Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/17/1983 12:00:00 AM

DE TODO UN POCO

Los 65 años de Bernstein resumen una formación musical que lo inscriben dentro del grupo de los elécticos

DE TODO UN POCO, Sección Cultura, edición 72, Oct 17 1983 DE TODO UN POCO
El pasado 25 de agosto, el maestro Leonard Bernstein cumplía 65 años de edad. Hijo de emigrantes judíos de origen ruso, Leonard Bernstein nació el 25 de agosto de 1918 en un remoto pueblecito de Massachusetts. Célebre director de orquesta y afamado compositor, es quizá el primer músico de reconocido prestigio internacional cuya formación ha sido el resultado de un aprendizaje netamente norteamericano. Habiendo estudiado armonía en la Universidad de Harvard, lecciones de piano en Boston y dirección de orquesta en el Curtis Institute de Filadelfia, su nombre rivaliza con el de dos leyendas vivas de nuestra época: Herbert von Karajan, el director estrella, y Sir Michael Tippet, uno de los más serios y refinados compositores del momento. Reemplazó a la edad de 25 años a Bruno Walter en la dirección de la Orquesta Filarmónica de New York, oficio que se tornó permanente y oficial entre 1958 y 1969, cuando Bernstein hacía simultáneamente las veces de director musical y pianista solista. Consciente de la fuerza didáctica de las comunicaciones modernas, hizo varias series pedagógicas para la televisión estadinense y publicó dos libros importantes: "El Gozo de la música" en 1959 y "La Pregunta sin Respuesta" en 1976.
Más consolidador que innovador Bernstein es un músico ecléctico. Notablemente influido por Stravinsky, Copland, Hindemith y Shostakovitch, también conserva trazas y huellas de Strauss, Mahler y Berg. Amigo por igual del teatro y de la sala de conciertos, bebió además los intensos licores del jazz y de la música latinoamericana. Sus composiciones se destacan particularmente por una estructura rítmica singular: las síncopas y los metros asimétricos se entrecruzan por doquier en sus tiempos lentos y rápidos. Su orquestación está caracterizada por el empleo recurrente del piano solo, por el prolongado ejercicio de los cobres en los registros agudos y por los arduos despliegues de virtuosismo encomendados a la percusión. Músico polivalente y enérgico, ha cultivado con éxito la técnica del encadenamiento de la variación melódica en la que cada idea musical deriva de otra precedente, así como el uso de procedimientos dodecafónicos en el contexto de la tonalidad, "inherente al organismo humano", según el propio compositor.
A lo largo y ancho de sus obras, Leonard Bernstein se ha manifestado preocupado por la desazón y el malestar que incuban el siglo XX. La ópera en un acto "Trouble in Tahiti" satiriza la vida de los suburbios y su sinfonía N°.2 para piano y orquesta "The age of Anxiety" describe el nerviosismo típico de la sociedad contemporánea el éxito mundial "West Side Story" (ilusión teatral de la realidad) narra la problemática social de la gran ciudad la sinfonía N°. 3 para orquesta, coro y soprano "Kaddish" alcanza su mayor intensidad al momento de la oración fúnebre. Su "Misa", pieza de teatro para cantantes, actores y bailarines compuesta en 1971, marca un hito culminante en esta búsqueda de la fe perdida, no obstante el optimismo simplificado de sus "Chichester Psalms" de 1965. Sus intereses literarios y filosóficos lo llevaron a musicalizar "El Banquete" de Platón, "L'alouette" de Jean Anouilh, y algunos poemas de Rilke, Poe, Whitman, Cummings, Gertrude Stein y Frank O'Hara, en un alarde de universalidad que lo hizo aclamar como una de las grandes figuras culturales no sólo norteamericanas sino mundiales.
A la sombra de la joven tradición de una nación de naciones donde todo es presente y porvenir, Bernstein pertenece al grupo musical norteamericano de los eclécticos, junto con Samuel Barber, William Schuman, Virgil Thompson y Gian Carlo Menotti. Músicos que responden a la imagen de su país: sus orígenes son tan diversos que la existencia de un trasfondo popular tradicional se diluye por completo en el inmenso mosaico cultural de los Estados Unidos. Otras dos escuelas musicales yanquis del presente siglo son, a su vez, los americanistas (George Gershwin y Aaron Copland) y los experimentalistas (Charles Ives, Edgar Varése y John Cage con sus pianos preparados), que mucho contribuyeron a propulsar el magnetismo y la vitalidad de las obras sinfónicas estadinenses más recientes. Fondo musical generoso y nuevo que acompaña al maestro Bernstein a la altura de sus 65 años de vida, cuando sus pasos señalan más el rumbo de la ópera que el del mismo Broadway.--
Jaime Valencia Villa Discografía recomendada:
BERNSTEIN, Leonard
1. "Las Tres Sinfonías y los Salmos Chichester". Israel Philarmonic Orchestra. Leonard Bernstein, director.
Christa Ludwig, mezzo. Monserrat Caballé, soprano. Coro de los Niños Cantores de Viena. Discos Deutsche Grammophon, DG 2709 077, Berlin, 1982, 3 discos.
2. "Songfest: ciclo de poemas americanos para seis cantantes y orquesta".
Orquesta Sinfónica Nacional de Washington. Leonard Bernstein, director. Discos Deutsche Grammophon DG 2531044. Berlin, 1978.--

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com