Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1989/07/31 00:00

DE LA PIEDRA AL PAPEL

Tan importantes como sus esculturas, los grabados de Henry Moore llegan por primera vez al país.

DE LA PIEDRA AL PAPEL

Su obra escultórica es ampliamente conocida en el mundo entero. Su trabajo ha influido en buena parte de los escultores del presente siglo. Pero, al menos en Colombia, una faceta de su trabajo, la del grabado, ha sido poco conocida. Desde la semana pasada, el Museo de Arte Moderno de Bogotá tiene abierta al público una muestra de grabados del artista inglés Henry Moore, la mayoría de los cuales hacen parte de los "portafolios", en los que el autor los agrupo por temas.
Henry Moore nació en Castleford Inglaterra, en 1898. Su contacto con el arte se dio en sus primeros años y de ahí en adelante, en las dos primeras décadas del siglo,emprendió diversos estudios que lo llevaron a la Academia Real de Arte de Londres. En 1928 realizó su primera exposición de tallas en madera,que no fue bien vista por la crítica del momento, pero que,al contrario de lo esperado, lo llevó a perseverar en su labor artística. Curiosamente, en esa ocasión se le criticó por su deformación de la figura humana, precisamente el rasgo que lo haría famoso en todo el mundo en los años siguientes. Durante la Segunda Guerra Mundial se dedicó a pintar murales en los subterráneos del "metro" londinense -utilizados como refugios-, trabajo que le valió un gran reconocimiento por parte del público.
Se trata, sin duda alguna, de uno de los artistas más prolíficos del siglo. Sus motivos principales, entre los que se cuentan las figuras recostadas, las maternidades y algunos estudios de partes del cuerpo humano -como las manos- aparecen de manera reiterada en sus esculturas en diversos tipos de piedra y en sus tallas en madera. Además, son tema fundamental de sus dibujos y grabados. En ocasiones su trabajo derivó hacia el estudio de las formas,los animales y las diferentes expresiones de la naturaleza.
La actual muestra del MAM reúne grabados elaborados entre los años 1950 y 1981, pertenecientes en su gran mayoría al British Council, y unas pocas a la fundación que lleva su nombre, que se encarga de promocionar el arte por medio de becas para estudiantes de todo el mundo. Entre 1931 y 1984, Moore realizó 719 trabajos gráficos, de los cuales cerca de 600 fueron hechos en los últimos 15 años de este periodo cuando, en parte por su avanzada edad, la labor escultórica se le hizo difícil. Aprovechando su vasta experiencia en este campo el artista se dedicó a elaborar series de portafolios o álbumes dedicados a diversos motivos, que en su gran mayoría aparecieron publicados en forma de libros.
En la serie de figuras reclinadas, es posible encontrar en los grabados la marca que distinguió la escultura de Moore: la deformación de la figura humana, los rasgos violentamente insinuados y los espacios que atraviesan sus formas y que crean una sensación de vacíos en el espectador. De este mismo corte son sus aguafuertes y aguatintas sobre motivos naturales como árboles, en los que el artista resalta las formas fuertes de los troncos, con sus curvaturas y rugosidades.
"Hombre y mujer" y "Canción de cuna" son dos excelentes trabajos en los que Moore se aparta un poco de los conceptos tradicionales de su arte y en los que se deja llevar libremente por su sensibilidad. En el primero, las figuras de un hombre y una mujer que se acercan crean una atmósfera de sensualidad poco conocida en él. Algo similar ocurre con "Canción de cuna", en la que la figura materna, acentuada por las sombras, lleva todo el peso del grabado.
Otro aspecto novedoso para el público es el referente al trabajo sobre animales. Para su realización Moore paso largas jornadas visitando parques zoológicos. En ellos es posible descubrir a todo un maestro del dibujo, que plasmó de forma sencilla y con un trazo exacto las figuras de los animales que habrían de conformar su portafolio "Animales en el parque zoológico".
Así, la muestra de grabados de Moore es una de las exposiciones más importantes del presente año en su género y una oportunidad única para descubrir una faceta diferente de uno de los escultores más importantes del siglo XX.













¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.