta de la champeta es que se haya formado por fuera de las casas disqueras y por ese motivo le preocupa que éstas ahora la estén sacando del gueto. "Para que guste están alejando la champeta de su contacto con Africa y la vuelven vallenato o balada disfrazados de champeta". Quiere invertir en arreglos, en instrumentos, en mejorar la calidad del sonido de las grabaciones y filmar un largometraje de ficción sobre la champeta.

En este momento le está dando los toques finales a su nuevo proyecto, titulado AfroColombian All Stars ? Going back to Africa, un trabajo en el que reunió a cantantes palenqueros apoyados por músicos de Africa y América Latina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.