Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1989/06/12 00:00

DESPUES DE LOS TREINTA

Una serie de televisión sobre la vida cotidiana de las nuevas parejas, le pone la pata a las novelas de millonarios.

DESPUES DE LOS TREINTA

El título no podía ser más obvio.
No cuenta con grandes estrellas ni hay mayores conflictos. Tampoco se ven mansiones o lujosos escenarios. Y su trama no podia ser más simple: la historia de varias parejas jovenes. Un grupo de amigos que han dejado atras la vida rebelde de los setenta para enfrentarse, en los ochenta, a la vida profesional y conyugal.
Con seguridad, hace unos años muy pocos hubieran apostado a favor de una serie de televisión donde los ingredientes son la vida cotidiana y domestica de una pareja que estrena paternidad y los problemas sentimentales, familiares y profesionales de tres amigos y los conflictos existenciales de una prima soltera y su ex novio. Sin embargo, el año pasado la serie "Después de los treinta" se llevó el premio Emmy, que es algo asi como el Oscar de la pantalla chica. Hace unas semanas Cempro comenzo a presentarla en Colombia y, desde el primer capitulo, empezó a atrapar seguidores.

Los televidentes, acostumbrados a ver series que oscilan entre las tiernas pero cursis historias de la familia Engalls o los truculentos pero igualmente irreales episodios de los Carrington, han recibido con beneplacito una serie en la que el tema es simplemente la vida cotidiana de las parejas jovenes. Y si bien el dramatizado se ha abierto camino por meritos propios, tambien es cierto que viene en la misma linea de otra muy similar e igualmente exitosa: "Lazos familiares", la serie que lanzó al estrellato a Michael Fox y que fue una de las pioneras en explotar la formula de presentar, con un humor inteligente y algo de filosofia, la vida diaria de una familia media norteamericana, formada por dos asistentes a Woodstock que, al cabo de los años, se enfrentan a la paternidad con un hijo mayor reaccionario y metalizado. Los persorlajes de "Después de los treinta" pertenecen a la generación de la década siguiente, mas jovenes pero igualmente rebeldes en su tiempo, viven una vida comun y corriente, en la que el cariño y las relaciones interpersonales son una constante.
No se trata esta vez de esas familias con características excepcionales, como el padre viudo con un gran número de hijos de "Ocho son suficientes", o la altruista adopción de dos pequeños de Harlem, de "Blanco y negro", tampoco es el caso de las cinco chicas huerfanas que encuentran un padre millonario. Se trata de llegar con las camaras hasta las cocinas, las alcobas y la intimidad de siete buenos amigos de infancia, que algo conservan de sus cuestionamientos juveniles pero tambien algo han dejado para reconciliarse con muchos valores que antes atacaron. Parejas que tratan de obtener la felicidad compaginando exito profesional y armonia familiar.

Esta es la primera vez que la televisión norteamericana se interesa por mostrar, en una forma realista, la vida de las parejas jóvenes. La serie ha alcanzado el exito en todos los paises donde ha sido presentada porque, haciendo a un lado algunos visos gringos, puede decirse que tiene ingredientes universales. Creada por Edward Zwick y Marshall Herskovitz, esta escrita como un cuento corto donde el escenario central es el hogar de Michael y Hope, una casa al estilo de los cincuenta, donde todos los personajes confluyen. Michael (Ken Olin), a pesar de ser el prototipo del yuppie no lo es tanto como debiera; su encanto radica en que parece tener siempre la mente en otro lugar. En cambio su esposa Hope (Mel Harris), siempre esta donde se le necesita, aunque su aire de dulzura podria a veces confundirse con resignación o condescendencia. El mejor amigo de Michael, Elliot, (Timothy Busfield) es el tipico hombre-niño cuyo matrimonio con Nancy (Patricia Wettin) vive en permanente conflicto. El otro hombre en la serie es Gary (Peter Horton), de pelo rubio y largo, es el prototipo de hombre que todas las mujeres después de la liberación femenina desean. Un hombre seguro pero tambien capaz de demostrar sus sentimientos. Su novia Susana (Luke Rossi), en cambio, parece ser una mujer dura, seca y suficiente, pero detras de esa armadura Gary sabe que hay una mujer sensible, tierna y sola.
Aunque todos parecen ser personajes contradictorios, son las dos mujeres secundarias en el programa las que más conflictos presentan. Melissa (Melanie Mayron), una fotografa que carece de todo lo que se necesita para tener exito en ese mundo de las modelos, es mas que todo una humanista y sus fotografías siempre tienen algo que decir. La amiga de Hope, Ellyn (Polly Draper), es la mas neurótica de todos y esta siempre a la defensiva. Y sin duda, el otro personaje en la serie es el televidente, que se ve metido en esas cuatro paredes hasta convertirse en complice de sus secretos, identificarse con sus conflictos o entender sus silencios simplemente porque son historias que mantienen la dimensión justa de la vida real. Y, al parecer, la vida real tambien es un buen tema para televisión. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.