Domingo, 26 de octubre de 2014

| 2013/01/26 00:00

De clásicos a gráficos

Pronto saldrá al mercado una versión gráfica de la vida y obra de García Márquez. Cada vez son más populares entre los lectores este tipo de libros ilustrados inspirados en clásicos de la literatura. SEMANA recomienda algunos imperdibles.

Moby Dick, la novela clásica de Herman Melville, ha sido adaptada varias veces y en diferentes formatos como ésta del ilustrador Lalit Kumar Singh.

Nadie duda de la importancia que tienen hoy en día las novelas gráficas y los cómics en el mundo editorial. La producción de estos libros va en aumento y las ventas son enormes. Por supuesto que no es un fenómeno nuevo, pero es cada vez más relevante entre los lectores de todo tipo. Uno de los subgéneros que más espacio ha ganado es el de las adaptaciones de grandes clásicos de la literatura o biografías de escritores célebres. Este tipo de experimentos tampoco es reciente: de hecho, muchos jóvenes se iniciaron en la literatura con publicaciones de este tipo. En 1941, por ejemplo, se publicó Clásicos Ilustrados de Albert Kanter, que tenía la intención de difundir una versión abreviada de importantes obras de ficción. El resultado fue tan exitoso que aún hoy se sigue haciendo y vendiendo esta colección, con títulos como La Odisea, La Ilíada, La isla del tesoro y Los tres mosqueteros.

En los últimos años, no obstante, se ha dado un auge de novelas gráficas que reinterpretan todo tipo de textos literarios. No se trata de versiones abreviadas o simplificadas: son interpretaciones que tienen una intención artística propia. Para no ir más lejos, esta semana llegará a las librerías colombianas Gabo: memorias de una vida mágica, una versión ilustrada de la vida del nobel colombiano. La versión fue concebida por el editor independiente John Naranjo, el ilustrador Miguel Bustos y el guionista Óscar Pantoja y aparecerá en el sello Rey Naranjo Editores. Es una propuesta novedosa en la que se mezclan momentos de la vida del escritor con pasajes célebres de su obra. El libro ni siquiera ha salido al mercado y ya tiene demanda en casi todos los países hispanoamericanos. 

El acierto de Rey Naranjo es traer al mercado colombiano esta tendencia. En los últimos años se han publicado todo tipo de novelas gráficas que siguen un mismo modelo: un guionista y un dibujante reconocidos se unen para crear una nueva versión de sus libros favoritos. Muchas veces —como ocurre con el libro de Gabo— no se trata de versiones exactas de los textos. Es un lenguaje diferente, que se adapta a la velocidad y espacio de los gráficos. También es una propuesta más subjetiva: busca recrear la impresión que tuvieron los artistas al leer esos libros. Es su lectura de los grandes hitos de la literatura. 

Hay obras, desde luego, especialmente difíciles de adaptar. Es el caso de En busca del tiempo perdido de Marcel Proust o Ulises de James Joyce, en las que las palabras son protagonistas. Sin embargo, los artistas gráficos lograron llevar estos textos a otro género con muy buenos resultados (ver recomendados). Así mismo, la versión gráfica no siempre es más sencilla. En el caso de Ciudad de cristal de Paul Auster, la adaptación ilustrada muestra una atmósfera más opresiva y un mundo más laberíntico que la obra original. La idea de sus creadores fue generar sensaciones diferentes. “Cuando se hace correctamente, el formato permite una perspectiva única que puede expandir la experiencia que el lector tuvo con la prosa”, le dijo hace poco Ralph Macchio, editor de Marvel, a la página web GraphicNovelReporter. “Este formato invita también a los lectores a acercarse a las fuentes primarias. Me parecería negativo que el lector se quedara en la novela gráfica y no fuera a buscar la obra original”, añadió.  

Por eso, uno de los grandes retos que tiene este género es atraer a lectores que no conocen los clásicos de la literatura, sin decepcionar a las personas que ya han leído —incluso varias veces— y conocen bien los clásicos. Eso implica un alto nivel de creatividad. Pero parece ser que ese no es un problema: cada vez hay ideas más originales. Como el de un grupo de artistas japoneses que está llevando todas las obras de Shakespeare al género Manga: uno de ellos es una adaptación de Romeo y Julieta en medio de la Yakuza. Para algunos es un absurdo, para otros es una idea revolucionaria que, en todo caso, tiene un resultado importante: que cada vez haya más lectores.

Gabo: memorias de una vida mágica


Acaba de salir al mercado. Fue creado por el editor independiente John Naranjo, el ilustrador Miguel Bustos y el guionista Óscar Pantoja. Mezcla momentos de la vida del nobel colombiano con fragmentos de su obra.

'El retrato de Dorian Gray'

Hay dos versiones recientes de esta novela de Oscar Wilde. En 2009 se publicó una con textos de Ian Edginton e ilustraciones de I.N.J Culbard. Un año después la editoria Marvel hizo una versión más juvenil.

'Informe sobre ciegos'

La adaptación que hizo el argentino Alberto Breccia de uno de los capítulos de 'Sobre héroes y tumbas', de Ernesto Sábato, trató de respetar la visión apocalíptica de la novela. Breccia también ilustró cuentos de Horacio Quiroga. 

'Fahrenheit 451'

Ray Bradbury, autor de este clásico de la ciencia ficción, escribió el prólogo de la interpretación gráfica de Tin Hamilton. 

'El diario de Ana Frank'

En 2010 el escritor Sid Jacobson y el ilustrador Ernie Colon se reunieron para hacer una versión de los famosos diarios de Ana Frank. El proyecto fue comisionado por la fundación que se dedica a preservar su memoria. 

'En busca del tiempo perdido'

El ilustrador francés Heuet se puso a la tarea de hacer una novela gráfica a partir de la monumental obra. El restulado es una joya que logró sintetizar todo el universo literario de marcel Proust.


'Ciudad de cristal'

Dos de las súperestrellas de la ilustración, Paul Karasik y David Mazzucchelli, tomaron una de las novelas de la 'Trilogía de Nueva York' de Paul Auster y la transformaron en universo opresivo y oscuro. 

'La metamorfosis'

Cuando Franz Kafka escribió la pesadilla de Gregorio Samsa, jamás se imaginó que varias décadas más tarde el prestigioso dibujante Peter Kuper (quien estará en el Hay Festival de Cartagena) haría una versión ilustrada. 

'Ulises'

Una de las novelas más complejas de la literatura del siglo XX fue adaptada por Robert Berry. En este caso las ilustraciones vienen acompañadas de una versión simplificada de los textos de Joyce.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×