Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/24/2015 10:00:00 AM

Diamante Eléctrico, el trío que hará retumbar sus brillos en El Campín

El mismo Dave Grohl, líder de los Foo Fighters, escogió la banda bogotana para que abriera su primer concierto en Colombia el próximo 31 de enero.

'Hagámonos Mierda' fue el primer nombre que Diamante Eléctrico le dio a su nueva canción 'Todo va a Arder'. Este sencillo hace parte del álbum llamado 'B', que será lanzado a mediados de este año, el cual seguramente tendrá esa buena dosis de oscuridad elegante y necesaria, aquella que lamentablemente se pierde cada vez más en el rock foráneo y en el criollo.  

Juan Galeano, en los bajos y el viva voz; Daniel Álvarez, en las estridencias, y Andee Zeta, en los redobles, iniciaron sus encuentros sonoros en junio del año 2012. Por esos días Galeano caminaba con la sed de aquel que viene de morder el polvo varias veces y sin pausa. Sus intentos como solista no salían como esperaba, pero, a pesar de la poca luz en el camino, el dinamo todavía no dejaba de generar carga para iluminar y continuar.

Él desenfundó su corazón y ellos siguieron su voz. Los otros poseedores de las puntas de la joya llevaban cerca al encuentro mucho tiempo, sin tanto escarbar el diamante que surge de la cueva del fracaso, se enchufa a la corriente con sus tres conectores de alto voltaje, para comenzar a sonar fuerte, profundo y certero, en los cerebros de los que todavía creen.  

La banda bogotana transmite coherencia, lo cual no significa que la logre, eso es casi un imposible para cualquiera, colectiva o individualmente. Respetan el rock, sus esencias, sus bemoles, sus avernos, su complejidad, su lamento. Sus buenos riffs ya están instalados en miles de conciencias, sus precisos y alentadoras vibraciones desencajan emociones y sus bajos van en contra de la quietud y la inercia.

Las historias contadas vienen de la pluma de Juan, ellas no están en el país de las maravillas, las estrellas o los peluches, carecen de buenas intenciones, de frases de conquista y de la simpleza de agradar a todos. El castellano es su ingrediente, un alimento exquisito que muy pocos saben cocinar y llevar aun mejor lugar de lo cotidiano. Bienaventurados quienes lo veneran.

Los Diamante Eléctrico por fortuna son un buen síntoma para nuestro siempre convaleciente rock nacional. Unos ahora sólo hablan de las bondades del agua y parecen no bañarse en días, otros siguen insistiendo en cantar como un gringo cuando Obama ya da declaraciones con acento mexicano, y ni hablar de ese buen guitarrista que pasó de hacer metal a cantar con Juan Gabriel. Por estos días las portadas son para Carlos Vives, eso sí, con una chamarra rockera muy bien puesta.

Con seguridad no tendrán la amplificación que se quisiera para llegar de la mejor manera a un público tan numeroso, pero seguramente sabrán aprovechar el tocar en la tarima de los Foo Fighters y sentir desde allí el sublime retorno del 'coloso de la 57'. Un gran paso para una nueva banda que le apuesta a no mentirse. Ser auténtico paga.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.