Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/5/1994 12:00:00 AM

DE PASO POR ARIZONA

Luis Luna estrena su retorno a Colombia con una exposición de su obra reciente en la Galería Diners, de Bogotá.

NO ES NUEVO que el arte busque motivaciones o influencias en culturas lejanas o exóticas. Desde muy temprano en la historia el artista ha evidenciado confluencias e intercambios que han enriquecido, e inclusive permitido, la aparición de determinadas imágenes, tendencias o estilos.
Este fenómeno ha llevado con los años un ritmo creciente, al punto que desde hace más de un siglo se ha consagrado como uno de los principales nutrientes de la creación artística.
Hoy comúnmente se afirma la influencia africana, indigenista, asiática o caribeña en cualquier creador como punto de partida legitimante o como válida carta de presentación en un mundo que defiende posiciones de democracia multiétnica o racial.
Son precisamente estas razones, tantas veces afirmadas, las que han debilitado y empobrecido la idea que se tiene de mundos desconocidos pero también tantas veces presentados.
Por ello se comprende de inmediato la importancia de un artista que insiste en estos temas sin esquematizaciones ni estereotipos, acompañado además de un jexcelente desempeño técnico.
Es el caso de Luis Luna, el pintor que actualmente expone en la Galería Diners de Bogotá su serie 'Arizona'. Esta, como otros trabajos suyos, es resultado de un viaje que realizó a la región a manera de estudio simbólico y como experiencia de vida, paisaje y color, elementos que han sido, junto con la lectura de temas filosóficos y literarios, la esencia del alfabeto o lenguaje que lo define.
Luis Luna ha desarrollado su carrera bajo el estímulo de una peregrinación constante por diversos lugares del mundo, en los cuales ha tratado de comprender las condiciones que los hacen diferentes y las que una y otra vez remiten a un lugar común: la esencia del ser humano.
Para expresar las conclusiones a que ha llegado en cada oportunidad se ha valido de la utilización de recursos simbólicos, como la frecuente aparición del azul turquesa, color que en él significa, como en los pueblos orientales, la fe; o del púrpura, que implica una presencia sagrada y alquímica. Así logra hacer visible lo insospechado de realidades acerca de las cuales existe, a fuerza de repetición de ideas vacías de contenido, un concepto simple o llano.
Colombia, Alemania, México y más recientemente Estados Unidos han sido los medios de formación de Luis Luna.
Hace poco regresó al país después de completar su maestría en pintura en el School of Visual Arts de Nueva York gracias a una beca otorgada por la Comisión Fulbright. Ahora, con el apoyo de otra beca, la Santander, para creación, de Colcultura, realizará su proyecto 'La ruta del caucho', el cual le implicará emprender un nuevo viaje por el Amazonas, donde una vez más buscará en la vida y ante la presencia de la naturaleza nuevas justificaciones para el arte y para su oficio de pintor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.