Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/19/2005 12:00:00 AM

Debut con ovación

El sello TDK ha entrado con pie derecho en el mercado nacional con una oferta de clásicos y novedades que muy pocos sellos estarían en condiciones de ofrecer a la afición.

El estreno
Gaetano Donizetti
Lucie de Lammermoor
Lucie: Patricia Ciofi, soprano
Roberto Alagna, tenor.
Patrice Caurier & Moshe Leiser Evelino Pidò, directores
Opéra National de Lyon (2000)
DVD TDK Forum

¿Estreno? Sí. Porque se trata de la versión francesa de Lucia di Lemmermoor (1835) que Donizetti realizó para el Théâtre de la Renaissanse de París en 1839. Esta versión se interpretaba regularmente en Francia hasta fines del siglo XIX. Y tiene sentido, porque al decir de muchos conocedores, desde el punto de vista de coherencia narrativa e intensidad dramática supera al original italiano.

Hay diferencias (y claro, coincidencias): la supresión del rol de Alisa, la del preludio con arpa y cavatina de Lucia Regnaba nel silenzo de Lucie, y la escena de la tormenta, por ejemplo. El célebre sexteto es aquí para cinco voces masculinas y soprano. La parte Raimondo (bajo) es menos significativa, pero la del prometido de Lucie, Arthur (tenor), adquiere importancia y aparece un nuevo rol, Gilbert (bajo), que juega un rol trascendental: casi un embrión de Iago.

Lo anterior hace de esta una versión interesante para conocedores. Pero, la intensidad de la 'puesta' de Patrice Caurier y Moshe Leisser con escenografía de Christian Fenouillat y vestuario de Agostino Cavalca -audaz pero de época- aunada a la idoneidad del elenco y el portentoso canto de Patricia Cioffi (su 'escena de la locura' es delirante) y Roberto Alagna, dirigidos por Avelino Pidò hacen de la Lucie de Lyon la convierten en nuevo clásico del repertorio belcantístico.

El diamante de la corona
Georges Bizet
CARMEN
Elena Obraztsova, mezzosoprano.Plácido Domingo, tenor. Isobel Buchanan, soprano. Yuri Mazurok, barítono. Franco Zeffirelli ,Carlos Kleiber, directores
Ópera del Estado de Viena
(1978)
DVD · TDK · Forum

Hay buenas funciones de ópera. También emotivas e impecables. Pero las noches históricas son pocas. Esta es una de esas. No por el elenco, que es insuperable, ni por la magnificencia del espectáculo, sino por la presencia en el foso de la orquesta Carlos Kleiber, uno de los más míticos directores de orquesta de la historia.

Todo el mundo en la sala (cantantes, músicos y público) intuye perfectamente que su presencia es un suceso que difícilmente volverá a repetirse. Y el milagro se produce desde cuando Kleiber, en sus famosos tiempos rapidísimos ataca el preludio al acto I. Lo demás llega por añadidura. La producción de Zeffirelli es la quintaesencia de la atmósfera mediterránea y el cultísimo público vienés sucumbe ante la belleza de los decorados cuando aplaude la escenografía del acto II.

Elena Obraztsova hace una Carmen gloriosa y su voz retumba por la sala como el órgano de una catedral. Plácido Domingo está en una de sus grandes noches y Yuri Mazurok canta un visceral Escamillo, mientras Isobel Buchanan, la joven soprano escocesa saborea las mieles de su consagración en Viena.

Los ejecutivos de TDK pidieron permiso a Kleiber para poner en el mercado su mítica Carmen de Viena de 1978. Para su sorpresa accedió. Programaron lanzarla para el otoño del año pasado. Kleiber no lo vio porque murió en julio de ese mismo año.

Rusa hasta la médula
Piotr I. Tchaikovsky
EUGENE ONEGÍN
Vladimir Redkin, barítono.
Maria Gavrilova, soprano.
Boris Pokrovsky, Mark Ermler, directores
Teatro Bolshoi, Moscú (2000)
DVD TDK Forum

Parodiando a Tchaikowsky, este Eugene Onegín es "ruso, ruso hasta la médula". Además llena un vacío, porque de la más popular, la más autobiográfica y la más lírica de las óperas de Tchaikowsky existe otra versión, pero no alcanza la intensidad real del drama y está lamentablemente mutilada.

La producción es un clásico del repertorio del Bolshoi, donde ocurrió justamente el estreno en 1879: se trata de la suntuosa puesta en escena de 1940 Boris Pokrosky, con decorados de Piotr Williams y coreografías (muy importante) de Vladimir Varkovitsky, restaurada para esta representación de octubre de 2000.

En el interior de la sala moscovita hay electricidad pura. Vladimir Redkin resuelve magníficamente el ingrato papel protagonista de cínico antihéroe y a Nikolai Baskov lo ovacionan en su célebre aria Kuda, Kuda. En cuanto a Maria Gavrilova, pues su Tatyana (verdadera protagonista) es antológica: es la única voz de los últimos años cuyo nombre merecería estar al lado del de Vishnievskaya, mítica Tatyana de la posguerra, porque enloquece al Bolshoi luego de la "escena de la carta".

NOTA: Todos los DVD traen subtítulos en castellano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?