Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1984/02/13 00:00

DE TRES UNO

Errores y aciertos en tres libros recientemente editados

DE TRES UNO

Acomete la Alcaldía de Bogotá una publicación titulada "Ciclovías para el ciudadano" (1983), primer documento sobre la novedosa utilización de las vías urbanas para la recreación popular. Para tranquilidad de los contribuyentes dicho impreso fue financiado por empresas privadas, entre los cuales se encuentran una fábrica de cementos y una productora de bicicletas. 112 páginas, cerca de 250 fotografías, tamaño 22 X 28 cms, encuadernación de pasta dura y color de cabo a rabo, el libro no logra a pesar de su desfogue formal ninguna intención. De texto apenas contiene tres escasas cuartillas con la firma del alcalde y la consabida laudatoria de la imaginación distrital. Un mapa de Bogotá del tamaño del una cajetilla de cigarrillos con línea sobreimpresas en negro demarcando la red de ciclovías y 13 fotos aérea adicionales sin indicación alguna de su ubicación y tomadas en día distinto al de consumo de las ciclovías, es decir saturadas de automóviles, conforman la pobre información sobre el tema. A pesar de que a finales del año 83 hubo un gran simposio en Bogotá con la asistencia de expertos mundiales en el asunto, el libro no recoge estadísticas, proyecciones, filosofía del esparcimiento o popularidad. Los dos y medio centenares de fotografías, agrupadas por deportes, carecen de riqueza gráfica, debido a su informe calidad y al criterio editorial de haberlas colocado sin tratamiento alguno, dejando de aprovechar de talles, marcando instantes, insinuando, ideas. No basta desperdigar en 100 páginas tal cantidad de fotos y hacer un libro. Las imágenes, sancochadas inmisericordemente, compiten entre sí destruyéndose así mismas por la reiteración de motivos. Una escogencia estricta y pensada del material gráfico, una razonada y técnica presentación de los mapas, un texto explicativo y ganas de acertar tal vez hubieran logrado un ahorro de decenas de cientos de miles de pesos y adicionalmente una deliciosa publicación más allá de la frivolidad. La exuberancia y el engañoso fasto del color impreso le abrieron las primeras troneras a las asfaltadas ciclovías.

HACIENDO CUERPO
Edinorma y Carvajal viajan por el mundo de las manos de niños y adultos. "El cuerpo humano" es un libro que traducido a más de 14 idiomas, medio millon de ejemplares, escrito por dos ingleses, impreso y manufacturado en el valle del cauca, logra señalar derroteros en la industria gráfica colombiana.Utilizar una mano de obra diligente y competir internacionalmente es la idea. el libro recoge 12 vistas a doble página, tridimencionales, del funcionamiento del cuerpo. Un alarde de inventiva y laboriosodad artesanal donde varios planos de carton troquelados y superpuestos, movidos por ingeniosos mecanismos,enseñan la fisiología básica de todos los órganos. Tome usted la primera página y saltara una página con lengua y cerebro, abriendo y cerrando la boca.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.