Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1983/11/21 00:00

DETRAS DE LAS NOTICIAS

Un analisis de cómo los medios de comunicación producen y procesan la información

DETRAS DE LAS NOTICIAS

"Construir el acontecimiento". Eliseo Veron. Editorial Gedisa (Cruz del Sur). 1983, 201 páginas.
"Los medios informativos son el lugar en donde las sociedades industriales producen nuestra realidad". Ni más ni menos, ésta es la importancia y la función que Eliseo Veron asigna a los medios de comunicación. Para demostrar su teoría, Veron ilustra el proceso informativo que se originó, a partir del 28 de Marzo de 1979, en la central nuclear de Three Mile Island (TMI) al romperse una bomba de alimentación de agua del sistema refrigerante de uno de los dos reactores atómicos. Si la información sobre este accidente jamás se hubiera dado a conocer -afirma Veron- el hecho mismo quedaría reducido al círculo limitado de la experiencia de unas pocas personas. Sin esa información filtrada al exterior, el acontecimiento de TMI no hubiera tenido lugar: jamás se hubiera presentado la ola de pánico entre los habitantes del pueblo vecino de Harrisburg, el gobierno norteamericano no hubiera sentido la necesidad de crear una comisión investigadora; tampoco el accidente se hubiera convertido en un toque de alarma para advertir sobre los peligros nucleares, y, en fin, los medios de comunicación no se habrían ocupado de una información que fue modificando sus puntos de vista en la vertiginosa medida en que se fueron agravando las consecuencias del accidente. Puede decirse así que son los medios de comunicación los que "construyen el acontecimiento".
La forma como los medios de comunicación elaboraron la información, en el caso de TMI se vuelve ejemplar, porque allí el problema de la legitimidad de la información sale a la superficie. ¿Tienen los medios de comunicación algunos límites que les fija una ética restrictiva estricta? O ¿es relativo ese principio fundamental basado en el mito de la objetividad? Y ¿es que tal objetividad es posible? Esto, y la manera como se produce y se procesa la información en prensa, radio y T.V. son los temas que desarrolla Veron a lo largo_del libro, y cuyo sentido no deja de ser un tanto paradójico, puesto que siendo algo que está tan cerca de nosotros también se encuentra a considerable distancia. Cerca, porque la información hace parte de nuestra vida diaria y de una manera más general pone en juego el porvenir de la sociedad, y lejos porque no conocemos muy precisamente sus efectos ni las leyes que rigen su orientación.
En "Construir el acontecimiento" el autor reconstruye con su método toda la panoplia informativa del suceso: recupera el caudal noticioso del incidente de TMI para analizarlo paso a paso a traves de cada noticia que compara con el hecho mismo, y luego establece las convergencias y divergencias con las versiones que han dado los otros medios. Así va cuestionando los modos informativos, estableciendo hasta dónde la ideología de un periódico transforma la información para acomodarla a su situación o a su estilo.
Libro imprescindible éste para el periodista del oficio diario, que muchas veces ignora esa teoría de la construcción del acontecimiento, en el proceso de la noticia; teoría imprescindible porque da una visión clara que relaciona, más allá de lo puramente formal y literal, los hechos y lo de que ellos se informa, diaria o semanalmente. La importancia práctica de "Construir el acontecimiento" es evidente en tanto que induce a razonar de una manera distinta a la habitual sobre los mecanismos mentales del oficio, sobre los automatismos de su ejecución y en donde pocas veces cabe esa distancia crítica en la que Veron encuentra un medio para alcanzar una distinción válida entre lo que es la veracidad y legitimidad en el periodismo y lo que no lo es. Y si para el periodista es importante este libro,para el estudiante de comunicación ha de ser como el abecé de su discurso periodístico en ciernes.
Enrique Pulecio Mariño

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.