Lunes, 16 de enero de 2017

| 1986/11/10 00:00

DE MEXICO, CON AMOR

Debate en EE.UU por toma de noticiero hispano por parte de presentador identificado con el gobierno mexicano

DE MEXICO, CON AMOR

Lo que en Colombia es completamente normal, que el director de un noticiero de televisión se identifique claramente con un grupo político, en los Estados Unidos está causando estragos. El problema radica en los recientes cambios anunciados por la SIN (Spanish International Network), la más importante cadena de televisión de habla hispana, cuyo departamento de noticias será incorporado a una nueva agencia internacional liderada por Jacobo Zabludosky, un mexicano perteneciente al PRI y fuertemente identificado con el gobierno del presidente Miguel de la Madrid, y con los de sus antecesores.

Zabludosky, quien hasta ahora fuera el presentador de 24 Horas, un noticiero producido por Televisa y transmitido en las horas de la noche por un gran número de cadenas latinas de los Estados Unidos, pasará a ser el director de ECO, una agencia internacional de noticias de televisión, que será la encargada de producir el Noticiero SIN, cuya audiencia se calcula entre 6 y 10 millones de hispanos en los Estados Unidos. El hecho, a pesar de la indudable popularidad de Zabludosky como presentador, ha producido consternación en los medios periodísticos e hispanos en los Estados Unidos.

Para la prensa norteamericana, preocupada hasta la obsesión con el problema de la objetividad, el que el mexicano se haya declarado a sí mismo como miembro del PRI, el partido de gobierno en México, lleva ya a una seria limitación en la independencia informativa. Adicionalmente, el hecho se agrava tras la adquisición por parte de Emilio Azcárraga Milmo, otro mexicano cercano al gobierno de De la Madrid, de la totalidad de las acciones de la cadena que antes poseía en un 75%. La identificación de propietario y director con la línea oficial ha llevado a crear aprehensión entre los antiguos colaboradores de SIN y la opinión pública respecto de una eventual influencia del gobierno mexicano en las orientaciones del noticiero. Los ejecutivos de la cadena han asegurado, sin embargo, que no hay de qué preocuparse y que primará el profesionalismo.

Azcárraga, quien también es dueño de la Spanish International Communications Corporation, que agrupa a 10 estaciones de televisión en el país, ha sido por otra parte obligado por la Comisión Federal de Comunicaciones, entidad reguladora de los medios en los EE.UU. a vender esta compañía por considerar que su posesión viola las normas relativas a propiedad extranjera. La venta tampoco causó mucho agrado..EI comprador potencial con más opción resultó ser la Hallmark, la conocida empresa fabricante de tarjetas, que ofreció cerca de 300 millones de dólares. Los que pusieron el grito en el cielo esta vez fueron los hispanos. Para ellos, la venta resultaría una especie de entrega a los medios norteamericanos al dejar en manos extranjeras el manejo de los medios latinos.

"No se trata de transmitir en español, sino de llenar las necesidades del pueblo latino", manifestó uno de los 37 hombres de negocios que se agruparon para oponerse colectivamente a la venta.

La fecha en que ECO iniciará operaciones no ha sido establecida aún.
Las especulaciones por tanto, continúan y con ellas la incertidumbre de si el gobierno mexicano ejercerá en los 17 millones de hispanoparlantes de los Estados Unidos algún tipo de influencia político-cultural, con lo cual, los procesos tradicionales de colonialismo se estarían invirtiendo por primera vez en lo referente a la televisión. --

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.