Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1982/08/02 00:00

DE TU A TU CON LOS MINISTROS

Cada diario tiene sus sabuesos políticos. Quienes son.

DE TU A TU CON LOS MINISTROS

El limite, en lodo caso, es muy sutil. La política dificilmente puede subsistir sin su medio publicitario número uno, y el periodismo vive en gran parte de ella. Para los senadores, ministros, gobernadores, esa ambivalente personalidad llamada opinión pública les hace amar y odiar a los redactores politicos. Sobre ellos llueven cocteles, almuerzos, regalos y reuniones privadas "en casa", ademas de amenazas, presiones y chantajes. Para los políticos no hay nada mejor que tener un periodista en el bolsillo y nada más asustador que tenerlo fuera El redactor político es, ante todo, una persona de confianza. Lleva más de cinco años trabajando en el diario ha saltado de seccion en sección hasta desembocar en la política, y generalmente sigue la ideología que propugna el periódico. Guillermo Pérez, de "El Tiempo", es liberal lopista, Carlos Murcia y Edgar Caldas. de "El Espectador", son liberales galanistas, y Amílkar Hernandez, de "El Siglo", afirma contundentemente: "Si bien es cierto que no soy militante, porque la profesión no me da tiempo (no porque no quiera) soy un gran simpatizante del partido conservador".-

IMPARCIALIDAD Y CRITERIOS
Realmente hay una cierta diferencia en el tipo de noticias que sacan a relucir uno u otro medio. Por ejemplo, ni "El Siglo" ni "El Tiempo" le han dado despliegue al problema del Grupo Grancolombiano, tal como lo ha hecho "El Espectador". Y, por otro lado. "El Siglo" destaca la "falta de importancia que tiene la derogatoria del Estado de Sitio, mientras que el "espectador" y el "Tiempo" la resaltan. Son orientaciones diferentes que redundan en la captación misma de la noticia política, afirmando los tres periodicos de ser imparciales y objetivos. Al respecto dice Leonel Fierro redactor político del "tiempo": "nosotros no creemos en la imparcialidad absoluta. De hecho, la información obedece a unos críterios que ya determinan de por si la orientación de la noticia. Estos criterios en nuestro caso son liberales, desde un punto de vista muy general desde un marco muy amplio, muy flexible".
La información política en Colombia como el clima tiene estaciones. Del 20 de julio hasta el 16 de diciembre, cuando funcionan las cámaras hay noticias prácticamente todos los días, pero entre el 16 de diciembre y el 20 de julio la cosa se pone más difícil. Respondiendo a esto, cada periódico organiza de diferente manera los equipos informativos políticos. En "El Tiempo" solo trabajan tres personas cubriendo la parte política. Cada una de ellas simpatiza con un sector político diferente. Guillermo Perez, el coordinador, cubre todo lo relacionado con el lopismo, Leonel Fierro todo lo del galanismo y la izquierda, mientras que Román Medina trabaja el conservatismo. Esto explica Leonel de la siguiente manera. "Uno parte de la premisa según la cual deben exisitr afinidades mínimas que la faciliten a uno el trabajo dentro de parámetros que respondan a la posición política del periodico".
La organización del El Espectador es diferente. Cuatro periodistas componen el departamento político. Dos de ellos se encargas de cubrir todos los aspectos del Congreso, todo el movimiento de sus comisiones, mientras los otros cubren el resto del movimiento político, aspectos del trabajo de los ministros, del presidente, etc.

MI FUENTE
En la relación que cada periodista tiene con su fuente estriba la magnitud de la noticia política. Muchas veces la misma fuente se encarga de dar a conocer información de importacia. "Nosotros disponemos de un directorio telefonico privado y de muy dificil acceso a las personas diferentes a los reporteros políticos". dice Leonel Fierro refiriendose a sus capacidades para conseguir la información. Este tipo de guia la tiene tambien El Espectador en manos de Edgar Caldas pero no todo depende de la guia telefonicas, sino de la relación personal que el periodista tenga con su fuente. Sigue diciendo Leonel " Lo fundamental es el trabajo periodistico en la relación que el reportero logre establecer con su fuente, el grado de confianza. Una de las obligaciones del periodista es hacerse conocer". Pero este acercamiento del periodista a la fuente reviste muchos peligros. El periodista esta invitado a cuanta rumba haga el político. "las mismas fuentes buscan establecer un contacto personal con el periodista, para comprometerlo a uno. Eso no es conveniente. Es muy diferente ir al almuerzo político en calidad de amigo que de periodista. Hay que guardar distancia, con esas fuentes". Estas palabras de Edgar Caldas de El Espectador aclara la función del periodista al respecto, pero de todas maneras hay quienes estan absolutamente comprometidos con los políticos de turno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.